ELECCIONES MUNICIPALES

Cuba inicia sucesión de Raúl Castro

Comenzó proceso de elegir nuevo presidente. Solo está habilitado el Partido Comunista

Raúl Castro votó ayer en los comicios municipales. Foto: AFP
Raúl Castro votó ayer en los comicios municipales. Foto: AFP

Un día después de conmemorar el primer aniversario de la muerte de Fidel Castro y con la retirada de la presidencia de Raúl Castro prevista para febrero, Cuba celebró ayer sus elecciones municipales con un mensaje de unidad desde la cúpula del régimen. El supuesto delfín del general y posible próximo presidente, el vicepresidente Miguel Díaz-Canel, de 57 años y representante de la generación de mandatarios nacida después de la Revolución de 1959, apostó por la "continuidad" del sistema y zanjó: "No concibo rupturas".

Díaz-Canel, en declaraciones a los medios, esquivó la pregunta sobre su esperado ascenso a la presidencia y se limitó a reiterar la firmeza del statu quo: "Habrá presidentes en Cuba siempre defendiendo la Revolución y serán compañeros que saldrán del pueblo, los elegirá el pueblo".

El vicepresidente, exministro de Educación, es un hombre con reputación de tecnócrata y talante reformista, pero este año, acercándose su previsible paso al mando, ha mostrado una faceta más doctrinaria. En un video filtrado en verano se le pudo ver en una reunión con militantes del Partido Comunista cargando contra opositores, medios independientes y partidarios de la promoción de la empresa privada. Sus palabras parecían sacadas del viejo morral oratorio de Fidel Castro y, soltando amarras con su fama de aperturista, se mostró intransigente con quienes propongan una reforma del sistema desde posiciones de izquierda: "Una oposición que no confronta directamente a la Revolución", advirtió, "usa un discurso socialdemócrata y no está identificada como gente contrarrevolucionaria".

Sin oposición.

En todo el proceso no está permitida la participación de partidos alternativos al Comunista, establecido como fuerza política única por mandato constitucional.

Disidentes denuncian que el Gobierno ha reprimido las candidaturas independientes a delegados municipales, permitidas por la ley electoral. La plataforma #Otro18 intentó presentar 182 candidatos, pero no lo logró con ninguno.

"El Gobierno tuvo que violar de forma flagrante su propio andamiaje legal para prevalecer", afirma Manuel Cuesta Morúa, promotor de la iniciativa. Así, el primer paso de la transición al postcastrismo ha sido más castrismo. La victoria de Donald Trump en EE.UU. con su política de mano dura hacia el régimen y la tremenda crisis del aliado principal de La Habana, la Venezuela de Nicolás Maduro, han hecho resurgir la mentalidad de plaza sitiada, de trinchera geopolítica, propia de los tiempos de Fidel.

Elecciones tildadas de "una farsa"

Más de ocho millones de cubanos mayores de 16 años (en una población de 11,2 millones), fueron convocados a elegir por voto directo y secreto a 12.515 concejales entre unos 30.000 candidatos propuestos a mano alzada en asambleas vecinales, ninguno de ellos miembro de la disidencia. El Partido Comunista Cubano es el único autorizado a hacer política en la isla.

Los comicios municipales son el primer paso del proceso que debe terminar en febrero con la elección del sustituto del presidente Raúl Castro, de 86 años, quien anunció su retiro para esa fecha.

El mecanismo electoral, diseñado para perpetuar el sistema socialista instaurado en 1959, establece que los concejales elijan a los diputados y ellos al presidente. El voto no es obligatorio.

La disidencia ha catalogado de "farsa" el sistema electoral.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)