Castro espera retiren al país de lista terrorista; también se acerca a Europa

Cuba confía en abrir embajadas con EE.UU., pero falta acuerdo

El presidente de Cuba, Raúl Castro, hizo un balance positivo del rumbo de la distensión tanto con la Unión Europea (UE) como con Estados Unidos, proceso este último en el que, según dijo, se "podrán nombrar embajadores" tras la salida oficial de la isla de la lista de países promotores del terrorismo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hollande y Castro conversaron en La Habana sobre relaciones de Cuba y Unión Europea. Foto: EFE.

"Después de 45 días, que se cumplen el día 29 de mayo, ya se levantará ese tipo de injusta acusación y podremos nombrar los embajadores. Ahora la Cancillería está discutiendo las trámites", indicó Castro a la prensa.

De esa manera, se cumple con una demanda histórica de Cuba y su retirada de esa lista, en la que figuraba desde 1982, que ayudará a desbloquear las discusiones para la apertura de las embajadas, algo que Estados Unidos deseaba que hubiera sucedido antes de la Cumbre de las Américas en abril.

"Va bien la cosa (con Estados Unidos), desde luego a nuestro ritmo, que muchos se preguntan y critican que vamos muy lentos. ¿Y para qué tenemos que ir corriendo, para cometer errores?", señaló.

No obstante, para la apertura de embajadas quedan todavía asuntos pendientes como el radio de movimiento del personal diplomático, ya que los estadounidenses alegan que no debe ser menor al que ya tienen en Rusia, China o Vietnam.

Castro explicó que el presidente estadounidense Ronald Reagan (1981-1989), impuso límites al desplazamiento de funcionarios cubanos más allá de Washington y Nueva York; a lo que Cuba respondió en su día con una medida semejante en La Habana.

La principal preocupación de la parte cubana, que el propio Castro manifestó al presidente Barack Obama en su encuentro en la cumbre de Panamá, es el comportamiento que tendrán los diplomáticos de la futura embajada estadounidense en La Habana y que "continúen haciendo las cosas ilegales que hacen ahora", dijo sobre sus contactos con disidentes y opositores. "Todos tenemos que ajustarnos a los acuerdos sobre el comportamiento de los diplomáticos en todo el mundo aprobados en la Convención de Viena de 1948", recalcó.

Anuncio.

El gobierno de Estados Unidos, a través del Departamento de Estado anunció, que el próximo jueves 21, se realizará la cuarta ronda de negociaciones con Cuba para abordar aspectos de la reanudación de relaciones, y la reapertura de embajas en Washington DC y La Habana.

La reunión tendrá como protagonistas a la secretaria de Estado Adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, y la director general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal.

Será la primera reunión en persona de los jefes negociadores desde marzo y la cuarta desde el anuncio que hicieron, el 17 de diciembre pasado, los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, que abrió el camino para restablecer las relaciones diplomáticas rotas desde 1961.

El Departamento de Estado no precisó dónde se realizará el encuentro, pero destacó que "una embajada de Estados Unidos en La Habana permitirá promover más eficazmente nuestros intereses y valores, y aumentar nuestro compromiso con el pueblo cubano".

Asimismo, indicó que desde diciembre, "Estados Unidos y Cuba han aumentado su comunicación en varias cuestiones, incluyendo asuntos de importancia mutua como migración, aplicación de la ley, acceso a la información, protección mediambiental y tráfico de personas".

En paralelo a las negociaciones entre Jacobson y Vidal, los dos países sostienen una serie de contactos sobre asuntos técnicos, como aviación civil. El pasado 31 de marzo, tuvieron un primer encuentro sobre derechos humanos, uno de los temas más espinosos en el proceso de acercamiento.

Otro frente.

Cuba también está enfocada en acercarse a la Unión Europea (UE). El presidente Raúl Castro se refirió al avance de las negociaciones que se abrieron en abril de 2014 para alcanzar un acuerdo bilateral que ponga fin a la "posición común", que rige desde 1996 las relaciones del bloque con la isla.

Esa "posición común" hacia Cuba fue adoptada por la UE a iniciativa del entonces presidente del Gobierno español José María Aznar (1990-2004, conservador), que condiciona el diálogo con la isla comunista a avances democráticos y en materia de derechos humanos.

La negociación entre Cuba y la UE se impulsó decisivamente a finales del pasado marzo con la visita a Cuba de la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, cuando acordaron acelerar sus conversaciones para lograr antes de fin de año un acuerdo de diálogo político y cooperación, que enterraría de manera definitiva la "posición común".

En el marco de estos dos procesos, Cuba recibió, la semana pasada, la visita oficial del presidente de Francia, François Hollande, la primera en la historia de un jefe de Estado galo y la primera en casi tres décadas de un mandatario de la UE. Hollande conversó con Fidel y Raúl Castro.

La nueva relación se afianza en la cultura.

La Orquesta Sinfónica de Minnesota ofreció dos conciertos en el Teatro Nacional de La Habana, en su regreso a los escenarios cubanos después de 85 años, en un nuevo paso hacia normalizar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

La gira de la orquesta coincide con la presencia del coro del Castleton State College, del Estado de Vermont (noreste de Estados Unidos), que también actúa en La Habana.

Los intercambios culturales entre Cuba y Estados Unidos se han incrementado desde el anuncio que presidentes Barack Obama y Raúl Castro hicieron el 17 de diciembre.

La banda California Repercussions, formada por medio centenar de músicos, brindó en febrero el primer concierto de músicos estadounidenses en la isla comunista después del histórico deshielo. AFP

Pide indagar la muerte de su padre, un opositor.

Rosa María Payá, hija del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá, afirmó que pidió a la secretaria de Estado Adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, y al asesor del presidente Barack Obama para asuntos de ese continente, Ricardo Zúñiga, llevar a la mesa de conversaciones entre Estados Unidos y Cuba su demanda de que se abra una investigación independiente sobre la muerte de su padre, ocurrirda en julio de 2012.

"Lo pedí desde una posición no exclusivamente familiar, sino por el derecho que tenemos todos los cubanos de saber la verdad y que se permita una investigación independiente que aclare las circunstancias de la muerte", afirmó Payá.

Sostuvo que ambos se comprometieron a llevar ese tema a las rondas de diálogo sobre derechos humanos. Afirma que la versión oficial sobre la muerte de su padre es falsa, ya que ella considera que el accidente en la ruta, en el que perdió la vida fue un atentado. Aseguró que la familia cuenta con un equipo de abogados y peritos que reúne pruebas.

Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) falleció junto al también disidente cubano Harold Cepero, el 22 de julio de 201, cerca de la ciudad de Bayamo, en Cuba, al impactar contra un árbol el vehículo en el que viajaban y que conducía Ángel Carromero, un dirigente de las juventudes del Partido Popular de España. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)