CRISIS EN EL RÉGIMEN CHAVISTA

Cuatro muertos por las protestas en Venezuela

Maduro despedido por una lluvia de huevos; riña en una misa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El cardenal Urosa pidió a Maduro que no ampare a bandas de civiles armados. Foto: Reuters

Dos nuevas muertes confirmadas ayer elevaron a cuatro las víctimas fatales por los enfrentamientos entre la policía y opositores en Venezuela desde que comenzó la ola de manifestaciones callejeras a principios de mes. Las últimas muertes fueron entre la noche del martes y la madrugada del miércoles en el estado de Lara, en el centro de Venezuela, donde hubo además 12 heridos de bala, según el gobernador Henri Falcón.

"Hay grupos infiltrados e interesados en generar anarquía y desorden. Hay heridos y fallecidos, cosa que nadie debe alentar", denunció Falcón.

La fiscalía precisó más tarde en un comunicado que está investigando la muerte de un niño de 13 años y un hombre de 36 años que "se encontraban en las manifestaciones". Estas, que han sido reprimidas por las fuerzas de seguridad, dejaron decenas de heridos y, según la organización no gubernamental Foro Penal, hubo 325 arrestos en la última semana con 153 personas aún tras las rejas.

El martes, ocho jóvenes de entre 15 y 19 años fueron detenidos en el sur del país acusados de arrojarle objetos contundentes (entre ellos huevos) al presidente Nicolás Maduro. Al finalizar un desfile militar en San Félix, Maduro se retiró en un jeep descubierto recibiendo la ovación de la multitud, pero conforme avanzaba la caravana, los reproches se hicieron evidentes y algunos le lanzaron objetos, según un video compartido en redes sociales.

Y ayer miércoles, en plena Semana Santa, la misa antes de la procesión del Cristo del Nazareno en Caracas —un evento muy concurrido— fue interrumpida momentáneamente cuando adversarios y seguidores del gobierno se enfrentaron a puños y empujones dentro de una iglesia.

"¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!", gritó una multitud en la Basílica de Santa Teresa, cuando el cardenal Jorge Urosa, quien ofició la ceremonia, dio por culminado el acto. Segundos después empezaron los enfrentamientos dentro del templo, que obligaron a policías a ingresar para calmar la situación. Varios feligreses ajenos a la refriega corrieron aterrados. El dirigente opositor Antonio Ecarri, presente en la misa, denunció que "el cardenal fue golpeado" al salir de la iglesia. El prelado abandonó el lugar escoltado por agentes policiales.

Estos incidentes son un reflejo de la alta tensión que se vive en Venezuela por la crisis política y económica que han desencadenado las manifestaciones que la oposición inició en todo el país el pasado 1° de abril en reclamo de elecciones municipales y presidenciales.

La oposición convocó a sus simpatizantes a congregarse nuevamente hoy jueves.

Ayer miércoles el cardenal Urosa rechazó la supuesta actuación en las manifestaciones opositoras de grupos civiles armados, conocidos como "colectivos" identificados con el chavismo, y dijo que el gobierno de Maduro no los puede "seguir amparando", ya que, "sin duda alguna, no tienen ninguna autoridad".

"Esas bandas civiles armadas son ilegales y ciertamente incurren en delitos", dijo Urosa, segundo vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, en una rueda de prensa.

Urosa, al igual que varios dirigentes opositores, han denunciado la presencia de grupos civiles armados que actúan en apoyo al gobierno. El chavismo ha defendido a los llamados "colectivos" como grupos civiles que desarrollan actividades comunitarias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)