VIDEO

"Cristina sabía, De Vido sabía y todos se hicieron ricos"

Fariña volvió a insistir en que la ex presidenta argentina estaba al tanto de las maniobras de lavado de dinero; Fernández rechazó todo tipo de acusación.

Desde que Cristina Fernández de Kirchner abandonó el poder, han surgido nuevos detalles de la trama de corrupción que se escondió durante muchos años. Ayer, otra acusación más: Leonardo Fariña, quien fue parte del circuito de lavado de dinero conocido como "la ruta del dinero K", dijo ayer que la exjefa de Estado y altísimos jerarcas de la antigua administración "sabían" lo que pasaba y "se hicieron ricos".

Fariña, quien participó como asesor financiero de las enormes maniobras, fue preguntado acerca de cuánto dinero llegaron a desplazar en un avión. El "valijero" contestó que "han llegado a traer en un solo saque 10 millones de dólares".

En la entrevista televisiva en el programa La Cornisa, Fariña, quien hace tres meses declaró en la causa como testigo protegido, agregó: "Cristina (Fernández) sabía, (exministro de Planificación Federal Julio) De Vido sabía, (extitular de la AFIP Ricardo) Echegaray sabía, (expresidente de la Unidad de Información Financiera José) Sbatella sabía. Todos sabían, y todos también se hicieron ricos".

Cristina Fernández fue recibida por una multitud tras su arribo a Buenos Aires. Foto: AFP
Cristina Fernández fue recibida por una multitud tras su arribo a Buenos Aires. Foto: AFP

Según la versión de Fariña, quien controlaba el aeropuerto de Río Gallegos —ciudad natal de los Kirchner en la sureña provincia de Santa Cruz y a donde transportaban buena parte del dinero ilegal— era la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). "La aduana es la AFIP", comentó, con lo que su versión implica un encubrimiento por parte de las autoridades en este escándalo de corrupción.

Fariña comentó que Máximo, el hijo del ex matrimonio presidencial, era "el caballo de Cristina". "Él iba a buscar la (plata) que era de su padre", manifestó.

"Cristina Kirchner fue beneficiada del dinero negro de Lázaro Báez", agregó Fariña, quien hoy se encuentra excarcelado y próximamente hará una ampliación de indagatoria sobre el caso. "Me saqué una mochila", manifestó, al confesar su participación sobre el entramado de corrupción.

Cristina habló.

La exmandataria se refirió a los episodios de corrupción que se le atribuyen. "Es evidente que estoy siendo perseguida", dijo en una entrevista telefónica que brindó al canal C5N. "Si se quiere hacer una caza de brujas sigan así, pero es muy evidente y grosero", dijo.

La expresidenta rechazó todas las acusaciones de corrupción que hay en su contra. "Son cifras irrisorias", al negar haber cobrado retornos por la asignación de obras públicas a través de los negocios con Lázaro Báez.

Fernández llegó a Buenos Aires el sábado pasado tras más de dos meses alejada de la vida pública y estar alojada en su casa en Santa Cruz. En el aeropuerto fue recibida por una multitud de seguidores y militantes con los que se sacó fotos. "No vine por la notificación de (Claudio) Bonadio porque está apelada. Vine por mi hija, que cumple años".

Bonadio investiga a Fernández por presunto delito de enriquecimiento ilícito y adulteración de documentos públicos en la empresa Los Sauces, una sociedad utilizada para realizar operaciones inmobiliarias con Austral Construcciones, la empresa de Lázaro Báez, el principal adjudicatario de la obra pública en la provincia de Santa Cruz y hoy procesado con prisión por lavado de dinero. Fernández también es investigada en la causa Hotesur, en la que se denuncia que Lázaro Báez y Cristóbal López habrían alquilado por sumas millonarias las habitaciones de hoteles de la exjefa de Estado sin ocuparlas.

"¿Alguien puede pensar que en un monto de obra pública multimillonario alguien va a hacer maniobras de corrupción a través del alquiler de uno, dos o tres inmuebles? Son cifras irrisorias", aseveró.

Según indicó, no hay ningún ilícito en que empresarios como Lázaro Báez y Cristóbal López hayan sido los contratistas más importantes del Estado y al mismo tiempo le pagaran a su familia por el alquiler de sus hoteles. "Son sólo dos contratistas que ni siquiera eran los más importantes", aseguró.

"No soy testaferro".

Báez ha sido uno de los empresarios que más se enriqueció durante el ciclo kirchnerista. Muy amigo del exmatrimonio presidencial, creó la empresa constructora Austral pocos días antes de que Néstor Kirchner asumiera el poder en 2003. Ayer, salió a la prensa para criticar las acusaciones que en Argentina pesan sobre él y su familia y dijo que "no es testaferro" de la expresidenta.

En un conversación telefónica desde la cárcel con el portal argentino Infobae, lamentó que él y su familia hayan sido "condenados anticipadamente" por la opinión pública.

"No soy testaferro de Cristina Fernández de Kirchner ni de la familia Kirchner. Un testaferro no pediría en la causa y por escrito que se investigue la obra pública porque aparentemente todo el mundo pretende que se corte el hilo en Lázaro Báez", recalcó.

El dueño de Austral Construcciones hizo hincapié en que su defensa ha pedido que se investigue la concesión de obras públicas y aseguró que la información que sale a la luz está orientada a inculparle a él y a su familia.

"No sé si se trata de traición o no traición, lo que sí creo es que acá hay demasiada mano extraña para que, vuelvo a reiterar, el hilo se corte en Lázaro Báez", acusó. Ejemplo de ello, según el detenido, son los incidentes que vivieron sus hijos esta semana cuando, llamados a testificar por la Justicia en el marco de la misma causa, regresaron a Buenos Aires y sufrieron insultos de la gente mientras que Máximo Kirchner —que casualmente viajó en el mismo avión— pasó sin ningún tipo de inconveniente.

"Es una expresión clarita de lo que estamos hablando. A mis hijos los insultaron y atrás sale el hijo de la expresidenta... muy amable, todo el mundo una recepción fantástica. Nosotros no somos los que manejábamos los intereses de este país y tampoco éramos los que direccionábamos, como dicen, la obra pública ni nada que se refiera a concesiones, esto, aquello o lo demás", dijo.

Fuente: La Nación/GDA, EFE y AFP

Un narco y la campaña de Cristina del año 2007

Iber Pérez Corradi, el narcotraficante acusado de ser el autor intelectual de un triple crimen de 2008 y del que se vincula a exjerarcas kirchneristas, dijo ayer que "hay gente que no cuenta lo que pasó en la campaña (presidencial) de 2007", que terminó ganando Cristina Fernández, en relación a cómo se obtuvieron los recursos para terminar

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)