INVESTIGACIONES SOBRE CORRUPCIÓN

Cristina K jaqueada por la Justicia sale al ataque

“Las garantías constitucionales están amenazadas”, afirma.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
CFK: ayer comunicó a los jueces que la investigan que suspendió sus vacaciones. Foto: Reuters

La expresidenta Cristina Kirchner suspendió sus previstas vacaciones en el exterior porque, según consignó en un escrito judicial, en Argentina "las garantías constitucionales se ven seriamente amenazadas".

El abogado de la exmandataria, Carlos Beraldi, presentó ayer miércoles un escrito con el que informó que su defendida se quedará en el país y no emprenderá el viaje a Croacia que tenía previsto hacer junto a su hija Florencia.

La expresidenta había informado a los jueces Claudio Bonadio y Julián Ercolini, que la investigan en distintas causas, que estaría fuera del país entre el 14 y el 24 febrero, pero ayer los notificó sobre el cambio de planes.

"Vengo a manifestar que he tomado la decisión de no viajar —pese a tener el derecho a hacerlo— y quedarme en el país", sostuvo la expresidenta a través de un escrito de dos páginas que fue presentado por su abogado.

La exmandataria tomó la decisión por "los gravísimos hechos que son de público y notorio conocimiento, inéditos en el período de la democracia argentina que se iniciara en 1983, los cuales son protagonizados por quienes deberían garantizar el ejercicio de los derechos reconocidos por la Constitución Nacional, por las obligaciones funcionales que la misma les impone".

Cristina Kirchner sostuvo que en la actualidad Argentina atraviesa una crisis institucional y criticó al gobierno de Mauricio Macri, aunque no mencionó al mandatario a lo largo del escrito. "El haber sido presidenta constitucional durante dos mandatos consecutivos, con el honor de ser la mandataria más votada después de Juan Domingo Perón y haber presidido el país durante el período de mayores libertades de las que se tenga memoria en democracia, hacen que haya tomado esa decisión", sostuvo.

"Cuando las libertades, derechos y garantías constitucionales se ven seriamente amenazadas, es necesario actuar con el mayor grado de responsabilidad política y personal", agregó.

"Aquellos que pretenden instalar el control social a través del miedo y la intimidación puede ser que lo logren por un tiempo. Sin embargo, la historia de la humanidad en general y de los argentinos en particular ha demostrado que el miedo es un arma de doble filo que termina cayendo, inexorablemente, sobre aquellos que la empuñan", concluyó.

El juez Bonadio investiga a la expresidenta en la causa conocida como Los Sauces en la que se la acusa de haber recibido retornos de la obra pública a través de alquileres de departamentos. En tanto, el juez Ercolini, que también recibió el escrito, la procesó en el marco de la causa en la que es investigada por el presunto direccionamiento de la obra pública en favor del empresario detenido Lázaro Báez. Cristina Kirchner informó la suspensión de sus vacaciones el mismo día en que el fiscal Eduardo Taiano pidió al juez Bonadio que envíe a juicio oral a la expresidenta y a los demás procesados en la causa por la venta de dólares en el mercado de futuro a menor precio que el de mercado. Formalmente, esto implica que el fiscal mantuvo la acusación y decidió impulsar el juicio.

En tanto, la Corte Suprema de Justicia pidió un informe a la Oficina de Captación de Comunicaciones por la filtración de escuchas telefónicas entre Cristina Kirchner y el exdirector de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli. La Corte, además, dispuso que el juez federal Ariel Lijo, a cargo de la causa por la que se dispuso la pinchadura del teléfono de Parrilli, informe sobre "cualquier circunstancia" que permita dilucidar la "responsabilidad administrativa" de los agentes judiciales por la difusión de las conversaciones.

En base a LA NACIÓN, GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)