CONTRAATAQUE K

Cristina se dice "hostigada"; Justicia le inhibió los bienes

“Dolaricé mis ahorros porque no sé qué hace esta gente con la Economía”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Declaración: la exjefa de Estado llevó su propio operativo de seguridad. Foto: EFE

La expresidenta argentina Cristina Fernández se presentó ayer por segunda vez ante un juez que investiga presuntas operaciones irregulares del Banco Central durante el final de su Gobierno para ser notificada de su procesamiento y de la imposición de un embargo general de bienes.

Pese a que el procesamiento —relativo a un supuesto delito de "administración infiel en perjuicio de la administración pública"— se había anunciado en mayo, la exmandataria (2007-2015) fue obligada a acudir hoy ante el juez Claudio Bonadio para realizar el trámite formal.

Respaldada por referentes del kirchnerismo y por centenares de militantes que se congregaron para apoyarla, la exmandataria acusó a "un sector" del Poder Judicial de "hostigamiento", en declaraciones a la prensa a su salida.

Para Fernández, la "animosidad" de Bonadio contra ella es "manifiesta", algo que se demuestra en la "inutilidad" de haber tenido que desplazarse personalmente desde el sur del país para notificarse del embargo y del procesamiento.

La causa —en la que también están procesados el exministro de Economía Axel Kicillof y el extitular del banco Central Alejandro Vanoli entre otros— investiga contratos de venta de dólares a futuro a un precio pactado que, según el magistrado, ocasionó millonarias pérdidas para el Estado y afectó al nuevo Ejecutivo.

Desde el kirchnerismo rechazan los cargos y alegan que las pérdidas se produjeron debido a la devaluación ordenada por el Gobierno de Mauricio Macri. Tras su pasaje por los tribunales, la exjefa de Estado criticó al gobierno. "Dolaricé mis ahorros porque no sé qué hace esta gente con la economía", aseguró.

Denuncia a denunciante.

Fernández aprovechó la visita a los tribunales federales para presentar una denuncia contra el propio Bonadio y contra la diputada opositora Margarita Stolbizer (centroizquierda), que ha encabezado varias de las demandas judiciales que pesan contra ella.

"En realidad todo el tiempo que estuve acá dentro no fue por la causa dólar futuro ni por la notificación sino que fue por una denuncia que también efectué a Bonadio y a la señora Stolbizer con motivo de una falsa denuncia, una de las tantas denuncias que esta señora propaga contra mí y contra mi familia", apuntó ayer Fernández.

La expresidenta hacía referencia a una presentación judicial realizada este martes por Stolbizer en la que pidió a la Justicia que investigue si los Kirchner realizaron "movimientos sospechosos en las cuentas bancarias y en diferentes cajas de seguridad no declaradas", en las que habría "unos 5 millones de dólares", con el fin de "ser sustraídos de los ojos de la Justicia".

Además de la causa del Banco Central, Bonadio encabeza otro expediente que investiga la empresa Los Sauces, participada por la exmandataria, abierto tras una denuncia de la diputada. Los Sauces fue utilizada para realizar operaciones inmobiliarias con Austral Construcciones, la empresa de Lázaro Báez, principal adjudicatario de obra pública en el sur del país y estrecho colaborador del fallecido Néstor Kirchner.

En la querella iniciada ayer, la exmandataria acusa a Stolbizer y al juez Bonadio de "tráfico de información", además de negar los supuestos hechos.

"No entiende ni lo que lee (...) además de mala es burra", llegó a afirmar hoy Fernández en referencia a la legisladora.

La de ayer es la segunda vez que Fernández se presenta ante Bonadio, ya que en abril pasado había tenido que someterse a declaración indagatoria.

Fernández llegó a Buenos Aires el pasado sábado desde la provincia de Santa Cruz (unos 2.000 kilómetros al sur de la capital argentina), donde tiene su residencia familiar y donde se mantiene, alejada de los focos desde que dejó la Presidencia, el pasado 10 de diciembre.

El domingo ofreció una breve entrevista telefónica al canal de televisión C5N —propiedad de un empresario kirchnerista—, donde rechazó las acusaciones de corrupción que la salpican en distintas causas, como la que investiga por presunto lavado de dinero al empresario Lázaro Báez

Este martes, la mandataria aprovechó su estancia en Buenos Aires para reunirse con dirigentes de agrupaciones kirchneristas y, en breves declaraciones a la prensa tras el acto, contó que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el secretario general de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), Ernesto Samper, la habían llamado para darle "fuerza" y solidarizarse con la situación judicial que está viviendo.

Iber Pérez Corradi vinculó a exlíder K

Ibar Pérez Corradi declaró ayer ante la jueza federal María Servini de Cubría en relación a una causa en la que está sindicado como presunto autor intelectual del triple crimen de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina en 2008, relacionado con el tráfico de efedrina.

Entre otras cosas, sostuvo que Sebastián Forza le había dicho que Aníbal Fernández era "La Morsa", como se conocía a uno de los principales participantes del negocio ilegal de la efedrina.

Según informó Carlos Broitman, uno de sus abogados, "las declaraciones fueron contundentes".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)