EN CAMPAÑA

Cristina cuestiona a Macri y se desliga del caso Nisman

Consideró un “inmenso disparate” que la vinculen con la muerte del fiscal.

Foto. Infobae
CFK EN INFOBAE

A poco más de un mes de las elecciones legislativas del 22 de octubre, en las que irá por una banca en el Senado por la provincia de Buenos Aires, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner buscó ayer jueves desligarse de todas las causas judiciales que tiene pendiente, entre ellas la muerte del fiscal Alberto Nisman en enero de 2015 y el acuerdo con Irán para supuestamente encubrir a los responsables del atentado a la AMIA en julio de 1994.

Cristina fue entrevistada por el periodista Luis Novaresio para Infobae. No ahorró crítica al presidente Mauricio Macri, se defendió de las denuncias de corrupción que la involucran, habló de su relación con los medios y de la desaparición del joven Santiago Maldonado —uno de los temas más calientes hoy en Argentina—, entre otros asuntos.

En las elecciones legislativas de octubre, Cristina será candidata al Senado en la provincia de Buenos Aires por Unidad Ciudadana, su nuevo sector político que fundó por fuera del peronismo y con el que se presentó en las internas de agosto.

Nisman

Cristina tildó de "inmenso disparate" que se acuse a su gobierno de tener que ver con la muerte del fiscal Nisman, que apareció en 2015 con un tiro en la cabeza cuatro días después de denunciarla por presunto encubrimiento de terroristas y cuando se aprestaba a ratificar sus sospechas ante el Congreso argentino.

Consideró que vincular a su gobierno con aquel hecho es una "acusación sin ningún tipo de fundamento que no creen ni los que la formulan", y aseguró que la denuncia realizada por Nisman contra ella y otros miembros de su equipo por supuestamente encubrir a los sospechosos iraníes del atentado contra la mutualista judía AMIA en 1994 que dejó 85 muertos, no tenía "ni pies ni cabeza".

Nisman creía que un acuerdo firmado en 2013 entre Argentina e Irán para investigar conjuntamente el atentado, que sigue impune, buscaba realmente encubrir a los sospechosos iraníes, entre ellos el expresidente Alí Akbar Rafsanjani, fallecido en enero pasado, y el exministro de Exteriores Alí Akbar Velayatí, lo que la exmandataria siempre ha negado.

Ayer jueves la junta interdisciplinaria que analiza la muerte de Nisman dio por concluida la recreación de la escena en la que fue encontrado el cuerpo del fiscal, pero presentará su informe la próxima semana.

Se expusieron las dos hipótesis: el suicidio y el homicidio. Todavía no hay conclusiones oficiales al respecto. Sin embargo, informó anoche La Nación, fuentes del caso confían en que las conclusiones de la junta ratificarán la hipótesis de que Nisman fue asesinado.

En la entrevista con Infobae se le preguntó a Cristina sobre el caso: "Todos saben que es un inmenso disparate que mi gobierno montó la escena en la casa de Nisman".

Respecto a la acusación que pesa contra ella, además de la de encubrimiento, por "traición a la patria", afirmó que es "un disparate, un dislate que no tiene ni pies ni cabeza".

Maldonado

En un pasaje de la entrevista, Cristina planteó un paralelo entre su reacción ante la muerte de Nisman y la del gobierno de Macri tras la desaparición de Santiago Maldonado: "Cuando sucedió lo del fiscal Nisman, hablé por cadena nacional. Es inconcebible que el presidente no hable ante una situación que conmueve al país. Puse a disposición de la Justicia todas las fuerzas del Estado. Creo que el actual presidente debería hacer lo mismo con el caso de Maldonado".

"En Venezuela no hay Estado de Derecho, acá en Argentina tampoco"

La presidenta Cristina Fernández y la difícil relación con Uruguay. Foto: Reuters.
Cristina FernándezExpresidenta argentina

"Estado de Derecho"

La ex mandataria también cuestionó al gobierno de Macri y comparó la situación de Argentina con la de Venezuela. "Creo que la democracia está en emergencia en toda América Latina. En Venezuela hay presos políticos: sí. En la Argentina también, con Milagro Sala", dijo.

"Nicolás Maduro echó a la Procuradora General y acá quieren hacer lo mismo. Posiblemente esté muy cuestionado el Estado de Derecho en Venezuela. No puede ser que lo que allá nos parece una persecución política, acá no lo sea. Acá no hay estado de derecho, en Venezuela tampoco", lanzó luego. Y siguió: "Tenemos hace 42 días un desaparecido (Maldonado) y nadie dice nada, ni se hace cargo. No tenemos una Justicia imparcial, ni confiable. Yo creo eso".

Corrupción

"A mí nadie me descubrió una cuenta en los Panamá Papers", deslizó en otro pasaje de la entrevista, en referencia a la investigación internacional que involucró a cientos de empresarios y políticos, entre ellos al presidente Macri.

"Todo lo que está en juicio, por segunda vez, está en mi declaración jurada. No es que un día me descubrieron propiedades en (las islas) Seychelles", insistió. Y volvió a la carga con una crítica contra Macri: "Nunca blanqueé dinero, el hermano del presidente blanqueó 35 millones de dólares, porque el presidente modificó la ley para que los parientes de los funcionarios pidieran blanquear".

Sobre la causa Hotesur que investiga los hoteles de la familia Kirchner, usados supuestamente para lavar dinero del desvío de fondos destinados a obra pública, Cristina se desligó y volvió a apuntar a Macri. "Que alguien me alquile un inmueble a precios del mercado, me parece un contrato de locación. El presidente le alquila su casa al titular de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia). ¿Te parece bien eso?", preguntó.

Las administraciones kirchneristas tuvieron una relación muy tensa con los medios de comunicación que no le eran afines. Ayer se le preguntó por esto a Cristina Fernández. "Se está restringiendo la libertad, la gente tiene miedo. Se considera que alguien que dice el presidente tal cosa, tiene que ir preso. Me han insultado en todas las redes, me han dicho barbaridades. Todavía se sigue haciendo. ¿Escuchaste que yo alguna vez reprochara a alguien las cosas que me decía? También tengo hijos, nietos y sentimientos. Prefiero vivir en mi país. Un opositor me decía yegua puta. No puedo ni mirarlo a Macri en este país, no me gusta".

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el exministro de Planificación Julio De Vido quedaron ayer jueves a las puertas del juicio oral y público por supuesta corrupción en la concesión de obras públicas, ya que la Cámara Federal confirmó sus procesamientos por defraudación al Estado.

La Justicia confirmó además el procesamiento de los detenidos exsecretario de Obras Públicas José López y del empresario Lázaro Báez, e incluyó al exsubsecretario del área Abel Fatala.

Esto implica que la exmandataria y el resto de los imputados quedaron a un paso del juicio oral y público en esta causa por presunta corrupción.

Cristina se refirió a la decisión de la Cámara Federal y, en declaraciones a Infobae, dijo que el gobierno maneja el Poder Judicial. "Hay un manejo descarado del Poder Judicial para perseguir a quien habla. Creo que hay una visión de según quién sea el procesado o el acusado, se toma una decisión a favor y en contra. Están utilizando la Justicia, que está muy desprestigiada", indicó.

"Que un gobierno elegido democráticamente en tres oportunidades por amplias mayorías sea considerado una asociación ilícita, revela que hay un manejo del Poder Judicial para invalidar un proceso político", agregó.

Además, dijo que sufre persecución de la Justicia y comparó su situación con lo que sucede en Brasil con los expresidentes Luis Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, ambos del Partido de los Trabjadores. "Por la misma figura, se quiere juzgar a Lula, Dilma. Es un disparate y un atentado a la democracia que un gobierno pueda ser comparado con una asociación ilícita", apuntó la expresidenta. En base a LA NACIÓN, GDA

La libertad

Las administraciones kirchneristas tuvieron una relación muy tensa con los medios de comunicación que no le eran afines. Ayer se le preguntó por esto a Cristina Fernández. “Se está restringiendo la libertad, la gente tiene miedo. Se considera que alguien que dice ‘el presidente tal cosa’, tiene que ir preso. Me han insultado en todas las redes, me han dicho barbaridades. Todavía se sigue haciendo. ¿Escuchaste que yo alguna vez reprochara a alguien las cosas que me decía? También tengo hijos, nietos y sentimientos. Prefiero vivir en mi país. Un opositor me decía ‘yegua puta’. No puedo ni mirarlo a Macri en este país, no me gusta”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)