Repercusión

Una crisis humanitaria con arribos incesantes

Cerca de 340.000 inmigrantes y refugiados —el número crece cada día— llegaron este año a Europa a través del mar Mediterráneo, de los que más de 125.000, desembarcaron en Grecia, principalmente en las islas de Lesbos, Kos, Quios, Samos y Leros.

La aceleración de los desembarcos en Grecia es sorprendente, con un aumento de 750% entre el 1° de enero y el 31 de julio, en comparación con el mismo periodo de 2014, de acuerdo con lo que surge de las cifras que dio el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Solo en julio se registraron 50.000 llegadas a Grecia, lo que significó 20.000 más que el mes anterior. Es el drama traducido a crifras.

Después que logran arribar a Atenas, los migrantes que tienen dinero o lo que recibieron documentos provisorios por tener familiares en algún país de la UE, siguen su viaje hacia el norte, hacia la frontera con Macedonia, en ómni bus o tren. Los demás permanecen en algunas plazas y un parque céntrico. Fuente: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)