BRASIL

Crisis sin fin en Brasil: otra denuncia contra Temer

El presidente tiene los votos en el Congreso para frenar el proceso.

El presidente Michel Temer tiene el apoyo de Diputados. Foto: Reuters
El presidente Michel Temer tiene el apoyo de Diputados. Foto: Reuters

El Congreso de Brasil, que ya negó una primera denuncia por corrupción contra el presidente, Michel Temer, deberá analizar nuevos cargos que implican al mandatario, según una decisión del Supremo que agita una prolongada crisis política.

Con una contundente diferencia de diez votos a favor y apenas uno en contra, la Corte Suprema sentenció que el pleno de la Cámara de Diputados deberá pronunciarse sobre la eventual apertura de un juicio de carácter penal contra Temer, acusado por la Fiscalía de obstrucción a la justicia y asociación ilícita.

Los jueces se apoyaron en la Constitución brasileña, según la cual un presidente en ejercicio del poder sólo puede ser procesado penalmente si lo autoriza la Cámara baja, que a inicios de agosto pasado ya bloqueó una primera acusación por corrupción contra Temer.

Esa norma fue esgrimida por el instructor del caso en la corte, Edison Fachin, quien sostuvo que "la decisión política de la Cámara de Diputados, como depositaria del voto popular, debe anteceder al análisis jurídico sobre la posibilidad de admisión de una denuncia".

La decisión del Supremo niega al mismo tiempo una demanda de la defensa de Temer, que exigía revisar la validez de las supuestas pruebas que incriminan al gobernante antes de remitir el caso a los diputados. Los abogados se apoyaban en que los testimonios en que se basan las acusaciones, prestados por ejecutivos del grupo JBS en el marco de un acuerdo de cooperación, fueron anulados por la Fiscalía tras comprobar que los declarantes mintieron u omitieron información.

El asunto pasa ahora al terreno político en el que Temer parte con la ventaja de que conserva la mayoría parlamentaria que ya en agosto pasado rechazó una primera denuncia por corrupción pasiva presentada por la Fiscalía sobre los mismos testimonios del grupo JBS que ahora están en duda.

Aún cuando la base oficialista se presenta unida frente a las nuevas denuncias, en los últimos días surgieron algunas discordias que el gobierno se propone atajar con la finalidad de impedir grietas a la hora de que se vote la posible autorización para comenzar un proceso penal. Fuente: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)