BRASIL

Corte Suprema de Brasil autorizó nueva investigación contra Temer

Frente a las nuevas sospechas, Temer reaccionó hoy mediante una nota en la cual se alertó de que las acusaciones "sin pruebas" suponen un riesgo para Estado de Derecho.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Temer: mañana viaja al G20 en Alemania y regresa el sábado. Foto: Reuters

El juez de la corte suprema Roberto Barroso autorizó a los fiscales federales a investigar al presidente de Brasil, Michel Temer, por un supuesto caso de corrupción que involucra un decreto de regulación de puertos, de acuerdo a un documento judicial al que Reuters tuvo acceso el martes.

La investigación se basó en una conversación grabada a Rodrigo Rocha Loures, un exasesor de Temer, quien supuestamente discutió el uso de su influencia para la redacción del decreto a cambio de cobrar un soborno de una empresa.

Barroso dijo que la investigación está justificada porque el fiscal general, Rodrigo Janot, encontró "fuertes indicios" de que se cometieron delitos debido a que el decreto firmado por Temer favoreció los intereses de una compañía identificada como Rodrimar SA.

La evidencia se basa en la conversación grabada de Rocha Loures que fue autorizada por la corte suprema como parte de un acuerdo con los dueños de JBS SA, la mayor procesadora de carne del mundo, que llevó a una acusación previa contra Temer por corrupción.

El real brasileño extendió su caída contra el dólar tras la noticia sobre la investigación a Temer, cuyos esfuerzos para controlar el déficit del país han sido alabados por los inversores, quienes destacan que es la mejor opción para una recuperación económica de Brasil.

Este nuevo problema jurídico de Temer conlleva una preocupación mayor para el gobierno, pues la Constitución brasileña dice que un mandatario en pleno ejercicio del cargo solo puede ser llevado a un juicio penal con el aval de la Cámara baja y si el delito fuera cometido desde el poder, lo que según la Fiscalía sería el caso.

Frente a las nuevas sospechas, Temer reaccionó hoy mediante una nota oficial de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia, en la cual se alertó de que las acusaciones "sin pruebas" suponen un riesgo para Estado de Derecho.

"El Estado Democrático de Derecho existe para preservar la integridad del ciudadano, cohibir la barbarie del castigo sin pruebas y evitar toda forma de injusticia", pero "en las últimas semanas Brasil ha visto exactamente lo contrario", indicó la nota.

El comunicado apunta que "se cambia el pasado" de las personas "con falsos testimonios" de unos "bandidos que construyen versiones" y "destrozan reputaciones en conversaciones embebidas de acciones clandestinas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)