Presidente de Ecuador hizo llamado al diálogo

Correa retira proyectos que son causa de protestas en las calles

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció el retiro temporal de dos proyectos de ley sobre las herencias y la plusvalía inmobiliaria, que desataron nutridas protestas de la oposición en varias ciudades del país.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Queremos escuchar y hablar, no insultos ni infamias" dijo Rafael Correa Foto: Reuters

En un mensaje a la Nación, el lunes pasado, llamó a un gran debate nacional sobre esas propuestas legales y señaló que el retiro de ellas también busca mantener un ambiente de paz y tranquilidad ante la visita del Papa Francisco, entre el 5 y 8 de julio.

"Para evitar que estos grupos provoquen más violencia, más aún cuando precisamos para la visita del papa Francisco un ambiente de paz, regocijo, reflexión para su recibimiento, he decidido retirar temporalmente los proyectos de ley mencionados", afirmó Correa.

Insistió en que el retiro de los proyectos se extenderá "hasta que se agote el debate" y que "sólo será una espera" para desmontar "las mentiras" que la oposición, según dijo, ha difundido en contra de las enmiendas.

"No se sentará el nefasto precedente de la violencia imponiendo la agenda" política en el país, añadió el mandatario en referencia a las protestas opositoras que buscaban el archivo definitivo de las reformas a las leyes sobre las herencias y la plusvalía.

Sostuvo que "hay sectores que con base a la fuerza quieren alcanzar lo que nunca lograron en las urnas (elecciones)", cuando en las protestas pregonan la consigna de "Fuera Correa, fuera".

"Quieren sacar al Presidente, háganlo democráticamente", con in pedido para la revocación del mandato, agregó Correa que se mostró seguro de derrotar a la oposición en un eventual plebiscito, pues dijo estar seguro de contar aún con el apoyo de la mayoría de la población.

Insistió en invitar a legisladores, académicos, estudiantes y sociedad en general, a un "gran debate nacional" sobre las reformas propuestas a las herencias y plusvalía, pero también para que se discuta "sobre la clase de país que deseamos" los ecuatorianos.

"Queremos debate no gritos, queremos argumentos no manipulaciones, queremos escuchar y hablar, no insultos ni infamias, peor violencia", sostuvo el mandatario. "Si alguien me demuestra que alguna de las leyes afecta a los pobres o a la clase media, archivaré definitivamente los proyectos", agregó al enfatizar que las medidas buscan una mejor redistribución de la riqueza.

La Iglesia Católica se alegró "por la apertura al diálogo, único camino posible para encontrar soluciones justas y razonables, porque la violencia, venga de donde venga, siempre es destructiva". El comunicado de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), indicó que el Papa Francisco "viene a traernos un mensaje de paz, unidad y esperanza necesarias para construir una sociedad más justa y solidaria" y exhortó a todos los sectores "a mantener en forma permanente este diálogo".

El presidente de la CEE, monseñor Fausto Trávez, dijo que la Iglesia iba a pedir a Correa que suspendiera los proyectos y llamó a deponer toda actitud de prepotencia y comenzar el diálogo.

Las protestas continuarán. El diario El Comercio informó que fueron convocadas nuevas marchas el jueves próximo en Quito y el sábado 27 de Cuenca, con reclamos que van más allá: mayores libertades, independencia judicial y legislativa, apertura, y respeto a las minorías.

Gobierno dice que afecta al 2% y también redistribuye.

Un proyecto de ley prevé un aumento progresivo del impuesto a las herencias a partir de los 35.400 dólares, es decir, que a mayor patrimonio mayor tributo. El propósito inicial era que el Parlamento lo aprobara en julio.

Otra de las iniciativas establece nuevos impuestos a la plusvalía inmobiliaria, la ganancia extraordinaria que adquieren terrenos privados por inversiones estatales.

En cuanto a las cargas sobre las herencias, el presidente Correa señaló que sólo el 2% de la población se verá afectado por la medida y defiende el proyecto como parte de su lucha para "redistribuir la riqueza".

Reivindica haber sacado de la pobreza a 1,3 millones de personas desde su llegada el gobierno, en 2007.

Tres de cada mil ecuatorianos reciben una herencia cada año y tres de cada 100.000 reciben un patrimonio mayor a 50.000 dólares. Entre 2010 y 2014 solo cinco ecuatorianos, de los 16 millones de habitantes, heredaron más de un millón de dólares, según Correa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)