tensión en asia

Coreas se reúnen en un clima de alerta

Los principales asesores de los líderes de Corea del Norte y del Sur reanudaron ayer las conversaciones tras negociar un intento por reducir la tensión entre ambos países, que llevó a la península al borde de un conflicto armado.

La reunión en la aldea fronteriza de Panmunjom, dentro de la Zona Desmilitarizada (DMZ), comenzaron el sábado por la tarde poco después de que venciese un plazo límite dado por Corea del Norte a Seúl para detener la emisión de propaganda contra Pyongyang o afrontar una acción militar. El plazo venció antes del amanecer del domingo.

Incluso con las conversaciones en marcha, ambos países seguían en alerta militar. Corea del Norte envió el doble de las fuerzas habituales de artillería a la frontera y la mayoría de su flota de submarinos, más de 50 naves, lejos de sus bases, dijo el ministro de Defensa surcoreano.

Corea del Sur, cuyo ejército también está en alerta, dijo que no planeaba detener la emisión de propaganda que desencadenó el último enfrentamiento.

Los enviados, que se dieron la mano y sonrieron ante la televisión al inicio de la reunión, debatieron formas de resolver la tensión y estrechar lazos, dijo la casa presidencial surcoreana en un breve comunicado.

"Ambas partes están bajo una gran presión para sacar algo de esto", dijo Jeon Young-sun, profesor del Instituto de Humanidades para la Unificación en la Universidad Konkuk de Seúl, quien dijo que la duración de la reunión podría no tener precedentes.

Las negociaciones se pararon para que ambas partes consultasen a sus respectivos gobiernos, dijo la agencia surcoreana Yonhap.

"Corea del Norte quiere parar las emisiones (de propaganda), mientras que Corea del Sur no puede hacerlo sin lograr algo a cambio", dijo Jeon.

Los dos países continúan técnicamente en guerra desde que su conflicto entre 1950 y 1953 terminara con una tregua, pero no con la firma de un tratado de paz formal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)