CRISIS

Corea del Norte dice que están "al borde de la guerra nuclear"

Estados Unidos empleó bombardeos supersónicos en ejercicios conjuntos con Corea del Sur y Japón.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los supersónicos B-1B Lancer fueron desplegados el lunes por EEUU. Foto: Reuters

Al borde de la guerra nuclear. Así está la situación entre Corea del Norte y Estados Unidos, según el régimen norcoreano, que sintió como una provocación los ejercicios militares de Corea del Sur y Japón en los que participaron bombarderos norteamericanos.

Los dos bombarderos supersónicos B-1B Lancer fueron desplegados en medio de la tensión por los programas de armas nucleares y misiles balísticos de Corea del Norte, que ha desafiado las sanciones de Naciones Unidas y la presión de Estados Unidos. Las maniobras fueron el lunes luego de que el presidente Donald Trump dijera que estaría "honrado" de reunirse con el dictador norcoreano, Kim Jong Un, en las circunstancias apropiadas.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, Moon Sang-gyun, dijo en una rueda de prensa en Seúl que el simulacro se realizó para disuadir las provocaciones norcoreanas y poner a prueba la preparación ante la posibilidad de otro ensayo nuclear.

Además, Estados Unidos envió a la zona el portaaviones nuclear USS Carl Vinson para que tomara parte en las maniobras militares anuales que realiza cada abril con Corea del Sur y que concluyeron el domingo.

Si no puede ver la gráfica haga click aquí.

Corea del Norte afirmó que los bombarderos realizaron "un simulacro de lanzamiento de una bomba nuclear contra importantes puntos" de su territorio, en momentos en que Trump y "otros belicistas estadounidenses están desesperados por lanzar un ataque atómico preventivo" contra el aislado país. "La provocación militar imprudente está llevando la situación en la península coreana al borde de la guerra nuclear", dijo ayer martes la agencia oficial norcoreana, KCNA.

Las tensiones en la península coreana han escalado en las últimas semanas, ante el temor a que Corea del Norte lleve a cabo su sexta prueba nuclear, a pesar de las presiones de Estados Unidos y de China, la única aliada importante del régimen norcoreano.

Por eso Estados Unidos instaló el sistema de defensa Thaad en Corea del Sur, aunque la plataforma antimisiles no estaría trabajando a capacidad plena hasta dentro de algunos meses.

China, por su parte, ha expresado reiteradamente su oposición al sistema defensivo, ya que teme que su poderoso radar pueda espiar territorio chino. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores en Pekín, Geng Shuang, criticó el martes al sistema Thaad. "Tomaremos con determinación todas las medidas necesarias para defender nuestros intereses", declaró Geng, sin ofrecer detalles.

Ayer China pidió la suspensión "inmediata" del despliegue del sistema antimisiles estadounidense en Corea del Sur.

El financiamiento del escudo fue objeto de una polémica la semana pasada entre la administración estadounidense y Seúl. Trump estimó "apropiado" que Corea del Sur pague por este sistema, de un costo estimado en 1.000 millones de dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)