LAS RELACIONES ARGENTINO-BRITÁNICAS

Corbyn confirmó su liderazgo al frente de los laboristas británicos

Está identificado con el ala izquierda del partido en la oposición.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Corbyn acerca a los laboristas a posiciones como las de Podemos en España. Foto: Reuters.

El líder del Partido Laborista, el diputado Jeremy Corbyn, fue reelecto con amplia ventaja al frente de la principal formación política opositora británica, según los resultados oficiales difundidos en Liverpool, donde se celebra el congreso del partido.

Corbyn, de 67 años, obtuvo 61,8% de los votos, superando a su único rival, el diputado Owen Smith, de 46, que consiguió 38,2% de los sufragios.

Gracias al apoyo de las bases, Corbyn afianzó su poder, cuestionado por la mayoría de los diputados laboristas, pero nada indica que la crisis que vive el partido desde el triunfo del Brexit haya quedado superada.

A pesar de la resistencia de los diputados y de una parte del aparato del partido, Corbyn, paladín de la izquierda laborista, mejoró en cantidad de votos y en porcentaje el resultado de 2015, cuando fue electo jefe de la oposición por primera vez.

Esta vez obtuvo 313.209 votos, contra 251.417 en 2015, o sea 61,8% de los sufragios, desde 59,48% hace un año.

"Trabajemos juntos por un verdadero cambio" y "hagamos tabla rasa del pasado", declaró Corbyn inmediatamente después del anuncio de los resultados, saludado por un prolongado aplauso de los congresistas.

"Hay en nuestro partido más cosas en común que lo que nos divide" agregó.

Unos 750 de sus partidarios, congregados en un centro cultural de la ciudad, estallaron de júbilo al anunciarse el resultado, transmitido por pantalla gigante de TV.

Su triunfo zanja definitivamente la herencia de Tony Blair, ex primer ministro laborista, cuyo viraje hacia el centro y la decisión de participar en la guerra de Irak en 2003 alejaron a gran parte de la militancia.

Corbyn debe gran parte de su victoria a los nuevos miembros. En el último año, 300.000 personas han obtenido el carné del partido, doblando así el número de los militantes de la formación, la mayor de Europa.

A muchos los convenció el proyecto de "revolución democrática" y las ideas de izquierdas del "camarada Corbyn", lo que alimentó denuncias de que se habían infiltrado en el partido militantes trotskistas y ecologistas.

"Por toda Europa hemos visto emerger partidos construidos sobre una base activista, como Podemos, en España, el movimiento Cinco Estrellas, en Italia, o Syriza, en Grecia", destacó Patrick Dunleavy, profesor de la London School of Economics. "Con Jeremy Corbyn, el laborismo se acerca a esta tendencia", sentenció. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)