MASACRE EN LAS VEGAS: POLÉMICA POR LAS ARMAS

Control de armas divide a EE.UU.

Los demócratas exigen votar una legislación más dura para limitar la venta a particulares.

Escenas de desesperación al ver la cantidad de víctimas entre muertos y heridos. Foto: AFP
Escenas de desesperación al ver la cantidad de víctimas entre muertos y heridos. Foto: AFP

A raíz del tiroteo en Las Vegas, el más letal de la historia reciente de Estados Unidos, Donald Trump enfrenta ahora nuevos cuestionamientos a la venta de armas de fuego. El autor de la masacre, que dejó al menos 59 muertos y medio millar de heridos, tenía en su poder más de diez fusiles en la habitación del hotel desde donde abrió fuego.

En una breve alocución desde la Casa Blanca, el presidente no dijo ni una palabra ayer sobre las armas. Poco después, su portavoz, Sarah Sanders, opinó que era "prematuro" emprender ese debate.

Sin embargo, la intención de la oposición demócrata es otra, y ayer mismo reclamó una modificación de la legislación sobre armas, tema que suscita virulentas pasiones en Estados Unidos.

Apoyado en la campaña electoral por la mayor organización estadounidense defensora del derecho a poseer armas de fuego, la National Rifle Association (NRA), Trump siempre fue un feroz defensor de la Segunda Enmienda, que estipula que no se puede atentar contra "el derecho del pueblo a tener y portar armas".

Ayer la excandidata demócrata Hillary Clinton pidió un debate de fondo sobre las armas. "Nuestra pena no es suficiente. Podemos y debemos dejar la política de lado, enfrentar a la NRA y trabajar juntos para intentar que esto no vuelva a ocurrir", escribió en Twitter.

"Siempre hay (personas que matan) con historias y motivaciones diferentes, su trágico elemento en común es tener armas poderosas", destacaba por su lado Ben Rhodes, exasesor de Barack Obama, quien intentó en vano que el Congreso legislara sobre el asunto.

"Un amigo".

Masacre tras masacre, los demócratas no dejaron de intentar hacer más estricta la legislación sobre la venta de armas, pero los republicanos lograron hasta ahora actuar en bloque y oponerse a cualquier limitación.

Las encuestas de opinión indican que la mayoría de los estadounidenses son favorables a un endurecimiento de la legislación.

Trump no ha dado hasta ahora ninguna señal de que fuera a cambiar su postura, que entusiasma a su base electoral más fiel. "Tienen un auténtico amigo en la Casa Blanca (...). Ustedes me han apoyado, yo los voy a apoyar", declaraba 100 días después de su llegada al poder en una insólita comparecencia de un presidente en ejercicio ante la NRA.

Para ganarse la simpatía de miles de miembros de la NRA, Trump recuerda regularmente que dos de sus hijos son socios de esa entidad desde hace años. "Tienen tantos fusiles y armas que a veces hasta yo estoy un poco preocupado", contó alguna vez entre risas.

Ayer lunes el senador demócrata Chris Murphy, de Connecticut, donde en diciembre de 2012 tuvo lugar la masacre de la escuela de Sandy Hook, en Newtown, manifestó su enojo. "Es sencillamente exasperante que mis colegas en el Congreso tengan tanto miedo a la industria de las armas que pretendan que no hay ninguna solución política a esta epidemia", dijo.

"Es hora de que el Congreso se mueva y haga algo", agregó.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, envió ayer una carta al presidente de la Cámara, el republicano Paul Ryan, para pedirle crear una comisión sobre la violencia con arma de fuego y someter a votación el proyecto de ley "King-Thompson Background Check", presentado por primera vez en 2015 para mejorar el control sobre este tipo de armas.

También fue contundente la influyente senadora Elizabeth Warren, quien subrayó en Twitter que "tragedias como la de Las Vegas han ocurrido demasiadas veces" en el país. "Necesitamos tener una conversación sobre cómo frenar la violencia con armas de fuego. Y necesitamos tenerla AHORA", escribió en su cuenta de la red. "Pensamientos y rezos no son suficiente. No cuando más madres y padres enterrarán a sus hijos esta semana y más hijos e hijas crecerán sin padres", agregó, en alusión a los mensajes de los líderes republicanos, que se limitan a dar el pésame a las víctimas pero no condenan la violencia por arma de fuego.

EXPRESIDENTE DE EE.UU.
Barack Obama, presidente de EE.UU. Foto: Archivo El País
Barack Obama
"Michelle y yo estamos rezando por las víctimas de Las Vegas. Nuestros pensamientos están con sus familias y con cualquier otro que esté sufriendo otra tragedia sin sentido", escribió en Twitter.
Iglesia Católica
Papa Francisco. Foto: EFE
Papa Francisco
Envió un telegrama al obispo de Las Vegas, Joseph Anthony Pepe, en el que se muestra "profundamente entristecido" y expresa "su cercanía espiritual a los afectados por esta tragedia sin sentido".
Presidente de Rusia
Putin dijo que se pueden "los primeros síntomas de estabilización". Foto: EFE
Vladimir Putin
Envió un telegrama de condolencias al presidente Donald Trump. "El crimen que segó la vida de decenas de personas conmociona por su crueldad", indicó Putin en el telegrama, según informó el Kremlin.
Excandidata demócrata
Clinton se dirigió a la clase media en el inicio de su campaña. Foto: AFP.
Hillary Clinton
"Matanza a sangre fría. Nuestra pena no es suficiente. Podemos y debemos poner la política a un lado, hacer frente a la Asociación Nacional del Rifle y trabajar juntos para intentar impedir que esto suceda de nuevo".

"Prematuro".

Pero la Casa Blanca entiende que es "prematuro" hablar de una legislación para un mayor control de las armas. "Habrá un lugar y un momento para un debate político, pero ahora es el momento de unirnos como país", subrayó Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca.

"Hay una investigación abierta y todavía está por determinarse el motivo (del atacante). Sería prematuro para nosotros hablar sobre políticas cuando no tenemos todos los hechos de lo que ocurrió" en Las Vegas, agregó.

Preguntada por cuál es la posición del presidente, Sanders respondió que es "un férreo defensor de la Segunda Enmienda" de la Constitución, que garantiza el derecho a portar armas y es utilizada como argumento por quienes se oponen a una mayor restricción en ese sentido.

Cuando una periodista le recordó que, tras el tiroteo masivo en Orlando (Florida) en junio de 2016, Trump sí habló inmediatamente de política al defender su propuesta de un veto migratorio a los musulmanes, Sanders respondió: "hay una diferencia entre ser candidato y ser presidente".

Lady Gaga a políticos: "por favor, uníos ahora".

Lady Gaga pidió ayer lunes a los líderes estadounidenses que actúen rápidamente para endurecer las leyes de armas tras la masacre en Las Vegas, mientras otros artistas se manifestaban conmovidos por el tiroteo más mortífero en la historia reciente del país.

Mientras la mayoría de los artistas limitaron sus mensajes a señales de condolencia, Lady Gaga utilizó su poder en las redes sociales para presionar a los políticos.

"Esto es terrorismo llano y simple. El terror no tiene raza, género o religión. Demócratas y republicanos, por favor, uníos ahora", escribió la estrella del pop en su cuenta de Twitter, la séptima más popular de la red social con más de 71 millones de seguidores. La cantante llamó la atención del presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan que, al igual que el presidente Donald Trump y otros líderes republicanos, es contrario a regular la posesión de armas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)