HEREDERO SAMSUNG

Comenzó en Corea el "juicio del siglo"

El heredero del grupo Samsung, Jay Y. Lee, negó todos los cargos contra él, en el inicio de lo que el fiscal considera el "juicio del siglo" en medio de un escándalo político que ha sacudido a Corea del Sur.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jay Y. Lee enfrenta el denominado "juicio del siglo". Foto: Reuters

Lee ha sido acusado de soborno, malversación de fondos y otros delitos en un escándalo de corrupción que ya ha llevado a un proceso de destitución contra la presidenta surcoreana Park Geun-hye.

El directivo, que está bajo custodia en el Centro de Detención de Seúl, no estuvo presente en el tribunal. El acusado no tiene que comparecer durante la audiencia preliminar, celebrada para organizar las pruebas y fijar fechas para las declaraciones de los testigos.

La semana que viene se decidirá la fecha de la próxima audiencia. La defensa de Lee negó todos los cargos contra él, diciendo que la acusación del fiscal especial cita conversaciones, pruebas o testigos que la Fiscalía realmente no oyó, investigó o entrevistó según la normativa, o incluye opiniones que no son hechos.

"No está claro qué clase de orden se supone que ha dado Lee Jae-yong", dijo al tribunal el abogado defensor de Lee, Song Wu-cheol, usando el nombre coreano de su cliente.

"La acusación no puede incluir declaraciones que puedan crear prejuicios en el tribunal sobre el caso", dijo Song a los periodistas a su salida del recinto. El grupo Samsung ha negado repetidamente haber cometido irregularidades.

Entre las acusaciones contra Lee, de 48 años, está dar sobornos a una empresa y organizaciones vinculadas a una amiga de la presidenta Park, Choi Soon-sil, la mujer en el centro del escándalo, para consolidar el control de su imperio, que abarca desde teléfonos inteligentes a productos biofarmacéuticos.

Lee es el vicepresidente de Samsung Electronics, el buque insignia del grupo, hijo de su presidente y nieto de su fundador. Lee se convirtió en jefe de Samsung tras la crisis cardíaca en 2014 de su padre, en cama desde entonces.

El escándalo político se centra en Choi Soon-sil, amiga desde hace 40 años de la presidenta Park, acusada de haber utilizado su influencia para obtener más de 70 millones de dólares de diferentes empresas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)