VIDEO

Colombia: muertos por avalancha llegan a 210

Ayer buscaban a supervivientes debajo del barro; mantienen el alerta para más de 500 municipios.

Entre el dolor y la desazón, Colombia buscaba ayer domingo contrarreloj supervivientes de una brutal avalancha que arrasó la sureña ciudad de Mocoa, dejando más de 200 muertos y cubriéndolo todo de barro y piedras tras torrenciales lluvias en la región andina de Sudamérica.

El último reporte oficial cifraba en 210 el total de muertos, en alza con respecto al balance anterior, y más de 200 heridos luego del desborde de tres ríos en la medianoche del viernes, "un mar de lodo" que se llevó todo por delante, según testigos. "De 210 personas fallecidas se han logrado identificar 170. No hay oficialmente desaparecidos, ni ningún niño desamparado", informó en Twitter el presidente Juan Manuel Santos, que encabeza en la zona las tareas de auxilio y reconstrucción.

En la capital del Putumayo apenas cayeron algunas gotas ayer domingo, mientras muchos buscaban a sus seres queridos o trataban de recuperar alguna pertenencia tras perderlo todo.

"Me fui a buscar a mi sobrina pero no la encontré. Escarbé y escarbé hasta que me encontré con la mano de un bebé, fue horrible. A ella se la llevó el lodo, ya no la voy a ver", contó desolada a la AFP Marta Gómez, de 38 años. Un desolador panorama la rodeaba: muñecas descabezadas en el lodo, zapatos abandonados de todos los tamaños, gigantes raíces de árboles arrancados, vehículos atascados, gente cargando desde cestas con huevos hasta neveras y muebles desde las casas destruidas. La mayoría de los barrios afectados son pobres y con población desplazada por el conflicto armado de medio siglo que azota a Colombia.

Con el lodo aún no totalmente seco, los socorristas continuaban auxiliando a los damnificados. El Defensor del Pueblo de Putumayo, Fabián Vargas, detalló que equipos de rescate realizan procedimientos de barrido de los lugares por donde pasó la avalancha, en búsqueda de eventuales nuevas víctimas.

Además, prosigue la identificación de decenas de cadáveres que permanecían ayer domingo en el hospital de la ciudad.

Mocoa, de unos 40.000 habitantes, seguía sin energía eléctrica ni agua corriente, servicios que el gobierno intentaba restablecer.

"Estoy profundamente apenado por la tragedia que golpeó Colombia", dijo el papa Francisco durante una misa en Carpi (norte de Italia), una "voz de aliento" que el presidente Santos agradeció en Twitter, así como a las múltiples expresiones de solidaridad de todo el mundo.

"Rezo por las víctimas y quiero asegurar mi cercanía con quienes lloran a los desaparecidos", agregó el Papa.

Más de 500 municipios colombianos se encuentran en algún grado de alerta por los deslizamientos, entre ellos Mocoa, advirtió el director del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), Omar Franco. El funcionario destacó que entre ese medio millar, 182 municipios tienen alerta "naranja o roja", especialmente en los departamentos de Antioquia, Cundinamarca, Cauca, Valle del Cauca, Tolima, Putumayo y Nariño, distribuidos por el centro, noroeste, sur y suroeste del país.

Mocoa seguía ayer sin agua potable ni energía. Foto. AFP
Mocoa seguía ayer sin agua potable ni energía. Foto. AFP

Autoridades de Italia, Israel y Rusia han solicitado información sobre ciudadanos suyos que se presume estaban en la ciudad colombiana de Mocoa, asolada por una avalancha que deja más de 200 muertos, y no se han reportado, dijeron hoy organismos de socorro.

"En este momento hay solicitudes como de unos tres o cuatro países que dicen que hay connacionales que estaban en la zona y que no se han reportado a sus países. Hay dos italianos, hay un ruso, hay dos de Israel", explicó a EFE el director de Socorro de la Cruz Roja Colombiana (CRC), César Urueña.

Otros tres países golpeados

Además de Colombia, las inundaciones han provocado grandes tragedias en Perú y Ecuador en estos meses. La avalancha del fin de semana Colombia supera al último gran desastre natural en ese país, cuando un deslave en Salgar, a unos 100 kilómetros de Medellín, dejó 92 muertos en mayo de 2015.

En Perú el desborde del río Rimac dejó 101 muertos y más de un millón de damnificados, y en Ecuador, 21 personas murieron desde enero con más de 9.000 familias afectadas también por inundaciones.

En Argentina, unas 1.300 personas continuaban evacuadas ayer domingo en una localidad de la sureña provincia de Chubut. El Servicio Meterológico Nacional mantenía ayer la alerta por precipitaciones y tormentas fuertes en dicha zona. La ciudad más afectada continúa siendo Comodoro Rivadavia, que sufre su peor inundación desde 1958 y donde hay 1.300 evacuados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)