CAMPAÑA CALIENTE

Clinton y Trump en medio de acusaciones e insultos

La demócrata le dijo “poco patriótico”; le respondió que “sembró muerte”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ayer en Nueva York, fue muy crítica con la política exterior de su rival republicano. Foto: AFP

En Estados Unidos la carrera por el sillón en la Casa Blanca está tomando color, con elementos que hacen recordar la guerra fría y la vieja rivalidad Washington-Moscú. Ayer jueves la candidata demócrata, Hillary Clinton, criticó a su rival republicano Donald Trump por hablar de cosas que ha aprendido de informes secretos de inteligencia, y por elogiar al ruso Vladimir Putin y decir que es mucho mejor líder que Barack Obama.

En un foro transmitido por televisión el miércoles por la noche, Trump dijo que estaba "sorprendido" por los datos que conoció durante un informe. "Lo que aprendí es que nuestro líder, Barack Obama, no hizo caso a lo que nuestros expertos (...) le dijeron que hiciera", afirmó Trump.

Clinton dijo que los comentarios de Trump sobre el informe eran "totalmente inapropiados e indisciplinados".

"Yo nunca comentaría ningún aspecto de un informe de inteligencia que reciba", dijo Clinton antes de subir a su avión de campaña. Como candidatos presidenciales para la elección del 8 de noviembre, ella y Trump tienen derecho a recibir informes de inteligencia.

Clinton dijo que el elogio de Trump a Putin por considerarlo un mejor líder que Obama "no sólo es poco patriótico e insultante para el pueblo de nuestro país, sino también para nuestro comandante en jefe, da miedo".

"Da a entender que le permitirá a Putin hacer lo que Putin quiera, y luego lo excusará", afirmó Clinton.

Trump respondió a Clinton y dijo que los comentarios de la ex primera dama y ex secretaria de Estado eran un intento por maquillar su mal desempeño durante el foro de seguridad.

"Hillary Clinton siempre se está quejando sobre lo que está mal", sostuvo durante en Cleveland (Ohio). "La acabo de ver en la pista de aterrizaje. Trató de enmendar su horrible desempeño anoche", declaró.

Clinton no se quedó atrás. Afirmó ayer que "hay indicaciones de que el Estado Islámico espera la victoria de Trump".

Buscando mostrar su estatura de estadista, Clinton, que con frecuencia recuerda que participó en la persecución de Osama Ben Laden, prometió que capturar al jefe del grupo Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi sería "una prioridad absoluta" si accede a la Casa Blanca.

"Algo que no escuchamos de Donald Trump anoche es que tenga algún plan para enfrentar al ISIS, una de las mayores amenazas que enfrenta nuestro país", dijo Clinton, usando un acrónimo para el grupo yihadista Estado Islámico.

Cuando se le preguntó cómo detendría la expansión del terrorismo global "la respuesta de Trump fue simplemente tomar el petróleo", agregó la candidata demócrata.

"Él dijo que su plan es secreto, pero la verdad es que simplemente no lo tiene y eso no solamente es peligroso, debería ser descalificador", afirmó.

Clinton reiteró que su rival está "totalmente descalificado para ser presidente y que (su) carácter lo inhabilita para convertirse en comandante en jefe".

"Hillary Clinton tiene el gatillo fácil", respondió Trump en una visita a Cleveland, Ohio, haciendo referencia al voto favorable de la candidata, cuando era senadora en 2002, por la invasión a Irak.

"Se precipitó para invadir, intervenir y tumbar regímenes", afirmó Trump, que añadió él habría votado contra la invasión de haber estado en el Congreso. "Políticos como Hillary Clinton sembraron la ruina en Libia, Irak y Siria, la ruina absoluta y la muerte", prosiguió el republicano.

"Sus políticas desencadenaron el EI, permitieron la propagación del terrorismo y pusieron a Irán en el camino de las armas nucleares", dijo.

FBI toma "en serio" riesgo de injerencia extranjera.

El FBI toma "muy en serio" el riesgo de injerencia de un país extranjero en el proceso electoral estadounidense, declaró este jueves su director, James Comey. A pesar de que el gobierno estadounidense no ha apuntado oficialmente la responsabilidad hacia Moscú y el director de FBI se cuidó especialmente de no mencionar a Rusia, expertos apuntan hacia allá como el origen del hackeo a los servidores de Partido Demócrata y la publicación de los correos que complicaron a Hillary Clinton hace unas semanas.

"Así de bien lo hicimos", dijo Trump sobre cese en México.

Aún sin digerir el cese del ministro de Hacienda del presidente Enrique Peña Nieto tras la visita de Donald Trump, el gobierno mexicano sigue pagando los platos rotos que dejó el candidato a la presidencia estadounidense, quien ahora se adjudica como un triunfo personal el cambio de gabinete.

El repudio en México por haber abierto las puertas de la residencia presidencial de Los Pinos a Trump, cuya retórica anti-inmigrante ha llegado a adjetivos como "violadores" y a la amenaza de una muralla fronteriza infranqueable, cundió con efecto dominó hasta tumbar al ministro de Hacienda Luis Videgaray, conocido como el arquitecto del gobierno de Peña Nieto.

Entre el escándalo de haber sido el promotor y contacto para el encuentro entre el mandatario y el candidato republicano, Videgaray presentó su renuncia el miércoles, un movimiento que Trump no tardó en capitalizar. "Les dejé claro cuál es la posición de Estados Unidos", dijo el magnate haciendo referencia a su visita en México, durante un foro televisivo con su rival demócrata Hillary Clinton.

"Si observan lo que pasó, las repercusiones, la gente que organizó el viaje en México ha sido expulsada del gobierno. Así de bien lo hicimos", recalcó.

Este jueves, sin embargo, en un discurso radicalmente suavizado, Trump dijo en Twitter que "México perdió a un ministro de Finanzas brillante y un hombre maravilloso", con el que Estados Unidos "hubiera hecho estupendos acuerdos".

Pero para el analista político José Antonio Crespo, "Trump se burla, como era esperable", en una actitud que dice "voy a humillarlos, voy a reforzar nuestro propio discurso ante el mexicano". AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)