FOTOGALERÍA

Cientos acampan para acompañar declaración de Lula ante la Justicia

El presidente de Brasil deberá declara ante el Juez Sergio Moro por la mega causa de corrupción del Lava Jato.

Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP
Campamento en apoyo a Lula. Foto: AFP

Centenares de seguidores del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva llegaron este martes a Curitiba, en el Sur de Brasil, para apoyar al líder izquierdista durante su esperado cara a cara con el juez Sergio Moro, que le interrogará el miércoles por una de sus acusaciones de corrupción.

La llamada "capital de la Operación Lava Jato" reforzaba la seguridad alrededor del juzgado, en previsión de manifestaciones de partidarios y adversarios del exmandatario (2003-2010) de 71 años, que lidera las intenciones de voto de las presidenciales de 2018 al tiempo que concita los mayores índices de rechazo.

Los defensores de Lula con camisetas y banderas rojas del Partido de los Trabajadores (PT), llegaban en autobuses o en avión desde todo Brasil. Sólo desde Sao Paulo salieron 100 buses, dijo a la AFP el Frente Brasil Libre, que reúne a varios movimientos sociales.

"Vinimos porque entendemos que el proceso contra Lula está viciado y es necesario demostrar que el pueblo está atento, que el pueblo está observando", dijo Jo Portilho, una empleada de banco de 54 años, que tomó un avión desde Rio para llegar a la capital de Paraná.

De su lado, integrantes del Movimiento de trabajadores rurales Sin Tierra (MST) empezaban a instalarse en improvisadas carpas, donde pasarán la noche a la espera del inicio del juicio.


Se espera que miles de manifestantes retraten en las calles de Curitiba las tensiones de la sociedad brasileña, agudizadas desde que el año pasado el Congreso destituyó a la heredera de Lula, Dilma Rousseff, para ungir a su excompañero de fórmula presidencial, el conservador Michel Temer.

Moro pidió el sábado a sus simpatizantes que no acudan a la cita. "No quiero que nadie se lastime en una eventual discusión o conflicto. Por eso mi sugerencia es que no vengan, no es necesario. Dejen a la Justicia hacer su trabajo", afirmó en un video divulgado por las redes sociales.
El interrogatorio apunta a determinar si Lula recibió un lujoso apartamento de la constructora OAS, enlodada en la red de sobornos de Petrobras, como retribución de favores ilegales.

La fiscalía acusa al expresidente de haber recibido 3,7 millones de reales (1,16 millones de dólares al cambio actual) de OAS, incluyendo ese tríplex en el balneario de Guarujá (Sao Paulo) y el costeo del almacenamiento de sus bienes personales y de su acervo presidencial entre 2011 y 2016.

Lula, que enfrenta otras cuatro investigaciones por corrupción pasiva, lavado de dinero y obstrucción a la justicia, niega los cargos y asegura que es víctima de una persecución judicial y mediática para que no pueda presentarse a las elecciones de 2018.

Si es condenado, y el fallo ratificado en segunda instancia, el hombre que ganó fama mundial por capitanear el "milagro brasileño" hace una década deberá bajarse de esa elección.

Instituto Lula

En medio de este panorama en la tarde hoy un juez de Brasilia ordenó suspender las actividades del Instituto Lula, por sospechas de que esa entidad fundada para transmitir el legado del exmandatario de izquierda sirvió como lugar de encuentro para cometer "varios ilícitos criminales".

"El Instituto Lula, aunque desarrolla proyectos de carácter social, pudo ser instrumento o al menos lugar de encuentro para la perpetración de varios ilícitos criminales", escribió el juez federal Ricardo Leite al aceptar la medida cautelar solicitada por la fiscalía, según un despacho al que accedió a la AFP.

Leite está a cargo de uno de los cinco procesos judiciales que enfrenta Lula, acusado de participar de un plan para comprar el silencio de un exdirectivo de Petrobras involucrado en el fraude de la petrolera estatal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)