ARGENTINA

La CIDH calificó de "retroceso" el nuevo encarcelamiento de Milagro Sala 

El presidente de la comisión advirtió que se puede acudir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para exigir que se respete la medida cautelar de arresto domiciliario.

Milagro Sala. Foto: AFP.
Foto: AFP.

La activista social argentina Milagro Sala volvió a ser encarcelada este sábado, según ordenó la Justicia, que en septiembre revocó una medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA por la que pasó varias semanas en arresto domiciliario.

Sala fue trasladada a la misma cárcel de Jujuy (1.900 km al norte de Buenos Aires) en la que pasó 20 meses de prisión preventiva, acusada de presunta malversación de fondos.

El 31 de agosto le había sido concedido el arresto domiciliario por presión internacional.

"Este traslado intempestivo no notificado, sin dudas, es muy grave. La CIDH fue clara al dictar la medida cautelar. Esto es un retroceso", dijo el presidente de ese organismo Francisco Eguiguren, a FM La Patriada.

La CIDH había citado a Argentina a una reunión este mes en Montevideo para analizar el caso.

"Si nosotros constatamos que la medida no está cumplida y, además que no hay posibilidad, voluntad de cumplirla, tendremos que analizar en la Comisión qué paso. Los reglamentos prevén que cuando una medida no está siendo acatada, además de poder insistir en su cumplimiento, siempre cabe la posibilidad de acudir a la Corte Interamericana" de Derechos Humanos, dijo.

Sala, de 53 años, es una líder social indígena enfrentada con el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, querellante en varias causas en su contra y aliado del presidente Mauricio Macri.

La justicia la investiga por amenazas y presunta malversación de fondos que recibió su organización Tupac Amaru para la construcción de viviendas sociales durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015). Sus defensores la consideran una presa política.

La CIDH, Amnistía Internacional, un comité de expertos de Naciones Unidas, el secretario general de la OEA, Luis Almagro,  y organismos defensores de los derechos humanos han reclamado su liberación al considerar que su arresto es arbitrario y violatorio de estándares del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, lo que ha puesto en un brete al gobierno argentino.

Laberinto jurídico

La justicia revocó el beneficio de prisión domiciliaria por "incumplir" las condiciones de detención al alegar que omitió un control de salud al que debía someterse el viernes.

"La causa principal por la que se le había otorgado la prisión domiciliaria fue el cuidado de su salud e integridad física. Ante la obstaculización de cumplirlo, el juez se presentó en el domicilio y procedió a su traslado al penal", explicó al canal TN Pablo Ponce, jefe de Comunicación del Poder Judicial jujeño.

La abogada de Sala, Elizabeth Gómez Alcorta consideró que "lo que han hecho es un secuestro. La orden es de una ilegalidad absoluta". El fiscal del caso, Sergio Lello, desechó por "irrisoria" tal acusación.

Sala volvió a la cárcel por "incumplimiento de las condiciones de la prisión domiciliaria", dijo el ministro de Justicia de Jujuy, Oscar Perassi.

El ministro de Justicia argentino, Claudio Avruj, señaló que el Ejecutivo "está analizando" la decisión judicial. "Es un juez independiente que toma una decisión en el marco de sus competencias", indicó.

La defensa podrá notificarse el martes ya que durante el fin de semana los tribunales están cerrados y el lunes es feriado en Argentina.

Polémica detención

A mediados de agosto los jueces argentinos habían concedido la detención domiciliaria para Sala y un mes después un tribunal superior atendió una apelación y ordenó revocar el beneficio. La defensa apeló.

Sala, diputada electa del Parlasur, fue trasladada el 31 de agosto a una casa que no era su vivienda y que al momento de serle otorgado el beneficio no contaba con electricidad, sanitario, ni ventanas.

La casa debió ser reconstruida para que pueda albergarse allí donde estaba bajo estricto control de la Gendarmería (policía militarizada) con cámaras de seguridad, una rutina que la obligaba a mostrarse en un balcón tres veces al día y restricción de visitas, entre otras medidas.

El traslado a prisión se produce con el gobierno y la oposición en campaña, a una semana de las elecciones legislativas nacionales del domingo.

La expresidenta y candidata a senadora Cristina Fernández aseguró este sábado en un acto que Sala "fue prácticamente secuestrada, arrastrada y llevada en un auto sin patente" a la prisión.

Su defensa denunció que la mujer fue retirada de la casa descalza y en pijamas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)