EL GIGANTE DE ASIA

China busca crecimiento del 6,5% en la economía

Aumenta presupuesto de Defensa 7%; sesiona Asamblea Popular y se fortalece el presidente Xi Jinping.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente Xi Jinping llega al Comité Consultivo para discutir políticas. Foto: AFP

La Asamblea Nacional Popular (ANP, el Legislativo chino) inicia hoy domingo su sesión plenaria anual con la divulgación de las principales previsiones económicas del Gobierno y con la perspectiva del Congreso del Partido Comunista del próximo otoño.

Los más de 3.000 miembros del Parlamento chino inician este domingo una reunión de once días que concluirá el próximo día 15, y que se celebrará entre la parafernalia y los eventos cuidadosamente coreografiados tan tradicionales en el régimen comunista de Pekín.

El primer ministro Li Keqiang presenta el informe anual de la gestión del Gobierno, en el que anunciará las principales previsiones económicas para este año, sobre todo el objetivo de crecimiento de la economía china.

Varios medios nacionales han avanzado que la cifra de aumento del Producto Interno Bruto (PIB) podría ser de un 6,5 %, lo que implicaría un ligero descenso de las expectativas desde el rango 6,5-7 % del ejercicio pasado (frente al 6,7 % de 2016). También se prevé que el objetivo de inflación se mantenga en el 3 % para 2017.

Seguridad.

Uno de los temas que enfocará Li Keqiang es el incremento del gasto militar, estimándose que se situará alrededor del 7%, el más bajo en una década.

El presupuesto de Defensa supondrá el 1,3% del PIB chino y ascenderá a algo más de U$S 148.000 millones en 2017, de acuerdo con un dato revelado por la vocera del Parlamento, Fu Ying, en una rueda de prensa en Pekín.

En 2016, el Gobierno incrementó el gasto militar un 7,6%, el aumento más bajo en seis años. Sin embargo, China se sigue situando como la potencia que invierte más en Defensa por detrás de Estados Unidos, aunque está lejos de alcanzarle y esa brecha parece que crecerá después del anuncio del presidente Donald Trump, que pretende el gran resurgimiento militar estadounidense con un aumento del gasto del 10%.

En este contexto, Fu Ying defendió la necesidad de China de invertir en sus Fuerzas Armadas para proteger los intereses y la seguridad nacionales, si bien rechazó que eso suponga una amenaza para la estabilidad internacional.

Además, matizó que el gasto militar de su país respecto del PIB se sitúa muy por debajo del de Estados Unidos, que dedica 3,3% del PIB a Defensa, y aún es inferior a lo que la OTAN ha pedido a sus socios, que es de al menos un 2%.

"Durante la última década, el mundo ha sido testigo de numerosos conflictos e incluso guerras que han causado una gran pérdida de vidas y pobreza, así como el desplazamiento de muchos refugiados. Nada de esto ha sido casuado por China", destacó Fu Ying, en respuesta a las procupaciones de otros países.

Respecto del desafío que puede plantear Estados Unidos, la vocera del Parlamento espera que el presidente Trump siga el camino de la cooperación, aunque advirtió que China responderá con calma a los desafíos que le presente.

Decisivo.

Periodistas y analistas estarán atentos al objetivo de déficit público que anuncie Li, pues algunos esperan un ligero aumento para atender a una intensificación de las reformas estructurales, especialmente en la industria pesada y en las empresas estatales.

Sin embargo, el importante XIX Congreso que el Partido Comunista de China (PCCh) celebrará en otoño, previsiblemente en octubre, puede hacer que muchas de las reformas se aplacen a fin de garantizar la calma popular de cara a esa cita.

"Esas reformas implicarán despidos masivos de trabajadores sobrantes", por lo que el presidente chino, Xi Jinping, "las aplazará" hasta después del congreso debido al temor a "importantes protestas sociales que puedan ser usadas por sus enemigos", señaló a Efe Willy Lam, profesor de la Universidad China de Hong Kong. "Tradicionalmente, mantener la estabilidad es el objetivo principal en los años en que hay congreso".

En este próximo Congreso de la formación, que se celebra cada cinco años, se producirá un importante relevo de poderes y es que todos los líderes del actual Comité Permanente —el órgano de mayor poder del PCCh—, a excepción del presidente Xi Jinping y el primer ministro Li Keqiang, serán en principio sustituidos.

En esta Asamblea, y de cara al Congreso, se prevén algunos cambios de altos cargos (un proceso que ya ha comenzado) dentro del objetivo de Xi de rodearse de figuras más fieles para la cita clave del otoño.

También se espera el reforzamiento de la figura del presidente chino, Xi Jinping, proclamado "líder central" del Partido durante la reunión del Comité Central de octubre pasado.

Foco tenso con Estados Unidos.

El Mar de China Meridional, foco de tensiones regionales, se espera que siga siendo un punto de fricción entre China y Estados Unidos. Por eso, varios analistas chinos estiman que gran parte del presupuesto militar será destinado a los planes de sus Fuerzas Navales. Estados Unidos acusa a China de militarizar la zona. La vocera de la Asamblea Nacional, Fu Ying estima que "la situación en el Mar de China se está calmando y el futuro dependerá de las intenciones de Estados Unidos".

EE.UU. sabotea misiles de Corea del Norte.

Estados Unidos comenzó hace tres años un programa para sabotear con ataques informáticos y electrónicos las pruebas de misiles de Corea del Norte, y ello ha influido en los fallos registrados en algunos lanzamientos, informó The New York Times. Este programa fue la alternativa que eligió la Administración de Barack Obama ante los avances del programa nuclear y de misiles del régimen de Pyongyang, y los riesgos que representaban otras acciones.

La información, basada en fuentes de la Administración de Obama y la de Trump, así como documentos relacionados con este programa, vincula estos ataques con los fallos que han tenido diversos misiles norcoreanos que se han desviado de su curso y caído al mar. Aunque ha habido casos en los que se sospecha que puede tratarse de accidentes o fallos de fabricación, en su mayoría estos fracasos han sido acentuados por las acciones desarrolladas por Estados Unidos.

El programa busca sabotear los lanzamientos con medidas informáticas o electrónicas antes de que los misiles sean colocados en su plataforma o en los primeros segundos después de su lanzamiento, agrega el diario. Fuente: EFE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)