EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

China anuncia más apertura ante nuevas tendencias proteccionistas

El régimen comunista preocupado por las políticas de Trump y el Brexit.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Asamblea Popular inauguró ayer su sesión anual. Foto: AFP

China, una de las grandes economías que más restringe la inversión y el comercio, se declaró ayer domingo contraria a "cualquier tipo de proteccionismo" ante la ola antiglobalización encabezada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el "brexit" británico.

El primer ministro chino, Li Keqiang, posicionó a su país como máxima defensora de la globalización y aseguró que abrirá cada vez más sus puertas, en su discurso ante la Asamblea Nacional Popular, que comenzó ayer domingo su única sesión plenaria del año.

"China se verá más involucrada en la gobernanza global e impulsará la globalización económica para lograr que se convierta en inclusiva, mutuamente beneficiosa e igualitaria", enfatizó Li en su discurso ante los tres millares de diputados reunidos en Pekín desde ayer y hasta el día 15 para aprobar los objetivos y presupuestos del gobierno para este año.

Entre ellos destaca una meta de crecimiento del 6,5%, el más bajo desde 1990, que se enmarca en la desaceleración que atraviesa la segunda economía mundial en busca de nuevos motores.

"Los acontecimientos tanto dentro como fuera de China requieren que estemos preparados para afrontar situaciones más complicadas y graves", consideró Li, quien remarcó que Pekín rechaza "cualquier tipo de proteccionismo".

Li remarcó la inquietud que generan las políticas de las principales economías y sus efectos contagio, en clara alusión a la Administración Trump o el Reino Unido aunque sin mencionarlos de forma específica, y advirtió que los "factores que podrían causar inestabilidad o incertidumbre se están incrementando visiblemente".

"El crecimiento económico mundial sigue siendo débil y están creciendo tanto la tendencia antiglobalizadora como el proteccionismo", reiteró.

China pretende expandir su economía aproximadamente en un 6,5 por ciento, dijo el primer ministro Li Keqiang en su informe en la inauguración de la sesión anual del Parlamento el domingo. El objetivo, que Reuters había reportado en exclusiva en enero, es realista y ayudará a dirigir y mantener las expectativas, dijo Li.

China estableció su rango meta de crecimiento en entre 6,5 y 7%, apoyado por un récord de préstamos bancarios, un auge inmobiliario de naturaleza especulativa y miles de millones de dólares en inversión gubernamental.

El crecimiento del 6,5% es suficiente para salvaguardar el empleo, dijo Huang Shouhong, director de la Oficina de Investigación del Consejo Estatal, que ayudó a redactar el informe del primer ministro.

Michael Tien, delegado de Hong Kong ante el Parlamento de China y fundador de la cadena de ropa G2000, dijo que estaba sorprendido por la cifra del 6,5 por ciento. "Creo que es muy elevada", dijo a Reuters. "En los últimos años, fuera cual fuera el número que daban, siempre lo cumplían, y siempre lo superaban un poco. Así que con esta economía, un 6,5% es increíble", afirmó.

La meta de déficit presupuestario del Gobierno se mantuvo sin cambios, en 3% del PIB. Li dijo que China continuaría aplicando una política fiscal proactiva, y añadió que el gobierno tenía el propósito de reducir la carga impositiva a las compañías.

China mantendrá también una política monetaria prudente y neutral, dijo Li en su discurso ante el Parlamento.

Secretismo en aumento del presupuesto militar

China se comprometió ayer domingo a ofrecer más apoyo a sus fuerzas armadas, pero en un hecho insólito se abstuvo de revelar la cifra del gasto militar para el 2017. La portavoz del Parlamento, Fu Ying, dijo el sábado que el presupuesto en defensa de este año subiría alrededor de 7%, lo que representa cerca de 1,3% del PIB, el mismo nivel de los últimos años. Sin embargo, la cifra definitiva del gasto militar para este año no fue revelada en el desglose del presupuesto nacional publicado durante la apertura de la sesión anual del Parlamento chino ayer domingo, como había pasado en años anteriores. El año pasado, el presupuesto militar chino subió un 7,6%, a US$ 138.400 millones, el segundo más grande del mundo después del de Estados Unidos (casi US$ 600.000 millones).

Parlamento chino.

¿Qué son las "dos reuniones?". La sesión anual plenaria se conoce como "las dos reuniones", una fórmula que designa a las dos cámaras. La primera de ellas es la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CPPCC), una asamblea de unos 2.200 miembros, entre ellos el exjugador de baloncesto Yao Ming o el actor Jackie Chan. La otra "reunión", que comenzó ayer domingo, es la Asamblea Nacional Popular (ANP), bajo estrecho control del Partido Comunista Chino (PCC).

¿Por qué es importante?". Durante diez días, los medios de comunicación chinos no informan prácticamente de otra cosa. Por eso China evita los imprevistos: el majestuoso Palacio del Pueblo, que acoge los debates frente a la plaza de Tiananmen, está muy vigilado y algunas fábricas contaminantes cierran para garantizar un cielo azul como el de este domingo. En opinión del ciudadano de a pie chino, el problema más acuciante del que debería de ocuparse el parlamento sigue siendo la corrupción de las élites, seguida de la seguridad social, según un sondeo del Diario del Pueblo, portavoz del partido.

¿Qué dicen los parlamentarios?". En público, poca cosa. Muchos evitan a los medios extranjeros, pero incluso algunos periodistas chinos admiten que el evento se vuelve cada año más cerrado. Pang Xiaoli, una profesora de enseñanza secundaria de la provincia tibetana de Qinghai espera que los debates aborden el sistema educativo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)