PERFIL

"Un chico callado", así veían a Salman Adebi, el suicida de Manchester

Los vecinos del joven suicida de 22 años dicen que era una persona tranquila y que "no parecía en absoluto la persona que fuera a hacer eso".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Salman Adebi. Foto: theguardian.com

Salman Adebi era un británico que transitó por la vida sin hacer mucho ruido hasta la matanza de Manchester, que presuntamente perpetró tras viajar a la Libia de sus padres.

"Era alguien que los servicios de inteligencia conocían y estoy segura de que cuando esta investigación concluya sabremos más", dijo la ministra de Interior, Amber Rudd.

Abedi tenía 22 años cuando murió el lunes por la noche en el pabellón Manchester Arena de la ciudad del noroeste de Inglaterra, al detonar una bomba que mató a 22 personas e hirió a 59 justo después de un concierto de Ariana Grande.

Un par de fotos suyas difundidas por la prensa británica le muestran barbilampiño, con unos párpados grandes y caídos que empequeñecen sus ojos.

Nació en el seno de una familia muy religiosa, venida de Libia, y, según el Financial Times, se radicalizó en los últimos años.

"De repente, tras un viaje a Libia y probablemente a Siria, se radicalizó y decidió cometer este atentado", dijo el ministro el ministro francés del Interior Gérard Collomb, en una entrevista en la cadena de televisión BFM.

La familia de Abedi vivió durante al menos 10 años en el área de Fallowfield, en el sur de Mánchester, justo donde se han practicado las cuatro detenciones en relación al caso. Uno de los detenidos es su hermano, según la prensa británica.

"Lo vi algunas veces, pero no hablamos. Era alguien muy discreto", explicó a la AFP Asia Javed, una vecina suya de 18 años.

Abedi rezaba en una mezquita de los suburbios, donde su padre era muy conocido ya que a veces era quien hacía el llamado a la plegaria.


"Un chico tan callado".


Un vecino del barrio, Peter Jones, de 53 años, describió el área como "tranquila y segura" y explicó a la AFP que estaba "conmocionado" al saber que el sospechoso era de la zona.

"Era un chico tan callado, siempre muy respetuoso conmigo" explicó un miembro de la comunidad libia de Mánchester al diario The Guardian.

"Su hermano Ismael es más abierto, pero Salman era muy tranquilo. No parecía en absoluto la persona que fuera a hacer eso", explicó.

El padre de Abedi es conocido en la comunidad, y se cree que ahora vive en Trípoli, según las fuentes consultadas por The Guardian.

Según The Telegraph, Salman tenía dos hermanos y una hermana.
La comunidad libia en Mánchester, la más nutrida del país, cuenta con unos 16.000 miembros, según la BBC.

Abedi comenzó sus estudios de negocios y gerencia en la Universidad de Salford, en Mánchester en 2014, pero una fuente dijo a la agencia Press Association que abandonó después de dos años, sin obtener el título.

El sospechoso no vivía en el campus, no tuvo ningún problema durante sus estudios, ni participó en ninguna asociación, ni entró en contacto con el imán de la universidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)