VENEZUELA

El chavismo quiere ilegalizar parlamento de mayoría opositora

Es debido a que la AN desoyó sanción a tres diputados.

Una comisión de diputados chavistas solicitó ayer al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano que declare ilegal cualquier acto o decisión de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) por haber incorporado a tres diputados indígenas opositores suspendidos por supuesto fraude en las elecciones.

"Hemos introducido tanto en la Sala Electoral como en la Sala Constitucional las solicitudes para que se declare la ilegalidad de los actos del día de ayer, la ilegalidad de cualquier acto que se emane producto de una Asamblea que está ilegalmente constituida", dijo el diputado chavista Héctor Rodríguez a periodistas.

El jefe de la bancada oficialista de la Cámara informó que también están solicitando que se evalúe "cuáles son las responsabilidades" del presidente de la AN, el opositor Henry Ramos Allup, "por estos actos ilegales", dijo refiriéndose a la sesión de ayer en la que fueron investidos los tres parlamentarios.

A juicio de Rodríguez, lo que hizo el jueves la directiva del Parlamento al incorporar a los tres diputados opositores suspendidos fue un "desacato a la Constitución" porque, aseguró, los legisladores incorporados cometieron delito electoral al hacer "fraude" en la legislativas.

"Es un hecho notorio, público que en el estado Amazonas en las elecciones del 6 de diciembre se cometieron delitos electorales, se cometió fraude electoral como lo hemos demostrado en reiteradas ocasiones", aseveró Rodríguez. Los tres diputados indígenas de la oposición suspendidos por el TSJ, Julio Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana, se reincorporaron ayer al Parlamento, pese a la sentencia que se lo prohíbe y que puede conducir a que el Legislativo sea declarado en desacato por la máxima instancia judicial.

La suspensión de los diputados electos en representación indígena de la zona sur del país —tres opositores y un chavista— fue ordenada a fines de diciembre pasado por la Sala Electoral del TSJ como medida cautelar mientras se investigaban las presuntas irregularidades en la elección.

Revocatorio.

El jefe de la bancada opositora del Parlamento venezolano, Julio Borges, aseguró ayer que la oposición conseguirá el apoyo de siete millones de venezolanos en la siguiente y definitiva fase del proceso que impulsa para convocar el referendo revocatorio del presidente Nicolás Maduro.

La plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) esperará hasta el próximo lunes para que el Consejo Nacional Electoral (CNE) convoque a la siguiente fase del proceso, que consiste en recoger una cantidad de firmas equivalente al 20 por ciento de los inscritos en el registro electoral, unos 4 millones de apoyos.

"Estoy seguro de que cuando tengamos la fecha de la búsqueda del 20 por ciento (...) no vamos a tener 4 millones de personas en la calle sino 5, 6 y hasta 7 millones de personas", dijo Borges al canal privado Globovisión. El dirigente agregó que será una demostración clara del pueblo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)