HORAS DEFINITORIAS

Chavismo y oposición: cara a cara bajo máxima tensión

Temen violencia durante la “madre de todas las marchas” en Caracas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La oposición puede llegar al centro de Caracas, el gobierno adelantó que no lo permitirá. Foto: Reuters

La oposición venezolana realizará hoy miércoles lo que prometió será "la madre de todas las marchas" contra el gobierno, que a su vez responderá con una masiva movilización chavista. Ayer se respiraba un ambiente de máxima tensión en Caracas, ante los temores de estallidos de violencia.

Con la "lealtad incondicional" renovada de los militares, Maduro encarará la sexta protesta que organiza este mes la oposición para exigir elecciones generales y respeto a la autonomía del Parlamento, único de los poderes públicos no controlado por el oficialismo.

El jefe del Legislativo, Julio Borges, llamó a las Fuerzas Armadas, con enorme poder político y económico, a ser "leales" a la Constitución y a dejarlos marchar pacíficamente.

Las anteriores protestas derivaron en batallas campales entre fuerzas de seguridad y manifestantes, con cinco muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos.

En la escalinata de la sede del Parlamento, Borges pidió a los soldados no una "rebelión o "un golpe de Estado", sino que "cesen los abusos", "el hostigamiento" y "la represión".

Los opositores fijaron 26 puntos de salida para la manifestación que pretende llegar a la Defensoría del Pueblo, en el centro de Caracas, bastión chavista. Los oficialistas adelantaron que, como siempre, no los dejarán entrar a esa zona, donde será su marcha.

"Toda Caracas será tomada por las fuerzas revolucionarias y no nos alboroten", advirtió Diosdado Cabello, uno de los dirigentes más poderosos del chavismo.

La oposición convocó a manifestar en todo el país y a los venezolanos en el extranjero (en Montevideo habrá una concentración en Plaza Cagancha), coincidiendo con la conmemoración del inicio del proceso de independencia de Venezuela de España el 19 de abril de 1810.

Crispación a tope.

El gobierno sostiene que la oposición promueve "terrorismo" y "violencia" en sus marchas. Y la oposición acusa al gobierno de represión y de torturar a detenidos. Entre creciente tensión, once países latinoamericanos —entre ellos Uruguay— pidieron a Venezuela que garantice el derecho a la manifestación pacífica. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, expresó "seria preocupación" por "la militarización de la sociedad" en Venezuela y llamó "a la cordura".

El lunes, Maduro anunció en un acto militar que la Milicia Nacional Bolivariana, creada hace siete años por el fallecido presidente Hugo Chávez, llevará a 500.000 civiles, cada uno con su fusil. Ayer el secretario general de la OEA, Luis Almagro, consideró que el hecho de que el gobierno venezolano arme a civiles es "una acción represiva homicida que incita a la violencia".

Tortura.

Ayer el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela informó de la detención de dos hermanos a solicitud de la Fiscalía por "la presunta comisión de los delitos de instigación pública y agavillamiento". Los gemelos Francisco José y Francisco Alejandro Sánchez, de 22 años, militantes del partido Primero Justicia del líder opositor Henrique Capriles, fueron detenidos el jueves pasado por el servicio de inteligencia, Sebin, y recién el sábado sus familiares y defensores pudieron verlos.

Mientras dure la investigación de la causa, los estudiantes universitarios estarán recluidos en la peligrosa y atiborrada cárcel de Tocorón, en el estado central de Aragua.

El domingo, horas antes de la primera audiencia de los hermanos Sánchez, el propio Maduro presentó en televisión varios videos con delaciones de detenidos en las protestas, argumentando que los manifestantes cometen actos de "terrorismo" con el fin de derrocarlo por la vía violenta. La imagen y el sonido de los videos están editados y la cara de Sánchez difuminada. La defensa comprobó la legitimidad del audio, pero dijo que fue logrado bajo coerción. "Estuvo tres días con un brazo esposado a un tubo: no se podía acostar", dijo a Reuters su abogado Joel García.

"Recibió tortura psicológica: le ponían armas en la cabeza, diciendo que lo iban a matar, a su familia, que iban a violar a su novia, que iban a matar a su hermano que lo tenían en otro calabozo", denunció.

El gobierno de Venezuela ha sido denunciado ante la Corte Penal Internacional, con sede en La Haya, por cometer actos de tortura sistemática en los últimos 15 años. La activista Tamara Suju, abogada que lleva la querella, dijo el martes que a las denuncias se había sumado el caso de los gemelos Sánchez.

"Cuando a ellos les dijeron que se iban para Tocorón, una cárcel extremadamente complicada, mis hijos se estaban riendo porque decían que cualquier cosa era mejor que el Sebin", se lamentó su papá.

Miles de venezolanos se refugian en el exterior escapando de la crisis.

Más de 12.000 venezolanos han huido de la crisis económica y social de su país hacia Brasil desde 2014, principalmente al estado fronterizo de Roraima, detalló ayer martes un informe Human Rights Watch (HRW) presentado en Washington. Hay un "incremento notable en el número de venezolanos que huyen de Venezuela fundamentalmente por razones de tipo humanitario, buscando alimentos y medicinas que no están disponibles", dijo el director para América de HRW, José Miguel Vivanco. Pero muchos también huyen de la elevada inseguridad en el país, "donde la norma es la impunidad para quienes son víctimas de hechos violentos, ya sean cometidos por pandillas o por agentes del Estado", señaló Vivanco, durante una rueda de prensa en Washington.

El flujo anual se quintuplicó en los 11 primeros meses de 2016, con 7.150 entradas.

Las cifras de venezolanos que migran se ha incrementado también en otros países como Argentina, Canadá y Estados Unidos, según HRW. Uruguay espera en 2017 la llegada de unos 18.000 inmigrantes de países del Mercosur y asociados, de los cuales unos 2.340 procederán de Venezuela, informó en marzo el vicecanciller José Luis Cancela en el Parlamento. "Hay un aumento de venezolanos en estos años", reconoció.

FMI proyecta inflación de 2.068% para el año 2018.

La inflación en Venezuela llegará a 720,5% al cierre de este año, la mayor del continente y una de las mayores del mundo, estimó el FMI en su informe semestral difundido ayer martes. Para 2018, el FMI estimó una inflación de 2.068,5%, de lejos la más alta entre el centenar de países que evalúa. La elevada inflación se combina con un desempeño económico negativo: Venezuela cerrará el año con un retroceso de 7,4%, en un contexto de crisis agravada por la caída de los precios petroleros y los rígidos controles estatales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)