AMENAZA

Cazas y bombarderos de EE.UU. sobrevuelan cerca de Corea del Norte y simulan ataque

Una fuente del gobierno surcoreano indicó que las aeronaves se acercaron más de lo habitual a la tensa frontera que separa a las dos Coreas.

Cazas surcoreanos F-15K, bombarderos estratégicos B-1B estadounidenses y cazas F-35B . Foto: EFE
Cazas surcoreanos F-15K, bombarderos estratégicos B-1B de EEUU . Foto: EFE

Cuatro cazas F-35B y dos bombarderos estratégicos B-1B estadounidenses realizaron hoy un simulacro de bombardeo cerca de Corea del Norte en respuesta al lanzamiento de un misil de alcance medio realizado el pasado viernes por el régimen de Pyongyang.

En las maniobras participaron también cuatro cazas surcoreanos F-15K, según confirmó a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa en Seúl que indicó que se trató de una respuesta de tipo "rutinario" al último lanzamiento norcoreano.

Sin embargo, una fuente del Gobierno surcoreano indicó por su parte a la agencia Yonhap que las aeronaves se acercaron más de lo habitual a la tensa frontera que separa a las dos Coreas.

Los aviones dejaron caer bombas inertes en un terreno de pruebas militares en Taebaek, la provincia de Kangwon (costa oriental) cercano a la zona desmilitarizada (DMZ), detalló la fuente.

Concluidas las maniobras, los F-35 y los B-1 regresaron a sus bases en Japón y la isla de Guam, respectivamente.

Los ejercicios se produjeron tres días después de que Corea del Norte lanzara un misil de alcance intermedio que recorrió unos 3.700 kilómetros y sobrevoló el norte del archipiélago japonés antes de caer al mar, en lo que supuso el primer proyectil que ha disparado tras realizar su sexta prueba nuclear el pasado 3 de septiembre.

El despliegue de estos activos militares como prueba de fuerza empieza a ser habitual por parte de Estados Unidos, que el pasado 31 de agosto ya envió a la península precisamente cuatro cazas furtivos F-35B y dos bombarderos B-1B en respuesta al lanzamiento de otro misil balístico por parte de Pyongyang.

Las continuas pruebas de armas del régimen norcoreano han elevado enormemente la tensión con Washington, que ha vuelto a apuntar a la opción militar contra Pyongyang en los últimos días.

Ayer mismo, la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, insinuó que, si Corea del Norte no varía su actitud y continua impulsando programa nuclear, la administración Trump pondrá el asunto en manos del Pentágono.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)