vea el video 

Cataluña se pone al borde del desacato en sesión clave

Cataluña deberá enfrentar una serie de desafíos para lograr su independencia. La investidura del nuevo presidente de la región, la férrea oposición del gobierno de Madrid y su reconocimiento internacional son escollos que deberá sortear para lograr el sueño secesionista.

Hoy es el primero. El Parlamento catalán celebrará una votación que podría proclamar la investidura de Artur Mas como presidente reelecto de la región. Su posible elección podría permitir que esta región de 7,5 millones de habitantes continúe su proceso independentista, o podría verse "encallado", como lo dijo el propio Mas, si no resulta elegido.

Si esto ocurre, Cataluña tendrá otros desafíos. Uno de los más importantes es que España lo reconozca como Estado independiente. Pero esto parece casi imposible. Sobre todo porque ayer el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional en el que pidió la suspensión de la propuesta independentista del Parlamento catalán, aprobada el pasado lunes. El Tribunal suspendió la moción por unanimidad horas más tarde y avisó: quienes incumplan esta decisión podrían incurrir en "responsabilidades penales".

El sueño secesionista tiene obstáculos más profundos. Uno de los más significativos es integrar Naciones Unidas. El presidente de la ONU, Ban Ki moon, dijo en julio de este año que "Cataluña no está entre los territorios con derecho a la autodeterminación". Es decir, si se concreta la secesión, abandonaría este organismo.

Esta mirada es criticada por los que anhelan la independencia. "En 1990, el secretario general de la ONU dijo que nunca se reconocería a Eslovenia y Croacia. Hoy día, ambos países son independientes y están representados en la Unión Europea y en la ONU", señaló Albert Royo i Mariné, secretario general del Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña.

Cataluña tampoco integraría otras organizaciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional y la OTAN. Según los expertos, esta región se ve beneficiada de integrar estos organismos porque integra el Estado español.

Artur Mas.
Artur Mas.

Euro sí, Euro no.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, advirtió al diario El Mundo de que existe "riesgo" de corralito si se concreta la independencia. Aclaró que este nuevo país no tendría acceso a la financiación del Banco Central Europeo y, además, su salida de la Unión Europea sería "automática".

De todas formas, nada impide que un país adopte como moneda propia al euro. Eso sí: solo podrá utilizarla como moneda de curso, explicaron analistas al diario El Mundo, porque no tendría capacidad de decisión sobre la política monetaria ni fiscal al no integrar el Eurogrupo.

Esta salida del bloque, conformado por 28 países y más de 500 millones de personas, afectaría su economía. Diego López Garrido, exsecretario de Estado para el bloque, dijo a ese diario que la salida "no es una cuestión opinable". "Mantener lo contrario es una barbaridad", agregó.

Para Albert Royo i Mariné, el nuevo país negociará permanecer en la Unión Europea. "Las amenazas de una expulsión exprés no son creíbles. Cataluña representa el 2,1% del PIB de la eurozona, es una economía más grande y central que la de Finlandia o Grecia, cuenta con el mayor puerto del Mediterráneo y es la principal vía de salida por tierra de las mercancías españolas hacia Centroeuropa", aseguró.

Otros desafíos.

La secesión también afectaría a los ciudadanos catalanes para la libre circulación por Europa. Los ciudadanos europeos gozan del llamado "Acuerdo de Schengen", que establece controles comunes entre la mayoría de los países del continente.

Los desafíos secesionistas también llegan a lo deportivo. La ley permite competir en los torneos nacionales solo a los equipos que estén afiliados a una federación nacional. Por lo tanto, el Consejo Superior de Deportes señaló al diario El País de Madrid: "El FC Barcelona no podría seguir disputando la liga española" si se concretara la independencia.

A fines de octubre, el primer ministro francés, Manuel Valls, (nacido en Barcelona) se mostró dispuesto a abrirle las puertas de la liga francesa si en España no puede jugar.

¿Ya hay autonomía?

El embajador en España en Uruguay, Roberto Varela Fariña, dijo que la resolución tomada por el Parlamento catalán "no va a tener ninguna validación jurídica". "Por lo tanto, especular qué podría pasar con una Cataluña independiente es un ejercicio totalmente inútil puesto que no va a ocurrir", señaló.

Albert Royo i Mariné dijo a El País que "el Gobierno español se ha negado a cualquier tipo de negociación política y se limita a amenazar con suspender la autonomía de Cataluña". Por su parte, Varela Fariña dijo que "la intención de dialogar siempre estuvo".

Según Varela Fariña, el Gobierno español le ha proporcionado una mayor autogestión a Cataluña en las últimas décadas. "Su techo competencial (límite de autonomía) es de los más altos del mundo. Ellos tienen una Policía y un sistema educativo propio. Tienen concedidas gran parte de las competencias", puntualizó.

Obedecen solo al Parlamento.

La vicepresidenta del Gobierno catalán, Neus Munté, aseguró ayer que la prioridad es "cumplir" la resolución del Parlamento que declaró el inicio de un proceso de independencia de Cataluña el pasado lunes. Por lo tanto, ignorarán la suspensión del Tribunal Constitucional de esta moción, que dejó sin validez jurídica esta decisión.

Según el diario La Vanguardia, Munté dijo que "la voluntad política" es "tirar adelante el contenido de la resolución" secesionista. "Estamos cumpliendo y seguiremos cumpliendo el mandato de un Parlamento soberano", declaró.

Por su parte, el rey Felipe VI dijo ayer que "son días complicados", tras haber modificado su agenda para atender el Consejo de Ministros que recurrió a la resolución independentista aprobada por el Parlamento de Cataluña.

VOCES ANTAGÓNICAS.

Roberto Varela Fariña - Embajador de España en Uruguay.

"Esta resolución no va a tener ninguna validación jurídica. Por lo tanto, especular qué podría pasar con una Cataluña independiente es un ejercicio totalmente inútil puesto que no va a ocurrir. Si ocurriera, se vería en qué términos sería. El mecanismo legal no existe. (...) Las diferencias se resuelven dialogando. No se arregla utilizando mecanismos que están fuera de la ley".

Albert Royo Mariné - Diplomático de Cataluña.

"Un proceso absolutamente pacífico y democrático como el catalán no puede ser ignorado por el mundo civilizado, sobre todo cuando la contraparte, el Gobierno español, se ha negado a cualquier tipo de negociación política y se limita a amenazar con suspender la autonomía de Cataluña y a perseguir legalmente a las autoridades catalanas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)