paraguay

Cartes quiere presentarse al Senado; oposición denuncia que viola la Constitución

Al dejar la presidencia, el actual mandatario se convertiría en senador vitalicio, un cargo que da voz pero no voto.

Horacio Cartes. Foto: AFP
Horacio Cartes, presidente de Paraguay. Foto: AFP.

La reñida campaña para las internas de los partidos en Paraguay, de las que saldrán los candidatos para las generales y presidenciales de 2018, cobró una nueva dimensión con la decisión del presidente Horacio Cartes de presentarse al Senado, lo que según parte de la oposición viola la Carta Magna.

El argumento de esas voces, así como de expertos constitucionalistas, es que la Constitución establece que un expresidente se convierte automáticamente en senador vitalicio al cumplir sus cinco años al frente del Ejecutivo, a lo que hay que aclarar que la figura del senador vitalicio, al contrario del legislador elegido por las urnas, carece de voto.

El cargo vitalicio no debe de ser plato del gusto de los expresidentes paraguayos, si se tiene en cuenta que hasta ahora solo ha sido desempeñado por Juan Carlos Wasmosy (1993-1998).

Tampoco parece apetecer a Cartes, que este mes registró su precandidatura al Senado en el tribunal electoral de su formación, el gobernante Partido Colorado.

En principio, sus posibilidades de ser designado son grandes ya que es primero en la lista al Senado por el movimiento Honor Colorado, que presenta al exministro de Hacienda Santiago Peña como precandidato a la Presidencia en las partidarias internas de diciembre.

De triunfar en esas internas, Cartes vería el camino allanado para buscar un escaño en el Senado en las generales de abril, en las que los colorados tendrán como rival al Partido Liberal, que acude a esa cita aliado con la izquierda del Frente Guasú, que integra el exmandatario Fernando Lugo.

Fernando Lugo, expresidente de Paraguay, en 2012. Foto: Ariel Colmegna.
Fernando Lugo, expresidente de Paraguay, en 2012. Foto: Ariel Colmegna.

Sin embargo, los socialdemócratas del Partido Democrático Progresista (PDP) ya ha anunciado que elevarán una impugnación para evitar que Cartes asuma como senador.

Ese partido señaló que el tribunal electoral del Partido Colorado no debía de haber autorizado la inscripción de Cartes, ya que estaría inhabilitado por el articulo 189 de la Constitución, que dictamina que un expresidente se convierte en senador vitalicio al termino de su misión.

El artículo subraya que sí puede eludir esa disposición todo expresidente que haya sido sometido a juicio político y hallado culpable, como es el caso de Lugo, destituido en 2012 y hoy senador.

El PDP hace extensiva su argumentación a Nicanor Duarte Frutos, presidente de Paraguay entre 2003 y 2008 por el Partido Colorado.

Duarte, que lidera el Movimiento Progresista Colorado, también se ha inscrito para disputar un escaño en el Senado en las internas de diciembre de su partido.

A esa pretensión le ha salido un valedor en Honor Colorado, pese a que Duarte es un declarado enemigo político de Cartes.

Desde el entorno de Cartes defienden que está habilitado para ir al Senado con base en una resolución de la Corte Suprema de 2010 en favor de Duarte, quien se había presentado como senador en las elecciones de 2008, siendo elegido y proclamado por el Tribunal de Justicia Electoral.

Nicanor Duarte en 2008. Foto: AFP.
Nicanor Duarte en 2008. Foto: AFP.

No obstante, no asumió ante la oposición del Senado, en una coyuntura en la que Duarte había perdido peso político, tras la derrota electoral de los colorados ese año.

Sin embargo, Duarte presentó una acción de inconstitucionalidad contra la resolución del Senado, que es la que fue avalada por la Corte Suprema, lo que según el entorno de Cartes sienta una jurisprudencia al respecto.

El PDP, que no lo interpreta así, menciona además otro artículo de la Constitución en relación a las incompatibilidades de un jefe del Ejecutivo, el 237, que dice que el presidente debe "dedicarse en exclusividad a sus funciones".

El PDP afirma que esa norma está siendo violada por Cartes desde el momento en que está llevando a cabo una actividad proselitista que "implica responsabilidades ajenas a la función presidencial".

Ese partido ya ha anunciado que presentará una impugnación y que, de no prosperar, votará en contra de que se tome juramento a Cartes "en conformidad a las normas que le fueron aplicadas a Duarte Frutos en 2008".

Una repetición del rechazo a Duarte en el Senado entra dentro de los escenarios posibles tras las elecciones de 2018, dependiendo de como quede conformado el tablero político.

Ello no parece preocupar a Honor Colorado y a Santiago Peña, su precandidato a la Presidencia, quien el día en que registraron su lista dijo que Cartes será el "senador más votado en la historia del Paraguay".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)