La Fiscalía mexicana estima que bajaron las ganancias del grupo

Al cártel le iba mejor con El Chapo en la cárcel

El cártel de las drogas de Sinaloa aumentó su poder en los casi 17 meses que permaneció en prisión su líder, Joaquín "el Chapo" Guzmán, según un diagnóstico de la Fiscalía mexicana divulgado ayer por el diario El Universal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Guzmán. El narco más buscado del mundo cayó el sábado 22 de febrero en México. Foto: AP

"El Chapo" fue capturado el 22 de febrero de 2014 en Mazatlán, en el noroccidental estado de Sinaloa, y recluido en la prisión de máxima seguridad del Altiplano I, de la que escapó el 11 de julio pasado a través de un túnel de 1,5 kilómetros.

Durante el periodo en el que estuvo recluido, la organización criminal amplió su presencia de seis a siete estados (Chihuahua, Sinaloa, Durango, Coahuila, Baja California, Baja California Sur y Sonora) y las células de ocho a diez.

Tras la fuga de Guzmán, la segunda de una prisión de máxima seguridad, las autoridades mexicanas ofrecieron una recompensa de 60 millones de pesos mexicanos (unos 3,6 millones de dólares) por información que lleve a su captura y emitieron una orden de aprehensión con fines de extradición en respuesta a una solicitud de Washington.

En tanto, el Gobierno de Estados Unidos ofreció una recompensa de 5 millones de dólares a quien aporte datos para dar con el paradero del capo.

Según el diagnóstico de la Fiscalía con fecha del 30 de junio pasado, la actividad de los cárteles de las drogas registró cambios en el último año y, aunque aún operan nueve organizaciones, los Zetas y los Caballeros Templarios perdieron terreno durante este periodo, en tanto que otras organizaciones, como el cártel Jalisco Nueva Generación, se mantienen intactas. Actualmente, operan tres células de los Zetas en el nororiental estado de Tamaulipas, después de que hace un año tenía nueve grupos distribuidos en entidades como Coahuila, Nuevo León, Guanajuato y Quintana Roo. En los últimos dos años, las autoridades mexicanas lograron la captura de 25 jefes zetas, incluidos Miguel Ángel Treviño Morales, el "Z-40", en marzo del 2013, y Óscar Omar Treviño Morales, el "Z-42", en marzo de 2015. Los templarios también se han visto debilitados desde el operativo federal lanzado en enero de 2014 en Michoacán, su principal bastión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)