ELECCIONES ARGENTINAS

La campaña se recalentó a dos semanas de la definición

Visita del canciller Mauricio Macri denunció estrategia del miedo del kirchnerismo y Scioli dice que él transmite esperanza.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Scioli afirma que él representará el cambio seguro. Foto: Reuters.

A dos semanas del balotaje que definirá quién será Presidente de Argentina a partir del 10 de diciembre, "la campaña del miedo" por parte de las filas kirchenristas de Daniel Scioli, denunciada por Mauricio Macri recalentó la realidad del país.

En la primera semana tras las elecciones nacionales del 25 de octubre, el foco de la agenda electoral se centró en la posición o el apoyo que daría el tercero en el podio —y en discordia—, Sergio Massa y su frente UNA que propuso una agenda programática e hizo guiños al candidato de Cambiemos, Mauricio Macri. Así, la campaña del candidato presidencial por el oficialista Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, se vio borrosa y combatiendo "fuego amigo" hasta la aparición pública de la presidente Cristina Fernández, quien si bien no lo nombró en su discurso marcó el rumbo a seguir.

Esas dos instancias discursivas marcaron el "barajar y dar de nuevo" de cara al balotaje del 22 de octubre en lo que refiere a estrategias electorales y con el convencimiento de que "el voto no es de nadie" a la hora de ir a buscar apoyo en los más de cinco millones de sufragantes que eligieron a Massa en la primera vuelta. Se trata de un voto que encierra como características generales el antikirchnerismo y la pertenencia o raíz peronista y, con eso en la mira, la semana pasada abrió y cerró con ambos candidatos presidenciales recorriendo territorio argentino.

Por un lado, Macri denunciando una "campaña del miedo" en su contra y tratando de explotar el rechazo al actual gobierno nacional argentino aliándolo íntimamente con la figura de Scioli.

Por el otro, Scioli apelando a los rasgos históricos del peronismo e intentando acercarse a Massa prometiendo algunos cambios con propuestas muy similares a las que se disponían en el documento emitido por el frente UNA: rever el Impuesto a las Ganancias, otorgar el 82% móvil a los jubilados y tolerancia cero al narcotráfico a partir del uso de todas las fuerzas de seguridad. Entre otras cuestiones, el candidato oficialista intentó públicamente y con un llamado telefónico dirimir un malentendido que tuvo con el ex intendente de Tigre en plena campaña durante las elecciones de medio término en 2013 y cerró la semana participando de un acto de inauguración junto a la jefa de Estado.

Decpeción

Desde Cambiemos, Mauricio Macri denunció una "campaña sucia" y "del miedo" por parte de su contendiente y dijo estar decepcionado: "Lamentablemente van por todo y Scioli se ha kirchnerizado en un 100%. Yo pensé que Scioli tenía otros valores y no iba a liderar una campaña de este tipo", sostuvo Macri a Radio Mitre en referencia a la estrategia del oficialismo de remarcar que el PRO se había opuesto a las principales iniciativas que hoy son consideradas como grandes logros, incluso desde el macrismo, a lo que se agregaron las supuestas medidas que tanto Macri como la gobernadora electa en la Provincia de Buenos Aires por su fuerza, María Eugenia Vidal, tomarían cuando lleguen al poder.

"El único objetivo es asustarlos ante la posibilidad de cambiar. Es la desesperación de los que están perdiendo el poder", agregó Macri, que también denunció que un grupo de piqueteros kirchneristas impidió su visita a la provincia del Chaco.

Ironía.

El hashtag #SiGanaMacri se convirtió en viral, es decir tomó amplia masividad en las redes sociales, fue tendencia en Twitter. Los posteos y carteles comenzaron por parte de militantes del kirchnerismo y al interior de instituciones estatales pertenecientes a la órbita de Nación, y fue potenciado incluso por medios de comunicación públicos, como fue el caso de Fútbol para Todos, y de cuentas oficiales de funcionarios que en algunos casos debieron borrar tuits o hasta expusieron que sus cuentas habían sido "hackeadas".

Por su parte, los seguidores de Macri lo convirtieron en un hashtag cargado de ironía y humor por el que incluso el candidato se permitió decir: "Mi hija Antonia me preguntó si era verdad que los huevitos Kinder no iban a traer más sorpresas".

Así, del miedo a la burla la tendencia pareció convertir el #SiGanaMacri en un #SiganAMacri, al menos en lo que refiere a ese contexto etéreo que configuran las redes sociales.

"Garantizo el cambio real y que es posible"

"Han querido ahora distorsionar que uno quiere sembrar miedo, al contrario, lo que he hecho en mi vida siempre fue transmitir esperanza y optimismo. No se trata de una cuestión de miedo, todo lo contrario. Vayamos al cambio seguro, vayamos a lo posible, a lo real. Yo garantizo eso", dijo Daniel Scioli en declaraciones radiales, a la vez que señaló que "la prioridad del candidato de la Alianza (por Macri) es el poder concentrado económico, que es el de unos pocos" y que propone "el camino del ajuste".

"Yo creo que la Argentina merece un presidente que represente a todos los argentinos, no solo a unos pocos" añadió Scioli y negó que el día de la primera vuelta de las elecciones no hubiera militantes de La Cámpora en el Luna Park. En plena campaña, al ser consultado sobre si en caso de ser jefe de Estado le dará lugar a integrantes de esa organización kirchnerista respondió apuntando a fortalecer su liderazgo: "Un gobierno mío va a ser un gobierno mío..., en pleno uso de las facultades constitucionales, integrando a todos los que considere que pueden colaborar positivamente en esta nueva etapa del desarrollo argentino".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)