Arrestan a presidentes de las mayores compañías de Brasil

Caen los "gigantes" en la trama de Petrobras

La Policía Federal brasileña arrestó ayer a Marcelo Odebrecht, presidente de la mayor compañía de ingeniería y construcción de América Latina, Odebrecht SA, y acusó al conglomerado administrado por su familia de liderar un esquema de sobornos por 2.100 millones de dólares en la petrolera estatal Petrobras.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Detención ayer de Otavio Marques Azevedo, CEO de Andrade Gutierrez. Foto: Reuters.

REUTERS / SAN PABLO

En operaciones que comenzaron antes del amanecer en las que se realizaron 12 arrestos en cuatro estados, la Policía también apresó a Otávio Marques Azevedo, presidente de Andrade Gutierrez, la segunda mayor constructora de Brasil.

El fiscal Carlos Fernando dos Santos Limas dijo que "no tenía dudas" de que Odebrecht y Andrade Gutierrez encabezaban lo que llamó un "cártel" que cobró demás a Petrobras por trabajos y traspasó el exceso de fondos a ejecutivos y políticos.

El arresto de Odebrecht, de 46 años y que tiene vínculos personales con el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, podría acercar el escándalo al corazón político del oficialista Partido de los Trabajadores (PT).

El PT ya ha sido debilitado por la mayor investigación jamás realizada en el país, conocida como "Operación Lavado de Autos".

"Existe una conexión mayor entre Lula y Odebrecht y vemos la posible acusación (de Odebrecht) como un gran riesgo", dijo el investigador para Latinoamérica de Eurasia Group Cameron Combs.

La presidenta Dilma Rousseff, quien era la presidenta del directorio de Petrobras durante la presidencia de Lula, ha negado tener conocimiento del escándalo de corrupción que data de al menos 2004 e instó a realizar una exhaustiva investigación.Ni ella ni Lula han sido implicados.

El mes pasado, fiscales federales abrieron otra investigación para determinar si Lula usó en forma inapropiada sus vínculos para beneficiar a Odebrecht, pues dijeron que desde 2011 el exmandatario ha viajado a menudo al extranjero a costas de Odebrecht.

El Instituto Lula negó haber incurrido en irregularidades en ese momento y el viernes declinó a formular comentarios.

Gigante.

Odebrecht lidera la tercera generación de la compañía privada y ha sido crucial para la expansión de la firma en América Latina, África y Estados Unidos. Recientemente ha ejecutado grandes proyectos en Miami y Cuba.

Un abogado de Marcelo Odebrecht no devolvió llamados en busca de comentarios.

Odebrecht SA dijo en un comunicado que los arrestos eran "innecesarios" porque la firma está colaborando con los investigadores. Los precios de los bonos de Odebrecht caían ayer y las acciones de Braskem SA, un productor petroquímico controlado por Odebrecht, se hundían un 7 por ciento.

Andrade Gutiérrez dijo que también estaba colaborando con la investigación, pero que no tiene vínculos con la supuesta corrupción en Petrobras. Ni Azevedo ni Odebrecht han sido acusados formalmente y no estaba claro por cuánto tiempo permanecerán detenidos. La "Operación Lavado de Autos" ha llevado a la acusación de más de 100 personas e implicado a decenas de legisladores, la mayoría de ellos del PT.

Aunque los arrestos eran esperados, aumentaron las esperanzas entre los brasileños de que la investigación no perdone a la elite en un país donde los ricos han gozado de relativa impunidad.

"El objetivo de la operación es llevar un mensaje claro de que la ley se aplica a todos, sin importar el tamaño de la compañía, su lugar en la sociedad ni su poder económico", dijo el oficial de la Policía Federal Igor Romario de Paula en una conferencia de prensa en Curitiba.

Las repercusiones del escándalo de corrupción, van incluso más allá de la esfera política y alcanzan de lleno a la golpeada economía del gigante sudamericano. Los mercados han respondido a los vaivenes del caso en forma negativa y las inversiones vitales para la reactivación brasileña han frenado proyectos por miles de millones.

"El Club" de empresas articuló el fraude.

El fraude en Petrobras se estructuró en torno a un "club" de empresas que amañó licitaciones para adjudicarse obras contratadas por la estatal entre 2004 y 2014. Según confesaron algunos investigados, los sobornos pagados para obtener las concesiones fueron destinados a financiar partidos políticos y a engrosar las fortunas personales de los involucrados. El escándalo tiene bajo investigación de la Fiscalía de la Nación a dos gobernadores, 13 senadores y 22 diputados en funciones.

Andrade Gutierrez es una empresa de infraestructura y logística que opera en 40 países y trabaja en el parque olímpico de los juegos de Rio de Janeiro 2016, al que se refiere en su página de Internet como "la principal obra de los juegos de 2016".

Odebrecht opera en el mismo sector y facturó más de 40.000 millones de dólares en 2014. Cuenta con 181.000 empleados distribuidos en 21 naciones y también realiza obras olímpicas: la revitalización de la zona portuaria de Río de Janeiro y la construcción de un metro. El estallido de la crisis de Petrobras expuso a las principales empresas de infraestructura de Brasil por su actuación en las obras que licitaba la petrolera, que es la principal inversora del país. Sus problemas arrastran a su vez a cientos de proveedores de menor escala que constituían toda una red económica que pone en riesgo a un gran número de empleos. A lo largo de la investigación del fraude en Petrobras ya fueron arrestados directivos de otras cinco empresas. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)