La Gendarmería refuerza vigilancia en la Patagonia

Buscan al Chapo en Argentina

El narcotraficante mexicano "El Chapo" Guzmán, uno de los criminales más buscados por la justicia internacional, podría estar oculto en el sur de Argentina, dijo el viernes el Gobierno de este país.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ciudades como Rosario, muy penetradas por los narcos, pueden ser un refugio. Foto: Reuters

El narcotraficante mexicano "El Chapo" Guzmán, uno de los criminales más buscados por la justicia internacional, podría estar oculto en el sur de Argentina, dijo el viernes el Gobierno de este país.

Guzmán, el líder del poderoso cártel de Sinaloa, se fugó de una prisión mexicana hace unos cuatro meses, luego de haber permanecido casi un año y medio encarcelado.

"Ha sido una información que se ha recibido, que El Chapo intente cruzar la frontera chilena-argentina", dijo ayer el secretario de Seguridad de Argentina, Sergio Berni.

"Hasta tanto la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) haga el análisis correspondiente de la solicitud, por protocolo tenemos que activar todos los mecanismos de seguridad y poner en alerta máxima a nuestros hombres y mujeres de las fuerzas federales que están en la Patagonia", añadió.

Una fuente de la Secretaría de Seguridad explicó que esos mecanismos consisten en dar aviso a las fuerzas de seguridad de la frontera a lo largo de las provincias andinas de Neuquén y Río Negro y en distribuir imágenes de Guzmán en los pasos entre Chile y Argentina.

En Chile, la Policía de Investigaciones (PDI), que es la Policía civil, emitió una alerta roja en todo el territorio del país. Esto significa que el Gobierno de Michelle Bachelet desplegará un mayor contigente policial en la zona fronteriza, informaron fuentes policiales al diario El Mercurio, lo que llevará a un control más riguroso de pasaportes y de mercancías.

Jorge Burgos, ministro del Interior trasandino, confirmó hace un momento la noticia y dijo que la información de la supuesta presencia del "Chapo" proviene de la Gendarmería argentina y aún no de alguna fuente oficial de su país.

"Si llega a ser cierto aquello y si intenta ingresar a territorio nacional, la decisión que hay que acometer de inmediato es capturarlo. Este delincuente está con orden de captura internacional", sostuvo.

EE.UU. optimista.

La captura de Guzmán es uno de los grandes objetivos que tiene hoy la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA). Su administrador, Chuck Rosenberg, se mostró "optimista" el miércoles pasado sobre la posibilidad de poder atraparlo.

"Creo que los mexicanos han hecho un trabajo y los ayudaremos de todas las formas que ellos piensen que podemos ayudarles", afirmó.

"Entiendo que México quiera atraparlo y, además, juzgarlo. El número de personas afectadas por su violencia en México es sorprendente", puntualizó.

A pesar de la brutalidad de sus crímenes en México, el jefe de la DEA destacó que EE.UU. tiene intención de pedir la extradición de "El Chapo", jefe del cartel de Sinaloa, como ya hizo el presidente Barack Obama en febrero de 2014, cuando el capo fue apresado después de su primera huida de una cárcel de máxima seguridad, en 2001.

El perfil de "El Chapo" es tan notorio en Estados Unidos que la DEA lo incluyó el 16 de julio en su lista de fugitivos y las autoridades han ofrecido por información que llevé a su captura una recompensa de 5 millones de dólares, que se suma a los 60 millones de pesos (unos 3,8 millones de dólares) del Gobierno mexicano.

El pasado 17 de octubre casi lo atrapan. Ese día, Guzmán sufrió lesiones en una pierna y en el rostro al huir de un operativo militar en los Estados norteños de Sinaloa (tierra natal del capo) y de Durango.

Las heridas se registraron durante la fuga, no por enfrentamiento directo.

Hasta ahora, las fuerzas mexicanas concentran la búsqueda en la zona llamada "triángulo dorado" de las drogas en México, formada por los estados de Durango, Chihuahua y Sinaloa, donde Guzmán cuenta con mayor apoyo de familias, amigos y otros criminales, informaron las fuerzas de seguridad de México.

Unido con las FARC.

En la última semana se supo que el mayor narco del mundo, quien se fugó de la prisión de máxima seguridad Altiplano tras hacer construir un túnel de kilómetro y medio, realizó transacciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Según informaron fuentes oficiales panameñas en la última semana, el cartel de Sinaloa mantuvo una red financiera en Panamá en coordinación con el Frente 30 de las FARC.

El ministro panameño de Seguridad, Rodolfo Aguilera, informó que su país trabajó "en conjunto" con México y Colombia durante los últimos 18 meses para desbaratar esta red.

La operación trinacional contra la organización del "Chapo" produjo, en fechas no precisadas, el decomiso de más de media tonelada de cocaína, de vehículos, otras propiedades y artículos, además de unos 50 detenidos entre los tres países, dijo el jefe policial panameño.

Más heroína mexicana

Los narcotraficantes mexicanos son los que más droga introducen a Estados Unidos, por encima de las bandas colombianas, que han visto cómo esos rivales les ganan terreno en el tráfico de heroína.

"Ha habido un cambio y ahora los mexicanos están fabricando heroína, en vez de transportar la que antes les daban los colombianos. Responde a cambios en el mercado. ¿Por qué no hacer crecer tú mismo los beneficios?", argumentó Rosenberg la última semana.

Según un nuevo informe de la DEA, hecho público el miércoles, los mexicanos se han hecho con el poder del mercado de las drogas en Estados Unidos y lideran el tráfico de heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que transportan mediante diferentes rutas.

El cartel de Sinaloa, liderado por el "Chapo" Guzmán, es el grupo criminal que más droga ha hecho circular en EE.UU., según el informe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)