VIDEO

Los británicos llamados otra vez a las urnas

La primera ministra adelanta las elecciones para el próximo 8 de junio; iban a ser en 2020.

Apenas un año después del referéndum que selló la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), los británicos son llamados sorpresivamente otra vez a las urnas. En esta ocasión la promotora es la primera ministra Theresa May, que ayer martes anunció la convocatoria de elecciones legislativas anticipadas para el 8 de junio. Su objetivo, reforzar su poder ante el inicio de las negociaciones de dos años para la salida de la UE.

"Necesitamos unas elecciones generales y las necesitamos ahora", dijo May, que requerirá la aprobación del Parlamento para poder convocarlas. Son esenciales para "garantizar el liderazgo fuerte y seguro que necesita el país" para las negociaciones con Bruselas, agregó.

El adelanto de las elecciones se produce en momentos en que los conservadores de May llevan una ventaja de 17 puntos frente a los laboristas de Jeremy Corbyn en las encuestas de intención de voto.

Originalmente, las próximas legislativas estaban previstas en 2020, y May había rechazado en numerosas ocasiones los llamados de su partido a anticipar los comicios, para aprovechar la ventaja en los sondeos.

Serán las cuartas elecciones en menos de tres años: al referéndum de independencia de Escocia de septiembre de 2014, le siguieron las elecciones generales de mayo de 2015, el referéndum sobre la UE de junio de 2016, y, un año después, estas nuevas legislativas.

"¡Tiene que ser una broma!, ¡¿otra vez?! Dios mío, honestamente, no aguanto más", reaccionó una señora de nombre Brenda en una entrevista a la BBC que se hizo muy popular en las redes sociales.

En su declaración, la primera ministra dijo que el laborismo de Jeremy Corbyn ha amenazado con votar en contra del acuerdo final al que llegue el Reino Unido con el bloque europeo, mientras que los independentistas escoceses se oponen al trabajo que el gobierno está haciendo sobre el Brexit.

"En este momento de enorme significado nacional, debería haber unidad aquí en Westminster, pero hay en cambio división. El país se está uniendo, pero Westminster no", agregó.

El líder de la oposición, el laborista Corbyn, anunció rápidamente su apoyo a las elecciones anticipadas, adelantando la aprobación en el Parlamento, que se pronunciará hoy miércoles. La disolución del Parlamento está prevista para el próximo 3 de mayo, cuando se iniciará la campaña para los comicios del 8 de junio.

Sin embargo, la tercera fuerza parlamentaria, los independentistas escoceses del SNP (Partido Nacional Escocés), criticó la convocatoria a elecciones anticipadas. La jefa del gobierno regional escocés, Nicola Sturgeon, dijo que May pretende "escorar al Reino Unido a la derecha, imponer un Brexit duro y más recortes sociales", y "aplastar a la oposición". Sturgeon ha solicitado a Londres poder organizar un nuevo referéndum de independencia.

Encuestas.

El partido Conservador de May cuenta con una mayoría de 17 diputados en la Cámara de los Comunes, de 650 escaños. Frente a los 330 parlamentarios de May, el partido Laborista de Corbyn suma 230. La tercera fuerza política es el SNP que ganó 56 de los 59 escaños que otorgaba Escocia. El partido Liberal Demócrata fue el gran damnificado en la última elección: logró ocho bancas de las 57 obtenidas en 2010.

Una encuesta de YouGov publicada este fin de semana, otorga un 44% a los tories (conservadores) de intención de voto; 23% a los laboristas; 12% a los liberal-demócratas, y 10% al UKIP. A la pregunta de quién sería el mejor primer ministro, el 50% responde que Theresa May. Solo el 14% elige a Jeremy Corbyn.

La UE, imperturbable.

La Unión Europea, por su parte, afirmó que las elecciones anticipadas no alteran sus planes para la salida británica del bloque. "Las elecciones británicas no modifican los planes de la UE a 27", indicó a la AFP Preben Aamann, portavoz del presidente del Consejo Europeo Donald Tusk, quien reiteró que el siguiente paso es la cumbre de líderes el 29 de abril para adoptar las grandes líneas de negociación del Brexit.

El propio Tusk bromeó con que el famoso director de cine Alfred Hitchcock parece haber dirigido el Brexit. "Primero un sismo y la tensión aumenta", tuiteó.

Buenas noticias del FMI.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) tampoco ve problemas con las elecciones anticipadas y ayer anunció que aumentó medio punto, hasta el 2%, su previsión de crecimiento para el Reino Unido en 2017, basándose en "un desempeño mejor de lo previsto desde la victoria del Brexit en junio pasado". Sin embargo, la bolsa de Londres no respondió bien a la noticia y cerró con una caída del 2,46%.

Los conservadores parten con una ventaja de 17 puntos sobre los laboristas. Foto: AFP
Los conservadores parten con una ventaja de 17 puntos sobre los laboristas. Foto: AFP

PERFIL.

Theresa May, entre Thatcher y Merkel.

La primera ministra Theresa May era una política de perfil bajo, funcionaria competente y laboriosa, que llegó inesperadamente al poder propulsada por la revolución del Brexit. Esta euroescéptica se posicionó a favor de la permanencia del país en la UE, fiel al ex primer ministro David Cameron, en el referéndum del 23 de junio de 2016.

Tras la dimisión de Cameron por la bofetada del referéndum, May se erigió como una figura creíble para ambos campos para guiar con mano firme al país fuera de la UE, con su ya famosa frase: "Brexit significa Brexit".

Pocos apostaban por ella antes del sismo Brexit. Boris Johnson, George Osborne o incluso Michael Gove eran opciones más populares.

El 8 de junio contrastará su popularidad en los sondeos con la decisión en las urnas, si el Parlamento aprueba su llamado a elecciones anticipadas.

Esta mujer alta y esbelta de 60 años —nació el 1° de octubre de 1956—, de aspecto elegante, ojos expresivos y pelo corto y canoso, forma parte del ala más a la derecha del Partido Conservador.

Como ministra del Interior, cargo que ocupó desde 2010, mantuvo una línea firme contra la delincuencia, la inmigración clandestina y los predicadores islamistas.

May, descrita a menudo como "la nueva Margaret Thatcher", comenzó su carrera política en 1986 después de estudiar en la Universidad de Oxford y trabajar brevemente en el Banco de Inglaterra. Pero, en realidad tiene más puntos en común con Angela Merkel, la canciller alemana, quien es también hija de pastor, conservadora, pragmática, abierta al compromiso, casada y sin hijos.

El Daily Telegraph la describió como "la mujer más importante de la política nacional", gracias a "una determinación feroz y a la negativa a reprimir su gusto por los zapatos de estampado de piel de leopardo", que forman parte de su aspecto siempre elegante. "Odia el riesgo, es alguien en quien se puede confiar", dice una de sus colaboradoras. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)