Gobierno de Rousseff considera "extremadamente grave" el caso

Brasil reacciona ante denuncias de espionaje por parte de EE.UU.

El gobierno brasileño consideró "extremadamente grave" la denuncia de espionaje estadounidense en Brasil publicada ayer por el diario O Globo, basado en documentos del informático Edward Snowden, y pedirá explicaciones a Washington.

Las relaciones entre Brasil y Estados Unidos quedan en entredicho. Foto:AFP

  •  
Brasilia | AFP y Ansa

"El gobierno brasileño recibió con grave preocupación la noticia de que las comunicaciones electrónicas y telefónicas de ciudadanos brasileños estarían siendo objeto de espionaje por órganos de inteligencia estadounidenses", dijo anoche el ministro de Relaciones Exteriores Antonio Patriota en un comunicado.

El gobierno pidió una "aclaración" al embajador de Estados Unidos en Brasilia, Thomas Shannon, y en Washington a través de su embajada.

Según O Globo, que señaló que tuvo acceso a documentos revelados por Snowden, los servicios de inteligencia de Estados Unidos interceptaron millones de correos electrónicos y llamadas telefónicas en Brasil.

El diario indicó que "en la última década, personas residentes o en tránsito en Brasil, así como empresas instaladas en el país, se volvieron blancos de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos", la NSA por su sigla en inglés.

"No hay números precisos, pero en enero pasado Brasil quedó un poco atrás de Estados Unidos, que tuvo 2.300 millones de llamadas y mensajes espiados", añadió el texto, que contó con la firma de Glenn Greenwald, el reportero de The Guardian que sacó a la luz el programa de vigilancia ultrasecreto Prism y otro para conseguir registros telefónicos en Estados Unidos. Greenwald vive en Río de Janeiro.

"Lo más probable es que el seguimiento sea hecho por cables submarinos y satélites. En las transmisiones internacionales y llamadas, la mayoría de los cables pasa por Estados Unidos", indicó el ministro de Comunicaciones Paulo Bernardo, citado por O Globo.

El espionaje "representa un crimen contra la ley brasileña y a la Constitución. Nuestra Constitución garantiza el derecho a la intimidad y privacidad", añadió.

Brasil confirmó el martes pasado haber recibido un pedido de asilo de Snowden, pero aseguró que no respondería.

Snowden trabajó en Booz Allen Hamilton, una empresa subcontratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense en la que tenía acceso a gran cantidad de información relacionada a su programa de espionaje de las comunicaciones.

"Brasil, con extensas redes digitales públicas y privadas, operadas por grandes compañías de telecomunicaciones e Internet, aparece destacado en los mapas de la agencia americana como blanco prioritario de telefonía y datos, al lado de naciones como China, Rusia, Irán y Pakistán", dijo O Globo.

Sistemas.

O Globo explicó que los documentos señalan que la NSA recolectaba los datos de Brasil y otros países a través de sistemas como Fairview y X-Keyscore.

Con el X-Keyscore, se puede "rastrear mensajes enviados desde Brasil en inglés, ruso, árabe o chino, así como correspondencia redirigida en portugués, ruso o alemán", explicó. Una búsqueda en tiempo real en el sistema de mapas de Google puede ser interceptada.

El Fairview permite por ejemplo, interceptar llamadas telefónicas a través de una "asociación" con una empresa de telefonía estadounidense, que a su vez tiene acceso a la red brasileña.

James Clapper, director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, a quien le reporta la NSA, dijo a O Globo: "Dejamos claro que Estados Unidos obtiene información de inteligencia extranjera del mismo modo que es recogida por todas las naciones".

Riesgos.

La presidenta Rousseff dedicó sus primeros 30 meses de gobierno a recomponer la relación con Estados Unidos, desgastada desde el acercamiento de Luiz Lula da Silva a Irán en 2010, pero ese esfuerzo corre el riesgo de naufragar ante la explosiva revelación de O Globo.

Recuerdan los analistas que una señal inamistosa de Dilma podía ser inoportuna cuando solo faltan tres meses para la visita de Estado que hará a Washington, la primera que realiza un presidente brasileño en 18 años, y que equivale a la fresa que corona un pastel diplomático que fue horneado a lo largo de dos años y medio de gestos de aproximación.

Entre esas señales de afinidad expresadas desde el Palacio del Planalto y la Casa Blanca, se deben incluir el viaje de Barack Obama a Brasilia a comienzos de 2011 y el de Dilma a Washington un año después.

Exembajador en Washington, amigo de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, Patriota fue escogido como canciller por Rousseff a fines de 2010, poco antes de asumir la Presidencia, como un gesto de distensión hacia la Casa Blanca.

Reveladora carta: Snowden teme recibir pena de muerte en EE.UU.

Managua | Ansa

El exconsultor informático de la CIA Edward Snowden escribió una carta a las autoridades de Nicaragua en la que solicita asilo y manifiesta su temor a ser condenado en Estados Unidos a "pena de muerte", mientras emergen algunas trabas "técnicas" y "logísticas" para que reciba asilo. La misiva -con fecha 30 de junio- apareció publicada en varios periódicos de Nicaragua ayer, aunque ninguna fuente oficial confirmó la versión.

"Edward Snowden, ciudadano de Estados Unidos de América, escribo para solicitar asilo en la República de Nicaragua debido al riesgo de que el Gobierno de Estados Unidos y sus agentes presenten cargos judiciales contra mí por la decisión de hacer públicas las graves ilegalidades cometidas por el Gobierno de Estados Unidos con respecto a su Constitución, concretamente de su Cuarta y Quinta enmiendas, y a varios tratados de Naciones Unidas que son vinculantes en mi país", explica Snowden.

Advierte, además, que "Estados Unidos ha anunciado públicamente una investigación penal" en su contra y sostiene que las razones de esa acción son sus "opiniones políticas" y su "deseo de ejercer mi libertad de expresión".

Snowden recuerda además que destacados miembros del Congreso le han calificado públicamente de "traidor" y han pedido su encarcelación e incluso su ejecución.

El llamado "topo" argumenta que su petición de asilo cuenta ya con el precedente del caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a quien Ecuador concedió asilo. También se compara con Bradley Manning, quien colaboró con WikiLeaks.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.