LA BITÁCORA

Brasil en la mira del terrorismo

Debe sorprender que ISIS planeara un atentado en las olimpiadas de Brasil? En absoluto. ¿Puede llegar el yihadismo más criminal y lunático a ensangrentar un país sudamericano? Sí, puede.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hubo 10 detenidos sospechosos de tramar atentado terrorista en Brasil. Foto: EFE

¿Por qué? Porque si Al Qaeda inició la globalización del terrorismo ultra-islámico, ISIS se propuso completarlo y descubrió un método más eficaz para alcanzar esa meta: convertir a psicópatas en jihadistas espontáneos, dispuestos a ejecutar un único acto exterminador, porque se los induce a morir masacrando.

Las "células dormidas" de Al Qaeda fueron integradas, en su mayoría, por "mujaidines" que acudieron a la guerra afgana contra la ocupación soviética y, al regresar a sus respetivos países, dejaron sus direcciones y datos a quienes los habían reclutado: Osama Bin Laden y Aymán al Zawahiri. Luego, a través de quienes habían combatido en Afganistán, esas células se reprodujeron como metástasis. Pero siempre se trató de una estructura, en la que los terroristas estaban orgánicamente vinculados a una estructura de la que habían recibido adiestramiento y adoctrinamiento, luego un plan terrorista y, finalmente, una orden para ejecutarlo. Si esa modalidad creada por Al Qaeda ya era muy difícil de detectar para los servicios de seguridad y los aparatos de inteligencia, el paso que dio ISIS implicó alcanzar una dimensión mucho más indetectable.

Ya no hay pertenencia a una estructura. Ni siquiera adiestramiento ni contacto. Se trata de la elaboración de mensajes psicológicamente calibrados para detonar el instinto exterminador de los criminales en potencia.

Cuando esas mentes carcomidas por odios, resentimientos o, sencillamente, el deseo destructor de los psicópatas, abrevan en los mensajes lanzados a Internet para detectarlos y hacerlos entrar en trance exterminador, se produce la conversión espontanea en el jihadista que muere masacrando. No matan por un fanatismo religioso o ideológico, sino porque son psicópatas activados para aniquilar. Y esas mentes en las que hay un gatillo que cierto tipo de mensaje sabe detectar y apretar, están presentes en todas las culturas y en todos los rincones del planeta.

Por ahora, esos mensajes son diseñados en códigos que sirven dentro de la cultura islámica. Pero pueden ir más allá del Islam.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)