LA MARCHA DEL GOBIERNO 

Brasil: comienza a quebrarse alianza que apoya a Temer

Renunció un ministro y se avecina una reestructura de gabinete pensando en las elecciones de 2018.

Temer y la primera dama Marcela en acto para combatir violencia en Río. Foto: AFP
Temer y la primera dama Marcela en acto para combatir violencia en Río. Foto: AFP

El presidente Michel Temer se mantiene en el poder en Brasil gracias a una compleja alianza de partidos. Sin embargo, esta semana esa coalición gubernamental comenzó a quebrarse, obligando ahora a Temer a reestructurar su gabinete a un año de las elecciones.

Temer aceptó este lunes la renuncia del ministro de Ciudades, perteneciente al partido del expresidente Fernando Henrique Cardoso, y anunció que prepara una reforma del gabinete que concluirá a mediados de diciembre.

Fuentes oficiales dijeron que, para el nuevo gabinete, Temer no tomará en cuenta a los políticos que aspiren a un cargo electoral en 2018, cuando además de un nuevo presidente serán elegidos los 27 gobernadores y se renovarán las cámaras.

La razón es que las normas electorales obligan a los candidatos a cualquier cargo a dejar sus puestos en la administración pública al menos seis meses antes de los comicios que se celebrarán en octubre, lo que sitúa el límite legal para la renuncia en abril próximo.

Ahora la renuncia de Bruno Araújo fue la primera desde que el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) comenzó a dar señales de querer desembarcar del gobierno de Temer con la vista puesta en las elecciones de 2018.

Pese a que el PSDB ha apoyado las reformas impulsadas por Temer y a que aún cuenta con tres ministros en el gobierno, se ha fortalecido la tesis de que el proceso electoral del próximo año impone distanciarse de un presidente que, según todas las encuestas, tiene apenas un 3% de aprobación.

Fuentes del PSDB dijeron que ese partido seguiría apoyando el programa de ajustes y reformas económicas de Temer y que el alejamiento busca sobre todo satisfacer a sus votantes, críticos de los constantes escándalos de corrupción.

El senador del PSDB Aécio Neves había dicho que su partido saldría del gobierno "por la puerta principal".

Además del PSDB, también se plantean abandonar el gobierno en los próximos meses los influyentes partidos Socialista Brasileño (PSB) y Demócrata (DEM), así como otras formaciones menores que públicamente han expresado su preocupación por la elevada impopularidad de Temer.

El Ministerio de Ciudades era una de las cuatro carteras en manos del PSDB dentro de la coalición que gobierna desde la destitución de la presidenta Dilma Rousseff en 2016. El partido de Fernando Henrique conserva aún la Cancillería y los ministerios de la Secretaría de Gobierno —brazo del Ejecutivo que articula con el Congreso— y de Derechos Humanos.

El puesto que tenía Araújo es de "gran valor electoral", dijo un asesor del PSDB. La cartera es responsable de entregar viviendas sociales y vehiculizar obras de infraestructura básica, que impactan directamente en la vida de la población. Y es codiciado por el Centrão (gran centro), un conglomerado de partidos con tintes conservadores en lo político y liberales en lo económico, que apoyó a Temer cuando la Cámara de Diputados votó por congelar dos acusaciones de corrupción en su contra. El PSDB, en cambio, votó mayoritariamente para que las denuncias avancen hasta la corte suprema.

En la mira de los tribunales está casi toda la cúpula del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, que lidera el propio Temer y en el que existen sectores que también proponen dejar solo al gobernante, a fin de intentar fortalecerse frente al electorado. Según analistas políticos y económicos, todo apunta a que Temer perderá fuerza en el Parlamento, lo cual impedirá la aprobación de una reforma que apunta a endurecer el acceso a la jubilación para reducir el crónico déficit del sistema de seguridad social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)