LAS DERIVACIONES DEL LAVA JATO

Brasil: más casos de corrupción salen a luz

Investigan al presidente del Comité Olímpico por pago de soborno; giro en caso JBS por otra grabación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carlos Nuzman (de traje y lentes oscuros) fue interrogado ayer. Foto: AFP

tristeza não tem fim". Así comienza el tema A Felicidade de Vinicius De Moraes y Antonio Carlos Jobim. En Brasil, los casos de corrupción también parecen no tener fin. Ayer quedó bajo investigación el presidente del Comité Olímpico Brasileño (COB), Carlos Nuzman, por el supuesto pago de coima para que Río de Janeiro fuera sede de los Juegos Olímpicos de 2016, y el sonado caso de JBS, el mayor grupo cárnico de Brasil, podría tener un giro importante con nuevas grabaciones que esta vez comprometen a funcionarios de la propia Fiscalía que denunció al presidente Michel Temer.

Como parte de la investigación "Unfair Play" (Juego desleal), que arrancó hace nueve meses como una ramificación de la megaoperación Lava Jato, la Policía Federal brasileña allanó ayer la casa de Nuzman, de 75 años en Río. El presidente del COB está sospechado de haber sido el "punto central de conexión" de una trama de corrupción internacional que presuntamente compró votos para que Río fuera sede de los Juegos Olímpicos de 2016, dijeron las autoridades brasileñas.

Nuzman, presidente del COB desde 1995 y responsable de organizar las primeras Olimpíadas de Sudamérica, llegó vestido de traje, corbata y gafas de sol a prestar declaración en la sede policial. No quedó detenido pero su pasaporte fue confiscado.

Además de la requisa en su casa en el acomodado barrio de Leblon, unos setenta agentes allanaron 11 propiedades, entre ellas la sede del COB y varias empresas en Río.

Los investigadores estiman que el exgobernador carioca, Sergio Cabral (2007-2014) —condenado a más de 14 años de prisión por corrupción pasiva y blanqueo de dinero— era el cerebro de ese esquema, que supuestamente pagó 2 millones de dólares en sobornos al senegalés Papa Massata Diack, hijo del expresidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), Lamine Diack.

El empresario Arthur Soares, uno de los principales contratistas del gobierno de Cabral y conocido como "El Rey Arturo", habría sido el encargado de efectuar ese pago apenas tres días antes del voto del Comité Olímpico Internacional (COI) en Copenhague en octubre de 2009, en el que Río batió a Chicago, Madrid y Tokio.

Río perdió una primera votación frente a Madrid, pero ganó la nominación en una tercera ronda, por 66 votos a 32.

Las autoridades solicitaron la orden de captura de Soares, residente en Miami, a Interpol.

"Todo este contexto y todos esos elementos reunidos nos llevaron a la conclusión de que Sergio Cabral y su organización criminal, integrada por Arthur Soares, efectivamente compraron el voto para que Río de Janeiro fuera la sede de los Juegos Olímpicos", dijo la procuradora Fabiana Schneider. Y Nuzman fue un "elemento central de conexión entre los empresarios y los representantes del COI", agregó Schneider.

La construcción de una docena de estadios para el Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 están bajo investigación judicial, salpicados por el megaescándalo de corrupción Lava Jato.

Cabral fue acusado de dirigir una red que imponía un 5% de sobornos en todas las obras públicas en Río, incluida la renovación del mítico estadio de Maracaná.

JBS, ¿marcha atrás?

En tanto, el fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, indicó que podría retirar a los ejecutivos de JBS la inmunidad que obtuvieron mediante un acuerdo de "delación premiada", sin invalidar por ello las pruebas que lo llevaron a acusar al presidente Temer.

La decisión fue motivada por la aparición de nuevas grabaciones de contenido comprometedor tanto para los empresarios como para un exfiscal y otros altos responsables.

El análisis de nuevos audios, con "contenidos gravísimos", "reveló un diálogo entre dos colaboradores con referencias comprometedoras a la Fiscalía General de la República y al Supremo Tribunal Federal (STF)", agregó. Janot dijo que las grabaciones "contienen conversaciones que implican directamente a algunas personas, inclusive autoridades".

Janot denunció a Temer en junio por "corrupción pasiva", en base a una conversación grabada por Joesley Batista, uno de los dueños de JBS, en la que el mandatario parecía consentir el pago de un soborno a un diputado preso para comprar su silencio. La Cámara de Diputados rechazó sin embargo en agosto encaminar el caso a la Corte Suprema.

Según GloboNews, la defensa de Temer examina pedir la anulación de las pruebas y la transmisión del expediente a Raquel Dodge, nombrada por el presidente y que sucederá a Janot a partir del próximo día 17.

Lula, fin de gira y vuelta a juicio.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva cerró ayer martes su gira como precandidato por el empobrecido nordeste brasileño, donde sigue siendo un héroe popular pese a las denuncias de corrupción que pesan en su contra. Pero su vuelta al poder está tapizada de incertidumbres, pese a aparecer primero en varios sondeos de cara a los comicios de octubre de 2018. El próximo 13 Lula deberá sentarse otra vez frente al juez Sergio Moro, quien ya lo condenó a 9 años y medio de prisión.

Dinero en búnker de exministro de Temer.

La Policía Federal halló ayer martes varias cajas y maletas repletas de billetes en una vivienda de Salvador, en el noreste de Brasil, que supuestamente era utilizada por Geddel Vieira Lima, exministro del presidente Michel Temer, como búnker para guardar dinero. Efectivos de la operación "Tesoro Perdido", llegaron por la mañana al recinto en la capital de Bahía, donde encontraron "una gran cantidad de dinero en efectivo", indicó la institución en nota de prensa, junto con fotos que muestran unas veinte cajas y maletas llenas con billetes de 50 y 100 reales (16 y 32 dólares, al cambio actual). La institución precisó que "los valores serán transportados a un banco donde serán contabilizados y depositados en una cuenta judicial".

Vieira Lima, importante articulador político de Temer, estuvo al frente de la Secretaría de la Presidencia hasta noviembre de 2016. Renunció tras ser acusado de tráfico de influencias por Marcelo Calero, entonces ministro de Cultura. Miembro del PMDB (el partido de Temer), fue detenido de forma preventiva en julio de este año y colocado al mes siguiente en prisión domiciliaria, por presunta tentativa de obstrucción a la Justicia en una investigación sobre desvío de fondos públicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)