IMPACTO EN ARGENTINA

Boudou, playboy desprolijo, cae del poder a un calabozo

Logró un empleo público, restatizó las jubilaciones y llegó a vicepresidente.

Amado Boudou, custodiado por un miembro de la Prefectura Naval. Foto: Reuters
Amado Boudou, custodiado por un miembro de la Prefectura Naval. Foto: Reuters

Rebelde, desprolijo, bon vivant, playboy, chamullero, entrador, con problemas de papeles, pícaro y siempre sonriente, confiado, como el que no es consciente de la gravedad del trance que atraviesa o el que piensa que siempre saldrá airoso. Todas son caras posibles de Amado Boudou , quien desde la consola de DJ con la que animaba fiestas en Mar del Plata llegó a la Casa de Gobierno a los 39 años como vicepresidente, para descender anoche a los 54 años, hasta el fondo de un calabozo en el subsuelo de los tribunales.

Es que la vida de Boudou sigue los picos de un electrocardiograma y se la puede repasar por las huellas que dejó en la Justicia. Su prontuario es una hoja de ruta para conocer quién es Boudou. En su Mar del Plata natal llegó a desempeñarse como gerente general de la empresa de recolección de residuos Venturinio Eshiur entre 1990 y 1995, hasta que quebró.

Tocó fondo y buscando una oportunidad, Boudou dejó Mar del Plata y llegó a Buenos Aires. Su único capital era una camioneta donde llegó a dormir en la calle en las primeras noches porteñas. Vagando por la ciudad, buscando una oportunidad se encontró con su amigo Benigno Vélez, que trabajaba en la Anses y le tiró una soga. Vélez le pidió a Sergio Massa, que estaba en el organismo, que le dé trabajo y así entró a la Anses, donde luego sería su director.

Desde ahí su vida iba a volver a ser todo para arriba, hasta hace dos años. Atrás habían quedado sus desprolijidades marplatenses con más de 20 conflictos que terminaron en la Justicia. Problemas de papeles, reclamos de dinero, alquileres impagos, desalojos furibundos, documentos inhallables y más.

La ex esposa de Boudou Daniela Andrioulo mantiene abierto un reclamo por un departamento y el Honda con papeles truchos. La familia Cicarelli, al igual que los Laffranconi, tuvieron problemas por departamentos con Boudou. Incluso le iniciaron en 1993 un juicio por desalojo y otro por ejecución de alquileres, mientras que otros dos acreedores, Álvarez Miranda y Acciardi, apuntaron a su sociedad Inversiones Inmobiliarias Aspen, en 2000 y 2001, con juicios para ejecutar las cuotas de hipotecas que tampoco pagó.

La familia Martelli también lo demandó para cobrarle dinero por un local del barrio Los Troncos. Boudou y Núñez Carmona también arrastran problemas de dinero con el abogado Franklin Llan de Rosos. Con él ganaron un juicio por US$ 800.000, pero dice que no le pagaron sus honorarios.

En Buenos Aires, Boudou ingresó como analista a la Anses en 1998. En 2002 fue designado por Sergio Massa como gerente del área de presupuesto. En 2003 participó en la campaña de Juan de Jesús para la intendencia del Partido de la Costa. Con el triunfo de su candidato, Boudou fue secretario de Hacienda y Finanzas del Partido de la Costa entre diciembre de 2003 y diciembre de 2005.

Allí medió en un préstamo para construir viviendas. Se cobraron $ 24 millones del Banco Hipotecario, pero 600 casas y 4 escuelas jamás se completaron, con actuaciones del Tribunal de Cuentas y denuncias varias de por medio.

Del municipio, Boudou regresó a la Anses en 2006 y en 2008 fue designado por la presidenta Cristina Kirchner como director. Desde ese lugar propuso la disolución de las AFJP y la restatización de las jubilaciones, lo que lo catapultó como el favorito de Cristina Kirchner, quien lo designó ministro de Economía en junio de 2009. En 2011 fue designado candidato a vicepresidente en una presentación con incógnitas.

Sus declaraciones juradas de bienes son un espejo de sus gustos y personalidad. Un estilo de vida que incluye pasearse en una Harley Davidson, vivir en Puerto Madero, tocar la guitarra hasta las 3 de la mañana y beber champagne Dom Pérignon en sus épocas de funcionario. Boudou viene declarando varias Harley Davidson, un Audi y una moto BMW.

Conserva su Honda Civic CRX, de 1992 con papeles truchos. Anteriormente había vendido una moto Yamaha Virago, otra BMW, un Mini Cooper y una lancha rápida Smuggler (contrabandista en inglés).

Vive en un departamento de Puerto Madero en Madero Center. Sus vecinos recuerdan su estilo rockero y sus paseos de domingo junto a su ex novia Agustina Kämpfer por Puerto Madero.

La historia de amor con Agustina Kämpfer nació en una entrevista.

Agustina Kämpfer era periodista y conoció a Amado Boudou en una entrevista. Él la invitó a salir y quedaron prendados.

Las revistas publicaron sus fotos esquiando en Las Leñas para confirmar el romance que duró años.

Luego Kämpfer compró un departamento en Palermo Hollywood. Dijo que por 120.000 dólares. Afirmó que lo pagó con 30.000 de ahorros y que el resto se lo prestó un hermano de Boudou. El juez Ariel Lijo no le creyó y entendió que la plata era de Boudou. Por ese departamento ambos, el viernes, quedaron imputados de lavar dinero.

Tras dejar la vicepresidencia, Boudou empezó un último declive. Alejado de la campaña electoral en 2017 de Cristina Kirchner, se reactivaron las causas en su contra. Tras ser sobreseído por el auto con papeles truchos, comenzó a ser juzgado acusado de quedarse con las acciones de Ciccone, que fabrica papel moneda. A su lado, se mantuvieron algunos pocos amigos, como su abogado Eduardo Durañona, Manuel Quieto —guitarrista de la Mancha de Rolando— y su ex socio José María Núñez Carmona.

Ansioso y con su novia embarazada de mellizos.

El diario Clarín informó ayer que Amado Boudou pasó la primera noche detenido en una pequeña habitación individual del Hospital Penitenciario. "Una cama, una mesa, de luz y una frazada fueron los únicos elementos con los que contó", indicó la crónica. Ayer, por la mañana, "se mostró ansioso por su novia Mónica García de la Fuente, embarazada de mellizos".

Por otra parte, Aníbal Fernández, el ex jefe de gabinete de Cristina Kirchner, dijo a Radio Con Vos que busca que los dirigentes del Partido Justicialista "dejen de hacerse los pelotudos y pongan la cara". Pidió que la Justicia siga investigando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)