Un estudio sobre el terror

Boko Haram, el grupo terrorista más sangriento

En la sangrienta carrera que han emprendido los grupos del terrorismo islamista hay dos organizaciones que se disputan la cima de la violencia extrema.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los integrantes de Boko Haram realizan su ofensiva de terror en tres países de África.

Contrariamente a lo que pueda creerse por el permanente impacto de sus acciones, la que tiene el récord de asesinatos no es Estado Islámico, sino Boko Haram, que opera en tres países del África.

Hace apenas 48 horas el grupo yihadista cometió un atentado contra una procesión de musulmanes chiítas en una localidad cercana a Kano, donde mataron a 22 personas. El ataque del viernes fue obra de un suicida, que hizo estallar su carga explosiva en medio de la multitud en la aldea de Dakasoye, en el extremo noreste de Nigeria. Ayer el Boko Haram lo reivindicó como propio.

Este es el último eslabón de la larguísima cadena de muertes que consumó este grupo activo en Nigeria, el Chad y Camerún. Pero según el Índice Global de Terrorismo el grupo supera por bastante al Estado Islámico, cuya zona de influencia alcanza a Europa como lo demostraron los sangrientos atentados en París.

El Índice —que está basado en los datos de ataques de grupos extremistas que la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, ha reunido desde 1970— señala que en 2014 Boko Haram mató a 6.644 personas. Estado Islámico, entre tanto, causó ese mismo año 6.073 muertes.

Este grupo yihadista que declaró la guerra al gobierno nigeriano en 2009, sólo durante el año pasado llevó a cabo 453 ataques y llevó el aumento de muertes a un 300% con respecto al año anterior.

Por este motivo Nigeria es, después de Irak, el país con mayor número de muertes a causa del terrorismo.

El segundo renglón lo ocupa el Estado Islámico, cuya expansión territorial lo ha llevado a ocupar alrededor de 90.000 kilómetros cuadrados entre Irak y Siria. Desde 2011 a la fecha, cuando el grupo adquiere fuerza propia y se aleja de la influencia de Al Qaeda, Estado Islámico (o Dáesh, por su acrónimo en árabe) ha llegado a contar con 30.000 combatientes.

"El flujo de combatientes extranjeros sigue siendo alto y se calcula que más de 7.000 reclutas llegaron en la primera mitad del 2015. Lo que pone de manifiesto que sigue habiendo una fuerte atracción hacia este grupo yihadista", dice el estudio.

En tercer lugar está un grupo más antiguo y más conocido: el Talibán, formado en 1994 y constituido por una mezcla de miembros de tribus pashtunes y combatientes muyahidines.

El Talibán ha continuado su campaña de violencia en Afganistán y Pakistán desde que fue derrocado en 2001 tras la invasión dirigida por Estados Unidos en Afganistán.

En 2014 llevó a cabo 891 ataques y causó 3.477 muertes.

Si bien estos son los grupos más numerosos y conocidos, surgen otros nuevos de similares orientaciones. Tales los casos de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI); Al Qaeda en la Península Arábiga, y Al Qaeda en Somalia.

Números

Los costos económicos globales del terrorismo alcanzaron su nivel más alto, al menos desde el año 2001, de acuerdo con el estudio "Global Terrorism Index 2015. Measuring and understanding the impact of terrorism", elaborado por el Institute for Economics & Peace (IEP).

Una estimación del IEP asegura que, en 2014, los costos económicos mundiales del terrorismo fueron de US$ 52.900 millones, con un impacto económico total de 105.800 millones. El estudio toma en cuenta los costos directos e indirectos del terrorismo, como la pérdida de vidas, la destrucción de la propiedad y las pérdidas por el pago de rescates.

El estudio se presentó el pasado 16 de noviembre pasado y no toma en cuenta los números de 2015, por lo que no considera los ataques de 2015, como los ocurridos recientemente en Francia, Líbano, y Siria, entre otros. El informe del IEP asegura que la cuantificación de los costos económicos mundiales totales de terrorismo es complicado. Incluso, la medición de los costos indirectos es poco tangible y precisa. Terrorismo, Estado Islámico, Boko Haram, ataques, costos

Ejército sirio asegura haber recuperado territorio al EI

El ejército sirio capturó territorio de Estado Islámico al este de Alepo, incluyendo varios kilómetros de una autopista que une a la ciudad con Al Raqa, la capital de facto de los yihadistas, según reportó ayer sábado la televisión estatal siria.

Las áreas supuestamente capturadas están al este de la base aérea de Kweires, arrebatada al EI el 10 de noviembre, en una de las ofensivas lanzadas por el ejército sirio con la ayuda de ataques aéreos rusos, fuerzas iraníes y combatientes libaneses de Hezbollah. Reuters no pudo verificar de forma independiente el reporte.

Un titular en la televisión estatal siria afirmó que el ejército capturó los pueblos de Kaskis y Akula —ubicados a unos 60 kilómetros de Alepo— y vastas zonas de terreno agrícola, haciéndose con el control de túneles y fortificaciones construidas por los yihadistas y comenzando el retiro de las minas terrestres dejadas por el grupo.

La autopista mencionada en el reporte va desde el sureste, desde Akula, hasta el oeste del río Éufrates. El camino atraviesa Tabqa, en manos del EI, en dirección a Raqa, que está a 150 kilómetros de Akula.

El Gobierno sirio y sus aliados lograron también victorias frente al EI al sureste de Homs. Se están realizando ofensivas además en las regiones del oeste de Siria, ganando terreno en la provincia de Latakia y al sur de Alepo, pero perdiendo territorio en la provincia de Hamas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)