Obama ordenó a la CIA desclasificar los documentos internos de Al Qaeda

Bin Laden quería cometer otro atentado en EE.UU.

Escondido en una enorme casa en Abbottabad, Pakistán, Osama bin Laden pidió a sus seguidores en la red Al Qaeda que se concentrasen en atacar a Estados Unidos y evitasen ser arrastrados a una lucha interna entre musulmanes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Obsesionado con su enemigo principal, paranoico y también experto en managment.

Documentos desclasificados el miércoles pasado arrojan luz sobre el estado de ánimo del fundador de Al Qaeda, sus debates sobre táctica, la ansiedad ante el espionaje occidental y su obsesión con la imagen pública de su grupo.

"El foco debe ser matar y luchar contra los estadounidenses y sus representantes", escribió Bin Laden en uno de los documentos ahora revelados.

Esta carta es una de las páginas encontradas por integrantes del comando Seals estadounidense el 2 de mayo de 2011, cuando ingresaron en el escondite de Bin Laden en Abbottabad y lo ultimaron a balazos.

Agencias estadounidenses de inteligencia desclasificaron ayer miércoles más de 100 de esos documentos obtenidos en el archivo de Bin Laden, después de que legisladores ordenaron su divulgación y críticos acusaron a la CIA de esconder material. Un reciente artículo del premiado periodista estadouniden- se Seymour Hersh aseguraba que la operación estadounidense había estado plagada de mentiras.

Mandato presidencial.

Jeff Anchukaitis, vocero de la oficina del director de Inteligencia Nacional, dijo que la divulgación de "una buena parte de los documentos obtenidos en el operativo" era cumplir con la determinación del presidente Barack Obama de ofrecer "más transparencia".

Pero también obedece a la ley que obliga a las agencias de inteligencia a revisar todo el material sobre Bin Laden para su posible divulgación, añadió.

Los documentos a los que AFP tuvo acceso son las traducciones al inglés realizadas por la CIA, aunque no ha habido condiciones de verificar de forma independiente la procedencia del material ni la calidad de la traducción.

Cubriendo temas que van desde discusiones estratégicas y teológicas hasta detalles mundanos sobre administración o medidas de seguridad, los documentos desclasificados este miércoles muestran la preocupación de volver a atacar un país occidental, en la forma en que Estados Unidos fue golpeado el 11 de septiembre de 2001.

Consciente de los ataques con aviones no tripulados, Bin Laden se refiere frecuentemente a preocupaciones con la seguridad, y aconseja a sus auxiliares abstenerse de comunicarse por correo electrónico.

En otros documentos, Bin Laden critica a sus seguidores por reunirse en grupos numerosos, y alerta sobre dispositivos electrónicos microscópicos que pueden ser inyectados en objetos o en las ropas de alguna de sus esposas.

También se concentra en planes para desarrollar un nuevo grupo de líderes dispuestos a asumir los riesgos, y discute detalles sobre el traslado clandestino de uno de sus hijos y posible heredero, Hamza, hacia Pakistán. En una de las cartas, Bin Laden menciona la oposición pública en Estados Unidos a la guerra de Vietnam, y argumenta que la única forma de alterar la política externa estadounidense es "comenzar a golpear a América para forzarla a abandonar estos dirigentes y dejar a los musulmanes en paz".

Sin embargo, los documentos también revelan divisiones entre los militantes sobre como llevar adelante sus campañas.

Bin Laden alerta que conflictos con regímenes en el Medio Oriente podrían distraer a los militantes de golpear al que considera el enemigo real: Estados Unidos.

Para un analista de inteligencia estadounidense, la correspondencia refleja la preocupación de Bin Laden "con la falta de unión en el interior del movimiento yihadista global, que puede conducir la tendencia a su desaparición".

Por ejemplo, Bin Laden fue tomado de sorpresa por los levantamientos en países árabes a partir de 2010, pero presionó a sus lugartenientes a que aprovecharan ese momento de "revolución" para ganar adeptos entre los jóvenes musulmanes.

El brazo de Al Qaeda en Irak, que más tarde se convertiría en el grupo extremista Estado Islámico para superar a la propia Al Qaeda en influencia, también aparece claramente en los documentos. Bin Laden y su entonces lugarteniente, Ayman al Zawahiri, recibieron duros reproches en una carta de seguidores iraquíes, quienes pidieron que denunciaran el baño de sangre en Irak. Las diferencias llevaron a la expulsión del EI de la red liderada por Bin Laden.

Religión, sí, pero también ciencias e ingeniería.


Los jóvenes voluntarios deben tener profundas convicciones religiosas, pero también saber de ciencia, ingeniería y administración, según un documento interno. "La persona debe ser pía y paciente", insiste Bin Laden en otra nota, que ensalza la discreción de los yihadistas que llevaron a cabo el atentado en la embajada estadounidense de Nairobi en 1998. "Cualquier persona que muestre aburrimiento, no termine las tareas asignadas o se moleste fácilmente, tiene que ser retirada del trabajo externo. En Kenia los hermanos se mantuvieron dentro de la casa por nueve meses", señala. Bin Laden decía que no necesitaba conocer los detalles del "trabajo externo", como eran llamados los ataques contra objetivos occidentales fuera del campo de batalla, por razones de seguridad.

"¿Desea Ud. ejecutar una operación suicida?".


"Por favor, ingrese la información requerida con honestidad y exactitud. Escriba claro y legible. Nombre, edad, estado civil. ¿Desea ejecutar una operación suicida?". El formulario para alistarse en Al Qaeda se asemeja al principio al de cualquier empresa, pero las preguntas pronto toman un matiz tenebroso: "¿A quién debemos contactar en caso de que usted se convierta en mártir?".

El reclutamiento para una red yihadista internacional es complicado, más aún si, como en el caso de Osama Bin Laden, la persona que lo realiza está escondida dentro de una residencia en Pakistán para escapar de los drones estadounidenses. Pero esa no es excusa para no ser metódico, como demuestra el detallado formulario que lleva la marca del "Comité de Seguridad, Organización Al Qaeda".

El texto forma parte de un conjunto de documentos incautados por los comandos estadounidenses el 2 de mayo de 2011, cuando ingresaron por asalto al escondite de Bin Laden en el pueblo paquistaní de Abotabad y mataron al hombre más buscado por Washington. Pero varios documentos internos dan la idea de que el líder de la organización yihadista se comportaba como el director de recursos humanos de una multinacional en problemas. "Una de las especialidades que necesitamos y que no podemos descuidar es la ciencia de la administración", señala en uno de los textos, en el que pide fomentar un programa de capacitación profesional. AFP

EL ÚLTIMO PLAN


Los 10 años del 11-S: campaña mediática


Osama bin Laden deseaba marcar el décimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos con una gran campaña mediática, según documentos hallados en la casa donde fue abatido y que fueron desclasificados ayer. "Esperamos el décimo aniversario de los benditos ataques en Nueva York y Washington, que será en nueve meses", escribió Bin Laden en una carta sin fecha pero que aparentemente es de fines de 2010. Bin Laden añadió a sus interlocutores que "deben ser conscientes de su importancia, y de la necesidad de obtener ventajas del aniversario en los medios de comunicación para honrar las victorias de los musulmanes y comunicar a las personas lo que nosotros queremos comunicar".

Esta carta es una de las centenas de documentos que agencias estadounidenses de inteligencia desclasificaron este miércoles, y que fueron halladas en la última residencia de Bin Laden en Abbottabad, Pakistán.

En los documentos también aparece Bin Laden pidiendo que sus lugartenientes se mantengan en "correspondencia con la cadena Al-Jazeera con declaraciones, porque la cadena comenzará su cobertura (del aniversario) el 1º de septiembre". El dirigente de Al Qaeda, con enormes limitaciones logísticas para comunicarse con el exterior, se queja de haber enviado una "grabación en video hace dos meses pero que aún no ha sido difundido en medios de comunicación". En esa carta, añadió: "tendremos que rehacerlo antes de difundirlo".

En otro documento, del 5 abril de 2011, un hombre llamado Mahmud escribió a Bin Laden y le hizo recomendaciones sobre el mensaje que debería enviar por el 10º aniversario de los atentados del 11 de septiembre. El mensaje "debería contener instrucciones y llamados a la juventud y al país entero. Debería ser genérico y no detenerse en los detalles (...) y hacer un llamado a continuar la yihad", escribió Mahmud a Bin Laden. Sin embargo, el líder de Al Qaeda fue abatido a balazos el 2 de mayo de ese año 2011, unos cuatro meses antes del aniversario. Al Qaeda debería colocar en la red Internet el 12 de septiembre de 2011 un video con imágenes de Bin Laden y un mensaje de su sucesor, el egipcio Ayman al Zawahiri. En su parte del mensaje, Bin Laden prometía a los estadounidenses "terminar como los esclavos" de las empresas multinacionales y del "dinero de los judíos".

Los atentados del 11 de septiembre en EE.UU. dejaron un saldo de más de 3.000 muertos. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)