guerra en Siria

Bashar al Asad llamó a elecciones legislativas

EE.UU. y Rusia ponen en vigor tregua tras ataques yihadistas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Soldados de Al Asad toman el control de Homs. Foto: Reuters

El presidente sirio, Bachar al Asad, convocó ayer a elecciones parlamentarias para el próximo 13 de abril, según un decreto presidencial difundido a través de la agencia oficial de noticias siria, SANA. En un breve comunicado, se especifica el número de diputados elegidos por cada provincia, entre las que se incluyen regiones como Al Raqqa o Idleb, que están controladas, en el primer caso, por el grupo yihadista Estado Islámico y, en el segundo, por una coalición de grupos armados islamistas, rebeldes y terroristas.

El decreto no especifica cómo se llevará a cabo la votación de esta cámara que apenas tiene poder, dado el marcado carácter presidencial del régimen, donde los principales poderes recaen en el jefe de Estado, el presidente Al Asad.

Únicamente, especifica el número de parlamentarios por cada una de las 15 provincias del país y la cantidad de asientos reservados a agricultores y trabajadores (127), por un lado, y a jóvenes (123), por otro lado.

Este anuncio se produce en medio de la cruenta guerra civil en la que está sumido el país desde 2011 y en un momento en el que, según distintas fuentes, el régimen controla menos de la mitad del territorio.

Asimismo, la publicación del decreto coincide con el anuncio del acuerdo alcanzado ayer por Estados Unidos y Rusia para un alto el fuego en Siria a partir de la medianoche del próximo 27 de febrero, del que se excluyen los ataques al Estado Islámico (EI) y otras organizaciones terroristas como el Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda.

Según los últimos datos de la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos, el conflicto sirio ha dejado desde su inicio en 2011 más de 250.000 personas muertas y provocado 4 millones de refugiados, que han salido del país huyendo de la violencia.

Entretanto el balance de los atentados del domingo reivindicados por Estado Isámico se acercó a los 200 muertos.

En el atentado cometido cerca del santuario chiita de Sayeda Zeinab, a menos de 10 km. de Damasco, murieron 134 personas, de los cuales 97 civiles según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), mientras que en el del barrio Al Zahraa, de Homs, perecieron 64 personas. El atentado cerca del santuario chiita ha pasado a ser el ataque más sangriento cometido desde el inicio de la guerra en Siria en 2011, según la ONG basada en Reino Unido.

Tregua.

Las tropas de Al Asad han logrado importantes avances desde el inicio de las incursiones aéreas rusas, con combates particularmente fuertes en las últimas semanas en la provincia de Alepo (norte). Pero sus esfuerzos para tomar la ciudad de Alepo sufrieron un revés ayer. El EI y otros grupos yihadistas cortaron una ruta vital que unía el oeste de Alepo con otros territorios controlados por el gobierno, dijo el OSDH.

Estados Unidos y Rusia anunciaron ayer que un cese de hostilidades entrará en vigor el sábado en Siria, lo que debe ser refrendado por el régimen y la oposición, en tanto se producían duros combates cerca de Alepo. La tregua, anunciada al día siguiente del atentado más mortífero en cinco años de guerra, sólo excluye a los grupos yihadistas.

En una declaración conjunta, las dos potencias dijeron que el alto al fuego involucra a las partes que han estado combatiendo durante los cinco años del conflicto sirio, pero no al grupo Estado Islámico (EI), ni al Frente Al Nusra, organización afiliada a Al Qaeda. "La cesación de hostilidades se aplicará a las partes involucradas en el conflicto sirio que han indicado que respetarán los términos" del acuerdo, dice el comunicado. El principal grupo de la oposición siria, el Alto Comité de Negociaciones (HCN), reunido en Riad, indicó en un comunicado que respondía "positivamente a los esfuerzos internacionales para lograr un cese de hostilidades", pero condicionado al levantamiento de los sitios de ciudades, liberación de prisioneros, fin de bombardeos de civiles y entrega de ayuda humanitaria.

ONU investiga el uso de armas químicas.

El equipo de la ONU que investiga actualmente el uso de armas químicas en Siria analizará en profundidad siete casos durante los próximos meses para tratar de identificar a los responsables de los ataques, anunció su directora, la argentina Virginia Gamba. Los expertos han determinado que esos incidentes son aquellos que pueden permitir determinar quién ha utilizado ese tipo de armamento en el país árabe y prevén comenzar a trabajar sobre ellos en la primera semana de marzo, dijo Gamba a los periodistas tras informar al Consejo de Seguridad.

El máximo órgano de decisión de Naciones Unidas aprobó el pasado agosto la puesta en marcha de este grupo de investigación después de que expertos de la ONU y de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) confirmasen el uso repetido de gas cloro como arma química en Siria. Entre los objetivos de este grupo destaca el de establecer quién es el responsable de esos ataques, algo que no determinaron los primeros análisis. Inicialmente, tal y como incluyeron en su primer informe, los expertos encontraron cinco casos con potencial, a los que recientemente han añadido otros dos. Gamba advirtió ayer a cualquier persona, grupo o Gobierno que esté pensando en usar armas químicas o que lo haya hecho en el pasado de que serán identificados y deberán rendir cuentas. Según explicó, la investigación podría incluir entrevistas y visitas sobre el terreno si la situación de seguridad lo permite. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)