POLÉMICA EN ARGENTINA

Banco Central dice que denuncia opositora persigue rédito electoral

"La denuncia presentada por dos legisladores de la oposición respecto de esta operatoria carece de fundamentos y sólo persigue un rédito electoral", dijo en un comunicado el Banco Central.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La entidad financiera en el medio de la tormenta por irregularidades. Foto: EFE

El Banco Central de Argentina aseguró hoy que la denuncia de la oposición por presunto fraude en los contratos de futuros de dólar, y por la que la entidad fue allanada este martes, "persigue un rédito electoral" ante la segunda vuelta presidencial del próximo domingo.

La autoridad monetaria afirmó que las operaciones con futuros de dólar, por las que el presidente de la entidad, Alejandro Vanoli, es investigado por presunto fraude a la administración pública, son "absolutamente transparentes".

"La denuncia presentada por dos legisladores de la oposición respecto de esta operatoria carece de fundamentos y sólo persigue un rédito electoral", dijo en un comunicado el Banco Central, luego de que este martes, en horas del mediodía, su sede fuera allanada por orden del juez Claudio Bonadío.

El magistrado dispuso que el allanamiento fuera realizado por la Policía Metropolitana, cuerpo de seguridad de la capital, que depende del gobierno encabezado por el candidato presidencial opositor, Mauricio Macri.

Bonadío investiga una denuncia presentada contra Vanoli y el resto del directorio del Banco Central por los diputados opositores Federico Pinedo, de Propuesta Republicana (Pro), y Mario Negri, de la Unión Cívica Radical.

El Banco Central dijo en su comunicado que el allanamiento fue realizado "en pleno horario de funcionamiento de la mesa de operaciones" de la entidad, "con la gravedad que ello implica para el normal funcionamiento de los mercados cambiario y financiero".

Además, subrayó que, previo al allanamiento, el Banco Central remitió hoy, en horas de la mañana, al juez la información vinculada con la intervención de la institución en el mercado de futuros de dólar desde 2005.

"El Banco Central remitió al juzgado, de manera espontánea, información y documentación sobre esta operatoria en dos oportunidades: el jueves último y en la mañana de hoy, con anterioridad a la medida dispuesta por el juez", indica el comunicado.

La entidad que preside Vanoli, nombrado en ese cargo hace un año a propuesta de la presidenta Cristina Fernández, aseguró que su intervención "en el mercado de futuros se realiza en los términos establecidos por la normativa vigente y de acuerdo con las disposiciones de la Carta Orgánica de la institución".

"Se trata de una operatoria normal y habitual que utilizan los Bancos Centrales con un objetivo de regulación y para brindar previsibilidad en el mercado cambiario", afirmó.

Según los denunciantes, mediante estas operaciones la autoridad monetaria habría vendido los dólares a un precio que ronda los 10,65 pesos por unidad, por debajo del precio establecido en la Bolsa de Nueva York para este tipo de contratos (alrededor de 14 pesos por unidad).

En estos contratos a futuro, el Banco Central se compromete a entregar dólares a 10,65 pesos por unidad al 31 de marzo próximo, frente a una cotización oficial actual de 9,64 pesos.

Si para marzo la cotización oficial está por encima del precio establecido en los contratos, el Banco Central debe entregarlos a ese valor pactado, con una millonaria pérdida para la entidad en caso de que la divisa en el mercado oficial alcance para entonces un valor en torno a los 14 pesos por unidad.

Al respecto, el Banco Central dijo en su comunicado que en Argentina las operaciones de futuros se compensan y liquidan en moneda nacional, "no existe venta de dólares y por lo tanto no se ve ni se verá afectado el nivel de reservas".

Asimismo, dijo que el tipo de cambio utilizado para los contratos de futuro está en línea con el previsto en el Presupuesto 2016 aprobado por el Parlamento.

Por otra parte, sostuvo que "no existe relación directa entre los mercados de futuros que operan en Argentina y en el mercado del exterior" y que los agentes que operan en la plaza de Nueva York "deben contar con activos en dólares y, por otra parte, existe una serie de regulaciones del mercado de capitales que inhiben la posibilidad de un arbitraje especulativo entre ambos mercados".

Bonadío dijo hoy a una radio local que el jueves y el viernes pasado tomó declaración testimonial por este caso a Martín Redrado y Alfonso Prat Gay, dos expresidentes del Banco Central y actualmente dirigentes de oposición.

"Si se planteara que en realidad se vendió contratos de manera indiscriminada en un dólar que en realidad se sabía no podía resistir la ecuación económico, podría haber una defraudación a la administración pública", sostuvo Bonadío, quien subrayó que para ese tipo de delito se prevé una pena de "mínimo de 6 años" de prisión.

La investigación al Banco Central coincide con la campaña para la segunda vuelta presidencial, en la que uno de los principales temas de discusión es qué hará el próximo Gobierno con el complejo mercado cambiario local, en momentos en que las reservas monetarias han tocado su mínimo en nueve años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)