VIDEO

"¡Ayuda!", gritaban con las manos en las ventanas

Incendio en una torre de Londres: 12 muertos y decenas de heridos y desaparecidos.

Doce muertos y decenas de heridos y desaparecidos, entre ellos niños. Un barrio de Londres vivió en la madrugada del miércoles un verdadero infierno al incendiarse un edificio de 24 pisos, con 120 apartamentos en el que vivían unas 600 personas. "Puedo confirmar que murieron 12 personas" pero "desgraciadamente me temo que el saldo aumentará", declaró Stuart Cundy, comandante de la Policía Metropolitana londinense. Muchas personas seguían desaparecidas, advirtió.

A medida que pasaban las horas y crecía la desesperación entre los familiares y allegados de los habitantes del edificio, la policía iba elevando el número de muertos. Primero hablaron de heridos, luego informaron de "algunos muertos", que pronto fueron "varios", y sobre la hora 3.40 de Londres la policía oficializó los primeros seis fallecidos que poco antes del mediodía ya eran 12. Alertaba además que la cifra de fallecidos iba a aumentar en las próximas horas, y que no esperaban hallar más sobrevivientes en el interior del edificio.

El incendio en la torre Grenfell, un inmueble construido en 1974 en el oeste de la capital británica, se declaró en la madrugada del miércoles alrededor de la 1.15 hora de Londres.

En el edificio había entre 400 y 600 personas cuando se inició el fuego, por causas todavía desconocidas. Setenta y ocho personas fueron hospitalizadas, de las cuales 18 estaban en estado crítico.

Niños.

"Pudimos ver a muchos niños y padres gritando ¡Ayuda! ¡Ayuda! ¡Ayuda! y poniendo sus manos en la ventana pidiendo auxilio", dijo Amina Sharif, una testigo. "No pudimos hacer nada y vimos que al costado (de ellos) todo se cayó, colapsó. Estábamos ahí solo gritando y ellos gritaban", agregó.

Otra testigo, Saimar Lleshi, vio a personas improvisando sogas con sábanas en un intento por escapar: "Vi a tres personas atando sábanas para bajar, pero ninguna bajó. No sé qué pasó con ellos. Incluso cuando las luces se cortaron, las personas agitaban camisas blancas para ser vistas".

Sobrevivientes de la tragedia dijeron haber visto a gente cayendo o saltando por las ventanas. Otros testigos relataron cómo la gente dejaba caer a sus hijos desde las ventanas para intentar, en un gesto desesperado, salvarlos.

"Escuché gritos por todos lados y vi gente saltar desde las ventanas. Las llamas devoraban la torre. Era un horror", relató Khadejah Miller que vive en un edificio aledaño, evacuado por precaución.

Una mujer perdió a dos de sus seis hijos mientras escapaba del edificio, dijo un testigo: "Hablé con una mujer que vive en el piso 21. Tiene seis hijos. Salió con todos ellos. Cuando llegó abajo había solo cuatro con ella. Ahora está destrozada", dijo su vecino Michael Paramasivan, a la BBC.

Tamara, otra testigo, dijo: "Había personas que lanzaban a sus hijos y decían Solo salven a mis hijos, solo salven a mis hijos". Al menos en uno de estos casos un hombre logró agarrar a un niño.

"En mis 29 años en el cuerpo de bomberos, nunca he visto algo de esta magnitud", dijo Dany Cotton, comisionada de la Brigada de Bomberos de Londres.

Vecinos acusan.

Los bomberos consiguieron llegar a la zona más alta y utilizaron drones para examinar las plantas superiores. Aún se desconocen las causas del incendio. Pero las críticas comenzaron a escucharse entre los residentes que denuncian la insuficiencia de la empresa responsable de la gestión del edificio y de las autoridades locales.

Un "90% de los residentes firmaron a fines de 2015 una petición quejándose por la mala gestión de la empresa responsable del mantenimiento. El administrador me amenazó personalmente", lamentó David Collins, presidente de la asociación de residentes de la torre hasta octubre pasado. "Escuché que algunas alarmas de incendio no funcionaron, no me sorprende. Estoy consternado, mortificado, pero no sorprendido", agregó.

David Collins también señaló la responsabilidad de Borough (municipalidad) del barrio de Kensington y Chelsea. "Les informamos de nuestras preocupaciones y pedimos una investigación independiente pero no nos escucharon", lamentó.

Según documentos difundidos en internet, un colectivo de residentes se había quejado en varias ocasiones estos últimos años del estado del edificio y de los posibles riesgos de incendio.

"Nadie quiso hacer caso a todas nuestras advertencias, una catástrofe como esta era inevitable", publicó en su blog el Grupo de Acción de Grenfell luego de la catástrofe.

Según varios residentes de la torre Grenfell, los trabajos de renovación del año pasado podrían haber favorecido la propagación del fuego, extremadamente rápida.

Foto: AFP
Foto: AFP

Fachada de "plástico" por US$ 11 millones.

El exterior de la torre Grenfell, incendiada ayer, había sido refaccionado recientemente, incluidos cambios de fachada y revestimientos y reemplazos de ventanas, por un valor de 8,7 millones de libras (11,08 millones de dólares). Salah Chebiouni, de 45 años, que logró salir a tiempo de la torre, declaró que olía "plástico quemado" y lamentó los trabajos de renovación baratos. "Tenía el aspecto de metal. Creía que habían hecho algo bueno. Pero era plástico", dijo.

"Al parecer, como en otros casos de incendios en otras partes del mundo, la naturaleza del revestimiento exterior es responsable de la rapidez con que el fuego se propaga", comentó Angus Law, especialista del tema en la universidad de Edimburgo.

Gavin Barwell, el nuevo jefe de gabinete de la primera ministra Theresa May y exministro de Vivienda, fue acusado por el diario sensacionalista de izquierda The Daily Mirror de haber cajoneado un informe hace varios años que señalaba el riesgo de incendio en edificios como la torre Grenfell.

TORRE GRENFELL.

Riesgo "medio" de incendio.

La torre Grenfell, que forma parte de un complejo de vivienda social, pertenece a la autoridad local y está gestionada por la empresa Kensington and Chelsea Tenant Management Organisation. En 2016, una vez concluidas las obras de reforma, los bomberos evaluaron el edificio y consideraron que el riesgo de incendio era "medio".

IMPACTO POLÍTICO.

May aplaza anuncio de un pacto legislativo.

El Partido Conservador y el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, postergaron el anuncio de un pacto de legislatura debido al incendio de ayer en Londres. Se esperaba que la primera ministra británica y líder de los conservadores, Theresa May, y la dirigente del DUP, Arlene Foster, comunicaran ayer el desenlace de sus conversaciones, pero, tras el trágico suceso, lo dejarán para otro día, informó la BBC. Es posible incluso que, "por cuestiones de agenda", el resultado de esas conversaciones no se dé a conocer hasta la semana próxima. Según la BBC, que cita a fuentes del DUP, May y Foster han consensuado ya "un 95%" de su pacto. Fuentes del 10 de Downing Street, despacho y residencia oficial de May, declinaron confirmar esta información y señalaron que las negociaciones siguen en marcha. La BBC señala que May y Foster han ultimado casi todos los detalles de un pacto parlamentario a fin de que los diez diputados del DUP apoyen a los conservadores en la Cámara de los Comunes. La primera ministra necesita el apoyo del DUP para poder sostenerse durante esta legislatura.

Laboristas apuntan al gobierno por recortes.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, sugirió que los recortes económicos de los últimos años han podido contribuir a que se declarara el incendio de ayer en la torre de viviendas Grenfell. "Si deniegas a las autoridades locales la financiación que necesitan, hay un precio que pagar", dijo el laborista a la cadena de radio LBC. Corbyn señaló que en 2009, tras un fuego similar en la torre Lakanal House, en el sur de la capital británica, se pidió la instalación de rociadores automáticos para la extinción de incendios en ese tipo de inmuebles. "Sospecho que no se han instalado en muchos lugares", apuntó el dirigente laborista, para quien "es necesario que ciertas preguntas muy pertinentes se hagan tan pronto como sea posible" en relación al incendio. "Nunca puedes poner en riesgo la seguridad cuando se trata de incendios", subrayó Corbyn, para quien algunas de las cuestiones en torno a la tragedia "podrían resultar difíciles" de responder para el gobierno.

Fachada de "plástico" por US$ 11 millones.

El exterior de la torre Grenfell incendiada ayer había sido refaccionado recientemente, incluidos cambios de fachada y revestimientos y reemplazos de ventanas, por un valor de 8,7 millones de libras (11,08 millones de dólares). Salah Chebiouni, de 45 años, que logró salir a tiempo de la torre, declaró que olía "plástico quemado" y lamentó los trabajos de renovación baratos. "Tenía el aspecto de metal. Creía que habían hecho algo bueno. Pero era plástico", dijo.

"Al parecer, como en otros casos de incendios en otras partes del mundo, la naturaleza del revestimiento exterior es responsable de la rapidez con que el fuego se propaga", comentó Angus Law, especialista del tema en la universidad de Edimburgo.

Gavin Barwell, el nuevo jefe de gabinete de la primera ministra Theresa May y exministro de Vivienda, fue acusado por el diario sensacionalista de izquierda The Daily Mirror de haber cajoneado un informe de hace varios años que señalaba el riesgo de incendio en edificios como la torre Grenfell.

IMPACTO POLÍTICO.

May aplaza anuncio de un pacto legislativo.

El Partido Conservador y el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, postergaron el anuncio de un pacto de legislatura debido al incendio de ayer en Londres. Se esperaba que la primera ministra británica y líder de los conservadores, Theresa May, y la dirigente del DUP, Arlene Foster, comunicaran ayer el desenlace de sus conversaciones, pero, tras el trágico suceso, lo dejarán para otro día, informó la BBC. Es posible incluso que, "por cuestiones de agenda", el resultado de esas conversaciones no se dé a conocer ya hasta la semana próxima. Según la BBC, que cita a fuentes del DUP, May y Foster han consensuado ya "un 95 %" de su pacto. Fuentes del 10 de Downing Street, despacho y residencia oficial de May, declinaron confirmar esta información y señalaron que las negociaciones siguen en marcha. La BBC señala que May y Foster han ultimado casi todos los detalles de un pacto parlamentario a fin de que los diez diputados del DUP apoyen a los conservadores en la Cámara de los Comunes. La primera ministra necesita el apoyo del DUP para poder sostenerse durante esta legislatura.

Laboristas apuntan al gobierno por recortes.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, sugirió que los recortes económicos de los últimos años han podido contribuir a que se declarara el incendio de ayer en la torre de viviendas Grenfell. "Si deniegas a las autoridades locales la financiación que necesitan, hay un precio que pagar", dijo el laborista a la cadena de radio LBC. Corbyn señaló que en 2009, tras un fuego similar en la torre Lakanal House, en el sur de la capital británica, se pidió la instalación de rociadores automáticos para la extinción de incendios en ese tipo inmuebles. "Sospecho que no se han instalado en muchos lugares", apuntó el dirigente laborista, para quien "es necesario que ciertas preguntas muy pertinentes se hagan tan pronto como sea posible" en relación al incendio. "Nunca puedes poner en riesgo la seguridad cuando se trata de incendios", subrayó Corbyn, para quien algunas de las cuestiones en torno a la tragedia "podrían resultar difíciles" de responder para el gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)