TERRORISMO EN EUROPA

Atentado terrorista en Marsella con cuchillo: 2 muertes

Las víctimas eran mujeres de 17 y 20 años; a una la degollaron y a otra la apuñalaron en el estómago

Saint Charles: el Estado Islámico reivindicó el atentado en la estación de tren. Foto: EFE
Saint Charles: el Estado Islámico reivindicó el atentado en la estación de tren. Foto: EFE

Dos mujeres murieron apuñaladas ayer domingo a manos de un hombre que acabó abatido a tiros por las fuerzas de seguridad en la estación de tren Saint Charles de la ciudad francesa de Marsella, en lo que fuentes policiales calificaron como un “probable acto terrorista”. El sujeto gritó “Allahu Akbar” (Dios es grande) al agredir a sus dos víctimas con arma blanca.

Las dos víctimas -una de 17 y otra de 20 años- sufrieron cruentas heridas: una tenía la garganta cortada y otra había sido apuñalada en el estómago.

Tras el ataque, la sección antiterrorista de la Fiscalía de París anunció la apertura de investigación por “asesinatos vinculados a una organización terrorista”, e “intento de asesinato de un responsable público”.

El agresor fue abatido por militares de la operación antiterrorista Centinela. “Si los soldados no hubieran estado allí, hubiéramos tenido muchas más muertes”, dijo Samia Ghali, una legisladora de la región de Marsella, a una radio local.

En un mensaje en la red social Twitter, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se mostró “profundamente indignado por este acto bárbaro”, y mandó un mensaje de apoyo tanto a las familias de las víctimas como a los militares de la operación antiterrorista Centinela y a la policía.

Francia sigue en alerta por terrorismo desde el atentado de enero de 2015 contra el semanario satírico Charlie Hebdo, en el que murieron 12 personas.

El gobierno lanzó a continuación la Operación Centinela, desplegando cerca de 7.000 agentes en todo el país para vigilar zonas de alto riesgo, como las estaciones, los lugares turísticos y los edificios religiosos.

Mañana lunes la Asamblea Nacional tiene previsto votar un controvertido proyecto de ley antiterrorista, que busca introducir en el derecho común algunas medidas del estado de emergencia instaurado por el anterior gobierno socialista tras los atentados que dejaron 130 muertos, el 13 de noviembre de 2015 en París.

Hoy lunes comenzará el juicio por complicidad del hermano de Mohamed Merah, que mató en 2012 a siete personas, incluidos tres niños de una escuela judía en Toulouse, antes de ser abatido por la policía.

Aquel atentado, el primero yihadista desde los del Grupo Islámico Armado argelino en 1995, volvió a despertar el fantasma del terrorismo en Francia, tras años de relativa calma, revelando los fallos de los servicios de inteligencia y llevando a los poderes públicos a adaptar su arsenal represivo.

Desde el ataque contra Charlie Hebdo en 2015, 239 personas murieron en atentados en Francia. Además, algunos actos contra policías o soldados con cuchillos, armas de fuego o vehículos, fueron llevados a cabo por gente con graves problemas psicológicos.

Montreal.

En tanto, la policía de Canadá arrestó ayer domingo a un hombre sospechoso de apuñalar a un policía y atropellar a cuatro transeúntes, en una serie de incidentes violentos en Edmonton que el primer ministro Justin Trudeau calificó de “atentado terrorista”.
La ola criminal comenzó en la noche del sábado afuera de un estadio de fútbol en Edmonton y culminó horas después con una persecución en automóvil a alta velocidad durante la cual el conductor de una furgoneta embistió a cuatro transeúntes.

“No dejaremos que el extremismo violento eche raíces en nuestras comunidades”, señaló el primer ministro, en tanto urgió a los canadienses a permanecer vigilantes.

Trudeau señaló además que la Policía Real Montada de Canadá y el órgano antiterrorista Equipo Policial Nacional Integrado se habían unido a la policía de Edmonton en la investigación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)