OTRO GOLPE EXTREMISTA

Atentado en Nueva York: ocho muertos

Entre las víctimas mortales hay cinco argentinos, de un grupo de egresados de un colegio de Rosario; otro está herido grave.

La Policía despliega efectivos tras el múltiple atropellamiento en Manhatttan. Foto: Reuters
La Policía despliega efectivos tras el múltiple atropellamiento en Manhatttan. Foto: Reuters

Ocho personas muertas y una decena de heridos fue el saldo del atentado de ayer martes en Nueva York, que las autoridades calificaron como una acción terrorista. Entre los muertos hay cinco ciudadanos argentinos que habían viajado a Estados Unidos para celebrar el aniversario de egresados de un colegio de Rosario, informó anoche el diario La Nación de Buenos Aires citando fuentes de las familias de las víctimas.

El grupo estaba conformado por 10 personas que habían llegado a Nueva York hacía algunos días para celebrar el aniversario de egresados del Colegio Politécnico de Rosario.

Ayer de tarde habían alquilado bicicletas y paseaban por la zona sur de Manhattan cuando fueron arrollados por la camioneta que conducía el responsable del atentado. Además de las cinco víctimas fatales, hay un argentino herido de gravedad. Los otros cuatro miembros del grupo se encuentran fuera de peligro.

"El Gobierno de la República Argentina se encuentra profundamente conmocionado por el fallecimiento de los compatriotas y trabaja en auxiliar a los familiares y amigos de las víctimas", indicó Cancillería en un comunicado.

A su vez, Cancillería señaló que "las autoridades federales de los Estados Unidos informaron que se encuentran llevando a cabo una investigación criminal sobre el acto terrorista, habiendo aplicado la regla de secreto de sumario y por lo tanto no han dado a conocer aún la identidad de los fallecidos".

"Argentina reafirma su más enérgica condena a los actos terroristas y a la violencia en todas sus manifestaciones y reitera la necesidad de profundizar la lucha contra dicho flagelo", dijo anoche un comunicado de la Cancillería argentina en la que confirmó el fallecimiento de ciudadanos de ese país.

El atentado.

El atacante de Nueva York resultó un emigrante uzbeco, que medios estadounidenses identificaron como Sayfullo Saipov, de 29 años.

Al volante de una camioneta alquilada, el hombre la emprendió contra un carril exclusivo para bicicletas al sur de Manhattan, atropellando a todo lo que encontró a su paso a lo largo de quince cuadras. Luego se estrelló contra un autobús escolar hiriendo a dos niños y dos adultos, y abandonó la camioneta. En su huida a pie recibió un disparo en el abdomen antes de ser detenido.

El atentado se produjo a la hora 15.05 de Nueva York (una hora más tarde en Uruguay). Varios testigos declararon que el hombre gritó Allahu Akbar ("Alá es grande" en árabe). En su huida, llevaba un arma para disparar balas de pintura y una pistola de perdigones.

Las imágenes difundidas en redes sociales y reproducidas por la televisión de Estados Unidos mostraron al sujeto, con una larga barba y la cabeza cubierta con una capucha, caminando por la calle y portando las dos pistolas.

La policía solo confirmó que el sujeto, al salir del vehículo, lanzó algunos gritos que eran "consistentes con la calificación de acto terrorista".

De las ocho personas muertas, seis fallecieron en el lugar del ataque y otras dos en un hospital.

John Williams, un testigo de 22 años, dijo a periodistas en la escena que escuchó cinco disparos antes de ver a la policía llevarse al hombre detenido. "Parecía muy calmado, no se resistía", destacó.

El ataque se produjo no muy lejos de la llamada "zona cero", donde el 11 de septiembre de 2001 dos aviones derribaron las Torres Gemelas del WTC matando a más de 3.000 personas, en el mayor atentado terrorista en suelo estadounidense.

Bicicletas en el pavimento, heridos y cuerpos cubiertos con sábanas era la escena poco después del atentado de ayer en la esqui-na de las calles Chambers y Greenwich del bajo Manhattan.

Padres preocupados intentaban cruzar las calles bloqueadas, gritando "¡Mi hijo está allí!", o aguardaban inquietos en la puerta de una escuela primaria donde la salida de los niños fue aplazada por seguridad.

"No vi el tiroteo, pero llegué allí unos 30 segundos después. Vi dos mujeres y niños que corrían hacía mí y gritaban ¡Tiene un arma! ¡Tiene un arma!", dijo un testigo, John Williams, un joven de 22 años que se dirigía al parque a hacer skate. "Había un fuerte olor de pólvora".

"Acto cobarde".

El presidente Donald Trump condenó el ataque de ayer, y dijo que fue producto de "una persona muy enferma" y "perturbada".

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, calificó el ataque como "un cobarde acto de terrorismo" que costó la vida de "ocho inocentes" que se encontraba en el lugar, cerca de la orilla del río Hudson. "Ha sido una tragedia horrible", agregó De Blasio, que estaba acompañado por el gobernador Andrew Cuomo y por el jefe de la Policía de Nueva York, James ONeill.

"Déjenme ser claro, éste fue un acto de terrorismo y un acto de terrorismo particularmente cobarde", afirmó el alcalde De Blasio. "Dirigido a civiles inocentes, dirigido a personas que viven sus vidas y que no tenían idea de lo que les iba a suceder", agregó.

Por su parte, el gobernador Cuomo dijo que la ciudad "es un símbolo internacional de libertad y democracia".

"Eso también nos torna un blanco para las personas que se oponen a esos conceptos, y hemos vivido esto antes", agregó.

El incidente ocurrió horas antes del multitudinario desfile de Halloween, que reunió a miles de personas disfrazadas por las calles del West Village, cercano al lugar del atentado.

Además de Argentina, Colombia, España y Francia también condenado anoche el atentado en Nueva York. "Condenamos de la forma más enfática este acto de terrorismo, estas muertes innecesarias. Nuestros corazones están con ellas (las víctimas), con Estados Unidos y con cualquier país que esté sufriendo este terrible flagelo del terrorismo", dijo el presidente colombiano Juan Manuel Santos de visita en Kansa.

El de ayer fue el primer acto vinculado al terrorismo en Nueva York desde la explosión de una bomba casera en septiembre de 2016 en Chelsea que dejó 31 heridos leves. Un afgano de origen estadounidense, Ahmad Khan Rahimi, fue condenado por terrorismo a inicios de este mes.

Las patrullas policiales en Times Square, una de las zonas más concurridas del mundo, fueron reforzadas tras un intento fallido de atentado con coche en el lugar el 1° de mayo de 2010, por parte de un inmigrante paquistaní, Faisal Shahzad. El explosivo colocado por Faisal no detonó y éste fue arrestado después de abordar un vuelo a Medio Oriente. Se declaró culpable y dijo que quería vengar las muertes cometidas por drones estadounidenses en Pakistán. Fue sentenciado a cadena perpetua.

Atacante de 29 años y originario de Uzbekistán

El autor del atentado en Nueva York es un inmigrante de Uzbekistán. Medios locales aseguran que se trata de Sayfullo Saipov, de 29 años, que al parecer vivía en el estado de Nueva Jersey, aunque también residió en Tampa, Florida. Una persona que asegura ser su amigo, Kobiljon Matkarov, también uzbeko, dijo al diario New York Post que se había encontrado en Florida con Saipov hace cinco años. Según Matkarov, Saipov trabajaba para la compañía Uber. "Es un buen tipo, muy amistoso", agregó Matkarov

De acuerdo con fuentes oficiales anónimas citadas por la cadena ABC, Saipov llegó a Estados Unidos hace siete años beneficiado del programa de lotería de visados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)