VIDEO

Assange: "La verdadera guerra acaba de empezar"

Libre de denuncia de violación, no de extradición a EEUU.

La guerra de verdad acaba de comenzar". Así reaccionó ayer viernes el fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, ante la decisión de la Fiscalía sueca de cerrar la investigación contra él por un supuesto delito de violación cometido en 2010.

"Hoy hemos conseguido una victoria importante, tanto para mí como para el sistema de Derechos Humanos de la Unión Europea. Sin embargo, los siete años de detención sin cargos que llevo aquí no se podrán olvidar. Es algo que no puedo perdonar", afirmó Assange, puño en alto, desde el balcón de la embajada de Ecuador en Londres, donde está recluido desde 2012.

El activista se dirigió a cerca de un centenar de curiosos y medios de comunicación desde la legación diplomática ecuatoriana, en la que se refugió para evitar ser entregado a las autoridades de Suecia.

"Pese a que ha sido una gran victoria, todavía falta mucho por hacer: la guerra de verdad acaba de comenzar. El Reino Unido ha asegurado que me arrestará de todas formas, y Estados Unidos, la CIA y el Fiscal General estadounidense han dejado claro que tanto yo como otros miembros de WikiLeaks no tenemos derechos y que nuestra detención es una prioridad", señaló.

El periodista australiano, que también se congratuló por la "victoria importante" de la ex soldado estadounidense Chelsea Manning, quien salió de prisión el miércoles después de siete años privada de libertad, dio las gracias "a Ecuador y a su gente" por haber estado a su lado "soportando una presión asfixiante".

Assange, de 45 años, prometió además que la organización WikiLeaks no sólo continuará con sus publicaciones sobre las actividades de la CIA en Estados Unidos, sino que las incrementará. "WikiLeaks seguirá publicando, de eso no hay ninguna duda, e intentaremos publicar todavía más (...). Las amenazas hacia mí, hacia mi persona y hacia la organización WikiLeaks como editorial no serán toleradas", dijo.

Suecia archivó la causa por violación, en la que Assange era solo sospechoso, no imputado, y retiró la orden de detención europea emitida en su contra.

A tres años de la prescripción, la fiscal sueca Marianne Ny explicó que tiró la toalla por la ineficiencia de un procedimiento excepcionalmente largo. "Todas las posibilidades para hacer avanzar la investigación se agotaron", estimó Ny.

La Justicia sueca "no se pronuncia sobre el tema de la culpabilidad", subrayó la fiscal.

El fundador de la web especializada en filtraciones siempre se ha declarado inocente de la violación denunciada por una sueca y ha insistido en que era una maniobra para enviarle a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por la publicación, a través de WikiLeaks, de documentos militares y diplomáticos de carácter confidencial.

En Estocolmo, la mujer que presentó la denuncia contra Assange se declaró "conmocionada" y mantuvo su versión.

La mujer, de unos treinta años en el momento de los hechos, presentó una denuncia el 20 de agosto de 2010 contra Assange, al que conoció en una conferencia que ofreció en Estocolmo unos días antes. Lo acusó de haber iniciado una relación sexual aprovechando que estaba dormida y de haberlo hecho sin preservativo, en contra de su voluntad.

Estados Unidos, por el momento, rechaza confirmar o negar si tiene abierta una causa judicial contra Assange, pero la prensa estadounidense señaló que las autoridades judiciales del país están preparando una acusación contra Assange.

En Quito, el canciller ecuatoriano Guillaume Long, saludó la decisión de la Justicia sueca y pidió a Reino Unido que facilite a Assange una salvonconducto para que pueda viajar a Ecuador.

Assange es considerado por algunos una suerte de héroe cibernético por exponer los abusos de poder de los gobiernos y defender la libertad de expresión, pero para otros es un criminal que ha socavado la seguridad de varios países occidentales.

Cinco opciones para Assange

CÁRCEL. Tras cinco años en la embajada de Ecuador, Julian Assange debe tener ganas de libertad. Pero tan pronto como salga, la policía británica ha prometido detenerlo porque violó las condiciones de su libertad condicional cuando se refugió en la legación diplomática, en vez de entregarse para su extradición a Suecia. Parece poco probable que mientras se resuelva el caso le vuelvan a dar la libertad condicional, por lo que podría llegar a pasar hasta un año en la cárcel, la pena máxima por este delito.

ESTADOS UNIDOS. Assange siempre consideró que la investigación por violación de la que era objeto en Suecia no era más que una maniobra para extraditarlo a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por la publicación de documentos secretos militares.

SUECIA. Parece sorprendente, pero no lo sería tanto, como explicó el comentarista legal británico David Allen Green en su cuenta de Twitter: “Si Assange fuera detenido en el Reino Unido, Suecia podría revisar su decisión porque la extradición sería más fácil”. Y es que Suecia archivó la causa no por falta de pruebas, sino por las dificultades de seguir adelante con el caso. Los hechos no prescriben hasta 2020.

EMBAJADA. Ante tales amenazas, Assange podría quedarse en la embajada. El 19 de junio cumplirá cinco años en el edificio, donde vive en un espacio pequeño, con un gato, y recibe las visitas regulares de amigos como la actriz estadounidense Pamela Anderson.

ECUADOR. Concedió asilo a Assange, y ayer reclamó que Londres le permita viajar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)