ALEMANIA

El asesino era aficionado a videojuegos bélicos

Los vecinos lo definieron como tranquilo, pero que nunca hablaba con ellos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El barrio donde residía David Sonboly. Foto: Reuters

Para sus vecinos, David Ali Sonboly era un joven amable y sin antecedentes, reservado y aficionado a los videojuegos de guerra, por lo que nada podía presagiar que iba a asesinar a nueve personas a tiros en un centro comercial. Vivía con su familia en un barrio de viviendas sociales modernas y discretas, en el barrio de Maxvorstadt, una zona más bien acomodada de la ciudad, cercana al centro. A la entrada del edificio, ubicado entre una concesionaria de la marca de autos de lujo y una tienda de ropas de novia. El autor de la matanza vivía con sus padres y con hermano más joven en un apartamento de tres ambientes en el quinto piso. Había asistido a la escuela de su barrio. Los vecinos informaron que sus padres son iraníes. El padre se desempeña como chófer de taxi y la madre fue empleada de los almacenes Karstadt. Los dos llegaron a final de la década de 1990 como demandantes de asilo. "Lo siento mucho por esta familia, incluso por el chico (...) La gente dice que es porque es musulmán, pero eso no tiene nada que ver", dijo Delfye Dalbi, una vecina.

Según el ministro alemán del Interior, Thomas de Maizière, el joven se había convertido a la religión católica, por eso adoptó el nombre de David.

Sedik Ali, un afgano de 29 años, identificó al asesino como un hombre grande y macizo, pero sobre todo lo recuerda como un tipo solo, aislado de la gente. "Nunca hablaba con nosotros", contó este vecino.

Una fuente policial dijo que Sonboly era un aficionado de los videojuegos de guerra.

Muchos lo recuerdan repartiendo diarios gratuitos ayudado de un carrito.

Para Stephan, mozo del bar Treemans, ubicado en la primera planta del edificio, su lenguaje corporal trasmitía la idea de que él no quería comunicarse. "No era como los otros jóvenes de su edad, alocado con cortes de pelo a la moda. Daba la impresión de alguien tranquilo. era un chico tímido", contó.

Pasaba por delante del café pero no entraba. Fuente: AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)