Las tropas de Ankara rescataron a 40 soldados en bastión de yihadistas

Arriesgada operación turca en Siria

Tropas turcas entraron a territorio de Siria en la madrugada del domingo para rescatar a unos 40 soldados que estuvieron sitiados durante los últimos meses por combatientes del Estado Islámico mientras protegían la tumba de un venerado patriarca turco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El contingente turco cruza la ciudad de Kobane luego del rescate. Foto: Reuters

El operativo, en el que participaron tanques, drones, aviones de reconocimiento y varios cientos de efectivos, fue la primera incursión de este tipo de las tropas turcas en Siria desde el comienzo de la guerra interna hace casi cuatro años.

El Ejército dijo que no hubo enfrentamientos durante la operación, aunque un soldado había muerto en un accidente.

Los 38 soldados que custodiaban la tumba de Suleyman Shah, el abuelo del fundador del Imperio Otomano, fueron trasladados a casa, sanos y salvos. El mausoleo, que está en un lugar adentro de Siria que Ankara considera territorio soberano, fue reubicado. Normalmente, el destacamento rota cada seis meses pero el último grupo se vio atrapado durante ocho meses por combatientes del Estado Islámico.

Explicaciones.

El primer ministro Ahmet Davutoglu dijo en una conferencia de prensa que Turquía no había buscado permiso o ayuda para la misión, pero que había informado a los aliados de la coalición contra el Estado Islámico una vez que esta comenzó.

"Ha sido una operación sumamente exitosa sin perder nuestros derechos bajo la ley internacional", dijo, flanqueado por el jefe del Ejército y el ministro de Defensa. Una fuente de seguridad turca explicó que el operativo se dirigió a través de la ciudad fronteriza sirio kurda de Kobani, con el apoyo las autoridades locales kurdas.

El ministro turco de Relaciones Exteriores afirmó que el mausoleo se había trasladado temporalmente a una nueva ubicación dentro de Siria al norte de la localidad de Esmesi, cercana a la frontera turca.

El Estado Islámico y otros grupos extremistas, cuya interpretación del Islam considera que la veneración de las tumbas es idolatría, ha destruido varios mausoleos y mezquitas en Siria. Suleyman Shah era el abuelo de Osman I, fundador del Imperio Otomano en 1299. En un viaje a través de que lo que hoy es Siria, se cayó de su caballo y se ahogó en el río Eúfrates cerca del lugar donde se levanta el mausoleo, según los historiadores.

El domingo, el gobierno sirio dijo que la incursión turca fue un acto de "agresión flagrante" y que Ankara sería responsable de sus repercusiones.

En un comunicado leído por el canal de televisión estatal, Siria sostuvo que el gobierno turco había informado al consulado sirio en Estambul sobre la operación para reubicar la tumba, pero que no esperó a la aprobación de Damasco.

Por otra parte, los combatientes kurdos de Siria que habían respaldado la operación turca lanzaron el sábado pasado una ofensiva contra los yihadistas del EI en la provincia de Hasseke, en el Noreste del país, y los expulsaron de varios territorios, indicaron este domingo la ONG Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) y un partido político kurdo.

Las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) de los kurdos atacaron con la ayuda de la coalición internacional antiyihadista, que bombardea posiciones del EI en Siria e Irak desde septiembre.

Las YPG "consiguieron avanzar y retomar una veintena de pueblos, granjas y aldeas en la región", causando la muerte de unos 12 yihadistas, indicó el OSDH. Estado Islámico, Siria, Turquía, operación militar, combates

Atentado en sede de Irán

La residencia del embajador iraní en Trípoli sufrió un doble atentado con explosivos ayer, sin que se produjeran víctimas, informaron fuentes de seguridad, en un momento en el que la mayoría de los diplomáticos abandonó la capital de Libia. La embajada estaba cerrada después de que en agosto las milicias islamistas Fajr Libya lograran tomar la capital.

Alerta en EE.UU. por atentados

El secretario de Seguridad Interior (DHS) de Estados Unidos, Jeh Johnson, pidió ayer prudencia al público, tras una amenaza de ataques yihadistas contra un importante centro comercial de Minnesota y otros en Canadá y Reino Unido. "Cualquiera que tenga previsto ir al Mall of America hoy (ayer) debe ser prudente", dijo Johnson a la cadena CNN.

Mall of America, en Minnesota, es uno de los centros comerciales más grandes de EE.UU., que según su sitio web, equivale a siete estadios de béisbol de los Yankees o 258 estatuas de la libertad. La organización islamista shebab, rama de Al Qaeda en Somalia, difundió un video en el que llama a realizar ataques similares al de "Mall Westgate" en Nairobi, Kenia, que dejó 67 muertos y más de 175 heridos en septiembre de 2013, según el Centro de vigilancia de los sitios islamistas (SITE).

"La guerra apenas comenzó", dicen los shebab. "Estamos en una nueva fase en la cual las organizaciones se apoyan cada vez más en actores independientes para inspirarlos, unirlos a sus causas y para llevar a cabo sus propios ataques a pequeña escala. Estoy muy preocupado", afirmó Johnson.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)