Los fondos especulativos arremetieron ayer contra el Gobierno argentino

La "aristocracia K" según la lista difundida por holdouts

La agrupación American Task Force Argentina (ATFA), una organización de lobby financiada por el fondo especulativo NML Capital, publicó ayer un informe de prensa en el que cuestiona el crecimiento patrimonial de funcionarios del Gobierno argentino, pero no hace mención explícita a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cristina junto a beneficiarios del premio de un plan de transporte. Foto: @CFKARGENTINA

El objetivo de ATFA es ayudar al fondo dirigido por Paul Singer y los otros demandantes a cobrar la sentencia de pago de 1.350 millones de dólares que el juez Thomas Griesa dictó en contra de la Argentina por una causa de bonos soberanos en cesación de pagos.

El trabajo considera que hay funcionarios que "incrementarios su patrimonio muy por encima de sus salarios", "no explican completamente el origen de su patrimonio" y "hacen negocios con el sector público siendo ellos los que mantienen posiciones de poder".

Sin embargo, en la mayoría de los casos no me hace mención a cifras concretas. ATFA advirtió que la información recogida tiene como fuente a las declaraciones juradas ante la Oficina Anticorrupción e investigaciones judiciales y periodísticas. El informe examina los casos de 14 altos funcionarios del Gobierno kirchnerista, cuyos patrimonios tuvieron un crecimiento exponencial entre 2008 y 2011.

"Mientras el patrimonio de los funcionarios crecen, los argentinos tienen que lidiar con alta inflación, creciente desempleo y caída de la economía porque la Argentina decidió entrar en default", dijo el copresidente de ATFA Robert Shapiro durante la presentación.

Tomó como ejemplo el incremento patrimonial del que fuera uno de los funcionarios más polémicos del gobierno, el ex secretario de Comercio Interior y actual agregado comercial en la Embajada argentina en Italia, Guillermo Moreno. Según el informe el patrimonio de Moreno se multiplicó 27 veces en ocho años.

Los titulares de lobby, empero, no despejaron todas las dudas al explicar la conexión entre estos datos y la puja por el pago de los bonos.

"Queremos ilustrar que la corrupción se volvió endémica y sistémica, y debería ser una gran preocupación para los argentinos", insistió Shapiro.

Negativa Argentina.

El gobierno argentino, en tanto, ratificó que no está dispuesto a pagarle a los fondos especulativos de Estados Unidos "lo que piden" por la deuda en default, dijo ayer el ministro de Economía Axel Kicillof.

"Eso no se va a hacer con esta Presidente (Cristina Kirchner), ni con este ministro de Economía", sostuvo Kicillof al recordar que el pedido de esos fondos era de unos 1.330 millones de dólares, cifra avalada por el juez federal de Nueva York Thomas Griesa en el marco del litigio entre las partes.

El ministro insistió en que el gobierno "quiere pagarle al 100% de los acreedores, pero en condiciones justas, legales, equitativas y sostenibles".

Los fondos especulativos Aurelius y NML que ahora litgan compraron bonos de la deuda argentina cuando estaban muy baratos en plena moratoria y no aceptaron los canjes realizados en el 2005 y el 2010, a los que adhirieron más del 97% de los acreedores.

"Si se toman las mismas condiciones del canje del 2005, que es una oferta generosa, ahora tendrían 400 millones de dólares y pusieron 50 millones de dólares", indicó Kicillof sobre las cifras oficiales.

Acotó que en las negociaciones que se hicieron en Nueva York a medidados del 2014, los fondos que Argentina llama buitres ofrecieron un 15% de descuento, eso es "pasar de los 1.600 a 1.400 millones de dólares en efectivo".

Por otra parte se supo que el Gobierno argentino no está realizando pagos a tenedores de bonos que aceptaron cobrar localmente tras el bloqueo impuesto por un juez de Estados Unidos al pago de títulos reestructurados en ese país.

Según la Asociación de Damnificados por la Pesificación y el Default (Adapd), Nación Fideicomisos, que es la entidad designada para pagar la deuda reestructurada, no ha realizado desembolsos a los ahorristas que aceptaron cobrar en Argentina. "Tenemos bonistas asociados que entraron a las reestructuraciones y que no han podido cobrar sus rentas, no quedó claro por qué", dijo a Reuters Horacio Vázquez, directivo de Adapd.

"El Banco Nación tiene actividad en Estados Unidos, entonces ¿qué sucede si paga y elude la orden del juez? Podría ser pasible de alguna sanción", agregó Vázquez, refiriéndose al banco del que depende Nación Fideicomisos.

Tres hombres clave en la cúpula kirchnerista

Junto al secretario de Seguridad, Sergio Berni, Florencio Randazzo, Juan Manuel Abal Medina y Guillermo Moreno son o han sido destacados funcionarios del Gobierno encabezado por Cristina Fernández de Kirchner.

El informe presentado ayer por ATFA, junto a Moreno uno de los casos más llamativos de exponencial aumento patrimonial es del responsable de la seguridad pública Sergio Berni, cuyo estado patrimonial se incrementó en un 4.000 % en un plazo de cinco años. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, fue el único en salir a responder ayer a las acusaciones quien sostuvo que "me atacan por ser precandidato del Gobierno".

En su favor dijo que el aumento se debió "a la re-evaluación hecha por la Provincia de Buenos Aires". En cuanto a Abal Medina, que fuera Secretario de la Presidencia entre 2011 y 2013 el copresidente de ATFA informó: "Sin explicación, la fortuna de Abal Medina se quintuplicó en el último año de Néstor Kirchner como presidente".

También se detuvo en la situación del polémico Guillermo Moreno, que actualmente desempeña un cargo diplomático. "Empezó con unos modestos $72.100 en 2003 y llegó hasta casi los $2 millones en 2011", puntualizó el informe. El patrimonio de Moreno se multiplicó 27 veces en ocho años, según el informe de ATFA. Nancy Soderberg, la otra copresidenta de la institución, dijo que estos números revelaban niveles de corrupción que estarían aclanzando al gobierno.

Para Soderberg, estas declaraciones juradas muestran un "patrón sistémico, no es algo de uno o dos funcionarios, y dejan en evidencia cuán profunda es la corrupción en la Argentina".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)