crimen y desaparición

Argentina conmocionada por mujer acusada de dejar morir a su madre

El matrimonio y sus dos hijos eran buscados tras la denuncia de un familiar que no sabía nada de ellos desde diciembre. Cuando los encontraron, la mujer fue detenida por ser sospechosa de la muerte de su madre: la habría dejado morir encerrada, sabiendo que no podía moverse.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Claudia Ercoreca y Germán Fitzi. Foto: Facebook | La Nación GDA

Claudia Ercoreca tiene 39 años y es enfermera. Está casada con Germán Fitzi, de 29, con quien tiene dos hijos de 2 y 3 años. Viven en La Matanza, Buenos Aires.

Desde diciembre la familia estaba desaparecida: "La última vez que los vimos fue para Navidad. Después de eso Germán le dijo a su hermana que no quería tener más relación con la familia. Pero no fue sólo eso. Dejaron de ver amigos, cerraron las cuentas en las redes sociales y no aparecieron más por el trabajo", había informado un primo de Germán.

Finalmente la semana pasada fueron encontrados en una terminal de ómnibus de Santa Teresita. Pero la historia no terminó aquí con un final feliz.

La mujer quedó detenida por ser sospechosa del asesinato de su madre, Lida Frachini, de 76 años, cuyo cadáver había sido encontrado la madrugada del sábado último en su departamento de Ramos Mejía.

Frachini había sufrido a principios de noviembre un asalto donde la golpearon en el rostro y le lesionaron la mandíbula, por lo que estuvo internada en una clínica hasta principios de diciembre.

Tras recibir el alta, quedó al cuidado de su hija en la casa que ésta habitaba junto a su esposo e hijos, de Isidro Casanova, también en La Matanza. Pero el 28 de diciembre, por problemas de salud volvió a ser hospitalizada.

En esa situación permaneció internada hasta el 7 de este mes, cuando nuevamente le dieron el alta, pero esta vez no se quedó en la casa de su hija, sino que se fue a su departamento de Ramos Mejía.

En paralelo, una hermana de Fitzi, de nombre Denise, denunció que no tenía noticias de su hermano y su familia desde el 29 de diciembre, por lo que se inició una causa por "averiguación de paradero".

Seis días después de esa presentación judicial, los vecinos dijeron haber visto a Ercoreca salir del departamento de su madre, en Ramos Mejía, con una bolsa de basura, mientras que 48 horas más tarde -el viernes pasado-, la ahora acusada regresó al inmueble y dijo a los testigos que encontró a su madre muerta.

El jefe policial consultado señaló que Ercoreca se dirigió junto a unos vecinos a la comisaría de Ramos Mejía, donde alertó que su madre había fallecido, al parecer, por "causas naturales", e inmediatamente dijo que se iba a buscar un médico y una cochería para velarla.

Como la mujer no regresó, el personal policial se dirigió en las primeras horas del sábado al departamento de la anciana y halló el cadáver en avanzado estado de descomposición.

"A simple vista no se advertían lesiones", describió el investigador y agregó que luego la autopsia determinó que Frachini había muerto por golpes en el cuero cabelludo, cuello y tórax, y que estos traumatismos eran muy recientes y no estaban relacionados con las heridas sufridas en el asalto en Morón.

Además, los forenses estimaron la data de muerte en más de 72 horas antes del hallazgo del cadáver, por lo que el crimen ocurrió el miércoles 20 de enero, el mismo día en que los testigos dijeron haber visto allí a la hija de la víctima.

El fiscal del caso pidió la detención de Ercoreca y la acusó del delito de homicidio calificado por el vínculo.

La familia del esposo de la detenida sospecha que alguna secta podría estar vinculada con el cambio de costumbres de su familiar.

Según la abogada de la mujer, Fernanda Herrera, es de vital importancia que el esposo de Claudia amplíe su declaración y que comparta "las mismas condiciones" que su defendida.

También aseguró que cuando Ercoreca declare, ya que ayer se negó a hacerlo ante el fiscal de La Matanza, "va a ser sorprendente".

"Ayer me enteré que desapareció una suma de dinero de la casa de la madre de Claudia", informó la abogada remarcando la responsabilidad de la enfermera en este asunto.

La abogada, quien también se desempeña como cantante de cumbia, habló de la importancia de la declaración de su defendida para que use su derecho "declarar y aclarar todas esas cosas que afirmó su marido" sobre supuestos "delirios místicos".

Luego de finalizados los peritajes psiquiátricos Ercoreca fue trasladada nuevamente la Comisaría de la Mujer dela Tablada.

"Claudia está muy mal y necesita la contención de un profesional", aseguró Herrera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)